Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

7 libros que hicieron sudar a la literatura por su contenido sexual

guia-para-escritores-eroticos-estas-son-las-peores-escenas-de-sexo-de-la-literatura
23/04/2016

Cuando de tabúes se trata, el sexo siempre será esa fruta prohibida por la que muchos aparentan ofenderse. Comenzando con la clásica historia de la Biblia en donde Adán y Eva se entregan al “pecado”; pasando por las ciudades orientales en donde todavía las mujeres deben adecuar sus ropas, pues mostrar demasiada piel incita “transgresiones ofensivas” hacia los hombres. Por siglos las civilizaciones han intentado negar que el humano por naturaleza cede a las pulsiones de la piel y a los apetitos de la carne. Pero sabemos que así sea mediante el intercambio de un “inocente” sextape o la lectura de un par de líneas que alborotan esas fantasías reprimidas, el innombrable siempre está ahí para recordarnos que no somos más que mamíferos bípedos Antes de que Hedy Lamarr  despertará un escándalo con su desnudo en Éxtasis de Gustav Machaty en 1933, y Lars von Trier llevara a un nuevo nivel el significado de contenido “explícito” en Nimphomaniac (2013),  los libros ya habían sufrido su tanda de escándalos por la narración de historias y situaciones sexuales consideradas ofensivas e injuriosas para la época. Temas como el del lesbianismo, la prostitución y la pedofilia son algunos de los relatos que escandalizaron a más de uno cuando sus escritores dieron rienda suelta a la creatividad. La historia literaria siempre ha tenido sus libros de culto y sus libros de infamia, ya sea por razones políticas, religiosas o sexuales, estos últimos son espejos de una parte de la sociedad que se niega a mirarse.

En el día del libro, en UB hicimos una radiografía de los textos más controversiales, prohibidos en su época por su contenido sexual, cuyas narraciones no dejan mucho espacio para la imaginación. A continuación te presentamos el top 7 de los libros que revolvieron la literatura por su contenido sexual. 1- Lolita (1955) Vladimir Nabokov large Esta novela de los años 50 es la más conocida del escritor ruso Nabokov. Hoy en día es considerada un clásico de la literatura pero  cuando se publicó fue recibida con grandes críticas gracias a la temática. El libro narra la historia de Humbert Humbert, un profesor cuarentón refinado y hedonista que se obsesiona con Lolita, la hija de 12 años de una viuda que eventualmente acepta como esposa para estar cerca de la puberta.  En la novela intervienen la atracción perversa y anormal por las nínfulas que para él representan las pre adolescentes y el incesto.  La historia es narrada por el propio Humbert, quién describe la tortuosa dependencia que siente cada vez que ve a Lolita . “Lolita” es también un retrato ácido y visionario de los Estados Unidos y de la cultura del plástico y del motel.

El editor del Sunday Express dijo que era “el libro más sucio que había leído”. En 1955 el Home Office retiró todas las copias del libro con el argumento de que era pornografía. Los franceses lo prohibieron al año siguiente.

El fragmento: “Lolita, luz de mi vida, fuego de mis entrañas. Pecado mío, alma mía. Lo-li-ta: la punta de la lengua emprende un viaje de tres pasos desde el borde del paladar para apoyarse, en el tercero, en el borde de los dientes. Lo.Li.Ta”. Mrs. Dalloway (1925) Virginia Woolf      via GIPHY

Durante su carrera como escritora y feminista literaria Virginia Woolf ha sido una de las mujeres más controversiales y brillantes del mundo de las palabras. Sus continuas depresiones e intentos de suicidio, aunados a la relación oculta y “prohibida” con una de sus mejores amigas, escandalizaron a toda una generación. Estas confesiones se hacen físicas en “Mr Dalloway”, una novela donde todas las acciones ocurren durante un solo día en el mes de junio.

Virginia Woolf tuvo un affaire con una mujer casada, Vita Sackville-West. La autora de Mrs. Dalloway le pedía por escrito a Vita que dejara a su marido: “Mira Vita, deja a tu hombre e iremos a Hampton Court y cenaremos junto al río. Caminaremos por el jardín a la luz de la luna, y regresaremos tarde a casa y tomaremos una botella de vino y nos marearemos apenas, te diré todas las cosas que tengo en la cabeza, millones, infinidades —cosas que no se mueven por el día, solo de noche por el río—. Deja a tu hombre, te digo, y ven”. La mujer, que era una aristócrata inglesa, perdía todo remilgo frente a la escritora que Nicole Kidman interpretó en The Hours: “Te amo demasiado para eso. Demasiado, en efecto. No tienes idea cuán lejana puedo ser con quienes no amo. Lo he convertido en un arte. Pero has vencido mis defensas. Yo no lo resiento” escribía Woolf en los años veinte.El amante de Lady Chatterley (1928) D.H. Lawrence Pic005 Lawrence es por excelencia uno de los destacados pensadores e intelectuales en cuanto a sexo en la literatura se trata. Al momento de su muerte la opinión pública lo tildaba de pornógrafo; sin embargo, la visión de la sexualidad que se percibe en sus obras hicieron que hoy sea considerado uno de los grandes novelistas de una generación. Lady Chatterley  es considerada como una de las obras maestras del erotismo de la Edad Moderna.

