Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

7 tips para hacer porno casero

porno-casero-2-UB
| | |

Son muy pocas las parejas, que hoy en día se atreven a grabar su propio “porno casero”. Generalmente, el impedimento es la desconfianza, la poca autoestima, el no saber cómo y hasta por pensar que no tienen los instrumentos necesarios. La verdad es que un video porno casero se puede convertir en el mejor antídoto para avivar la llama, salir de la rutina y hasta descubrir que con sexo y mucha actitud se pueden volver a encontrar a sí mismos. Y es que ¿habrá algo mejor que ser nosotros mismos los protagonistas de nuestra película porno?

Siempre debemos tener en cuenta que si estamos decididos a hacerlo debe ser con una persona a la que le tengas confianza, tampoco queremos que nada de esto se vuelva público o viral. Debe ser tu pareja estable o alguien a quien le confíes tu vida. Hay que actuar con mucha cautela, nunca hay que decirlo, y lo más importante: tienes que buscarle un propósito a toda esta aventura. El cómo y para qué lo que queremos hacer. Y es aquí donde te ayudamos:

1. Comunicación

La base de toda relación. Es vital que hables con esa persona. Hazle varias propuestas y déjalo a la imaginación. El secreto: ninguno de los dos se debe sentir incómodo o forzado. Piensen en sus fantasías y fetiches, lo que les gustaría ver del otro. El video no tiene que ser igual a una cinta de Sasha Grey.

2. Creen una historia

No le busquen complicaciones. Lo sencillo siempre funciona mejor, acudan a sus fantasías: historias de doctor y enfermera, jefe y secretaria. O cosas más sencillas como grabarse al hablar sucio y que los dos terminen haciendo el amor frente a la cámara.

3. Producción 

Es vital que cuides tu entorno. Aunque el video lo deben borrar al terminar su jornada caliente, es vital que cuiden ciertos aspectos para que su gran película sea decente. Estos objetos deben ser las sábanas, objetos que los rodeen, ropa interior limpia. Algo de higiene personal, también sería lo ideal. En cuanto a la cámara, puede ser fija o de celular. Ideen cómo quieren las tomas: estáticas o en movimiento con el teléfono.

Es muy excitante ver como tu pareja con cámara en mano, empiece a hacer “travesuras” mientras la grabas. Un plus, pueden no grabar la cara y dejarlo para el recuerdo. Eso sí, cuídate de tus marcas personales, ellas logran delatarte.

4. Iluminación 

Busquen al momento de grabar una iluminación en la que ambos se sientan cómodos. Tipo hotel. Busquen graduar la luz para tapar imperfecciones y que aún se vea lo que ambos quieren darse el uno a otro. Mujeres, esta también es una forma de hacer más romántica la película.

5. Posiciones sexuales

No busquen el libro del Kamasutra y tampoco se queden en lo básico. La idea es que sean sexys, pero no toda la acción está en el misionero o la vaquerita. O por el contrario, realizar posiciones estrambóticas donde no puedan sentirse cómodos.

6. Música 

Es una alternativa. Si creen que no se pueden sentir cómodos y relajados al hacerlo por primera vez. Poner música o encender el TV pueden ser sus mejores aliados para deshinibirse y entrar en calor. Mientras más cómodos y seguros estén de su sexualiadad y cuerpo, mejor.

7. Manos a la obra 

Muévete con gracia y sin pudor. Usen este momento para conectarse, sentirse y pasarla bien. Utilicen el deseo a su favor y que la pena nunca sea una excusa. Siempre se puede ser más sucio en la cama.

¿Tú has hecho tu propio video sexual casero? ¿Te atreves? ¿Harías uno más? ¿Qué problemas tuviste durante esta experiencia?