Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Así es el deportivo eléctrico más rápido del mundo

rimac feature

Se llama Rimac Concept One y cuenta con cuatro motores capaces de entregar casi 1.100 caballos de potencia, cifra que deja muy atrás a sus competidores más conspicuos Entre los deportivos más espectaculares del momento, el Rimac Concept One tiene sobradas razones para destacar: además de su elegante figura, este bólido tiene la particularidad de ser el auto eléctrico más rápido que existe, una condición que ha puesto a pensar a fabricantes tradicionales sobre la conveniencia de aportar más fuertemente a las energías renovables que a los contaminantes motores de combustión.

rimac 2

Construido artesanalmente por un fabricante croata, a simple vista el Rimac no guarda relación alguna con los súpercars de estos tiempos, que despunta por sus estrafalarios diseños. Todo lo contrario. La sobriedad de Pininfarina se impuso para dar vida a un auto sobrio que despunta por sus líneas suaves y fluidas, sus ampliara caderas y el llamativo fajín de otro tono que recorre todo el contorno.

Techo bajo, amplias ruedas y el inconfundible silbido propio de los autos eléctricos de altas prestaciones, son características que no pasan desapercibidas en este hermoso espécimen que llegó para dar batalla a las grandes marcas con su propuesta sencilla y eficiente.

Y vaya que es eficiente: mientras que un deportivo convencional transforma entre 17% y 21% de la energía de la gasolina en mover las ruedas, el Concept One utiliza 62% de la corriente en impulsar al vehículo. El planeta lo agradecerá.
Sin haber inventado la rueda, el fabricante de Zagreb tomó prestada la tecnología desarrollada por otros y la mejor sustituyendo el vetusto motor a gasolina por cuatro motores eléctricos colocados en cada rueda, lo que de paso permite distribuir uniformemente la potencia.

Con una potencia conjunta de 811 kW, los propulsores pueden transformar toda esa energía en 1.088 caballos, cifra muy superior a la que entregan los motores tradicionales de sus pares italianos o alemanes. Es además capaz de recorres hasta 400 kilómetros sin necesidad de recargar, aunque a 90 km/h la autonomía se extiende a 600 km.

Con esta fuerza, el Rimac alcanza costas verdaderamente sorprendentes: puede acepar de 0 a 100 kilómetros por hora en apenas 2,6 segundos y es uno de los pocos autos que puede ir de 0 a 300 km/h en solo 14,2 segundos. La velocidad máxima está limitada a 305 km/h, cifra que ya supera a la de la mayoría de sus competidores y lo acerca a los hypercars más rápidos.

rimac 3

Y como se trata solo de un auto rápido sino también elegante por fuera y por dentro, el lujo que derrocha el interior semeja el de cualquier sedán de alto calibre: cueros bitono y fibra de carbono tapizan todo el interior, mientras que el piloto solo tendrá que ver una pantalla para estar al tanto de todos los parámetros de conducción.

Por si fuera poco, Rimac es un auto más que exclusivo: aunque se preveía fabricar 88 unidades anuales, la empresa decidió reducir el número a solo 8 carros al año, razón que seguramente moverá algunas pugnas entre los compradores con 820.000 euros (más de 925.000 dólares) en el bolsillo para pujar por uno de los pocos autos disponibles.