Fue publicada por primera vez en el año 1928 en Florencia (Italia), provocando un gran revuelo entre el público puritano de los países anglosajones de la época. Fue  tachada de escandalosa y pecaminosa, siendo inmediatamente prohibida su publicación. En 1932 consiguió ver la luz una edición censurada, pero no fue hasta el año 1959 cuando se publicó una edición íntegra para todo el público.

Llena de referencias de carácter sexual Lawrence narra en “Lady Chatterley” la historia de Connie, una joven rica casada con un aristócrata parapléjico que mantiene relaciones con el guardabosques de la propiedad de su marido. Sus encuentros sexuales son descritos con todo detalle y cizaña. Si bien hoy en día nada sorprende y este libro lo podríamos leer con voracidad, no es difícil imaginar porque en su época causó revuelo la intensa y sugerente relación entre una mujer de alcurnia y su jardinero. Emmanuelle  (1959) Marayat Rollet-Andriane  sylvia-kristel-muerte--644x362 Rollet-Andriane es una de las figuras literarias más influyentes y controvertidas del siglo XX. Sus novelas fueron malentendidas, atacadas, e incluso prohibidas por su abierto tratamiento de los temas sexuales. La novela Emmanuelle fue publicada y distribuida clandestinamente en Francia sin el nombre del autor en 1959. En las ediciones sucesivas se le dio el apodo de Emmanuelle Arsan, y posteriormente se reveló que era Marayat Rollet-Andriane el verdadero autor.

En el libro  la ley a la que obedece Emmanuelle, una joven de 20 años que llega a Bangkok a reunirse con su marido, es la de hacer el amor a todas horas. De día o de noche, en cualquier circunstancia, con quien sea, ya sea él o ella, o ellos y ellas. Así, en el marco exótico de una sociedad neocolonial, europea, restringida y refinada, Emmanuelle descubre su cuerpo y va al encuentro de una filosofía «natural» y optimista, que Dionisio en la Grecia antigua había preconizado ya con tanta valentía. Este libro que durante largos años fue considerado como escandaloso y con una vida prácticamente clandestina, ha pasado a ser hoy en día una obra clásica de la literatura erótica contemporánea. Las edades de Lulú (1989) Almudena Grandes. large Obtuvo en el año 1989 el IX premio La Sonrisa Vertical de narrativa erótica, y narra la vida de una adolescente de quince años carente de afecto que sucumbe a la atracción que ejerce sobre ella Pablo, un joven amigo de su hermano. Después de esta primera experiencia sexual Lulú alimentará continuamente el deseo por este hombre. La pareja se verá inmersa en una larga historia de amor y pasión que se irá haciendo cada vez más compleja y envolvente dentro de un excitante mundo de experiencias, fantasía, erotismo y acuerdos privados.

El sexo es el lubricante que mantiene la trama encendida y al lector expectante; en esta obra el amor sucumbe ante la no correspondencia. Lulú es una niña sumisa que pertenece un hombre que puede hacer lo que quiera con ella. En la trama intervienen gays y travestis practicando sexo bien consigo mismos, entre dos, tríos u orgías.  En este sentido, se habla de sexo no sólo restringiéndolo a un colectivo, sino expandiéndolo a toda clase de seres humanos y su condiciones.

La frase: “(…) me quedé sentada encima de sus rodillas. Me rodeó con sus brazos y me besó. El solo contacto de su lengua repercutió en todo mi cuerpo. Mi espalda se estremeció. Él es la razón de mi vida, pensé. Era un pensamiento viejo ya, trillado, formulado cientos de veces en su ausencia, rechazado violentamente en los últimos tiempos, por pobre, por mezquino y por patético”. Trópico de Cáncer  (1934) Henry Miller 6897998452_e8301980c8_b El libro sigue la vida de su autor: Henry Miller. Escrito en primera persona este narra sus encuentros sexuales con amigos y colegas, una exposición abrupta de americanos expatriados viviendo en Francia. Casi tan pronto como salió la Corte Suprema de Pensilvania lo declaró “un hoyo de putrefacción, una reunión resbalosa de todo lo que está podrido en la depravación humana”. Definitivamente no estaban listos para que George Orwell luego lo declarara “el libro más importante de los años 30”.

A menudo es calificada como una novela erótica y muchos acuden a leerla atraídos por ese olor dulzón, pero “Trópico de Cáncer” carece por completo de erotismo, lo que no implica que no esté exenta de referencias sexuales de lo más explícitas. Ñapa: 50 Shades of Grey (2011) 50-shades-of-grey-gifs-27 Aunque esta saga no es una de las grandes obras de la literatura, ni erótica ni de ningún tipo, en UB la incluimos como ñapa porque si hay algo que causó entre los teenagers y mujeres fue revuelo. La historia de una chica virgen que se deja seducir por un atractivo empresario hasta el punto de dejarle jugar a todo tipo de encuentros y fantasías sexuales se convirtió rápidamente en trending mundial y un must read. Las peculiares prácticas sexuales de Grey desconciertan a Ana, al tiempo que ella descubre los límites de sus propios y más oscuros deseos. El libro vendió más de 25 millones de libros y la película no se quedó atrás.