Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Carla Müller: “No tengo nada operado, todo es natural”

Feature-UB-CarlaMuller-AlejandroCremades
06/02/2018
|
ENTREVISTA: ANDRÉS GONZÁLEZ CAMINO (@ANDROSVAL) | FOTOGRAFÍAS: ALEJANDRO CREMADES (@DONCREMADES)

Carla Müler es actriz y modelo. Luce excepcional frente al lente y además, lleva la conversa a millón. Nada más idóneo para una buena entrevista. Así es como UB la retrata.

Simpatía y confianza pueden ser dos características que tiene Carla Müller para abordar esta entrevista. Ya anteriormente puso en el tapete sus ideas en cuanto a roles interpretativos, como el de la escritora y filósofa Simone de Beauvoir en el monólogo teatral “Manual para mujeres infames”. Ahora hace lo propio con su misma imagen, por no decir cuerpo de mujer.

Esbelta, llamativa y concisa, Carla te tiene la respuesta para los quehaceres de la vanidad en un mundo absolutamente competitivo, incluyendo todo el asunto de resguardar la belleza dentro de un cánon no tan estricto, pero que sí comparece ante la palestra del espectáculo con algo de rigor.

Dentro de lo personal habla del amor propio como “un poquito de por favor con uno mismo. Es como echarse una sobadita en la espalda y decirse: ¡Vas bien, te lo mereces! Me considero y me respeto. Yo-me-mi-mo”.

Pocas veces en UB hemos tenido la posibilidad de que alguien se exprese de tal manera respecto a lo buena que puede estar. Esta actriz y modelo les trae a la hora de mostrarse en la manera que sea.

UB-CarlaMuller-AlejandroCremades-2

 

— ¿Por qué te gustó la idea de aparecer en UB?

— Me parece interesante el tema de vender carne. El “dame piel”. En este momento, en el cual he interpretado a alguien como Simone de Beauvoir, que seguramente hubiese estado en contra de este tipo de cosas, quería como meterme en un desdoblamiento en el tema feminista, si así lo podemos llamar. De hecho, Simone de Beauvoir tiene una retrato de ella donde aparece con la espalda desnuda. A pesar de todo, ella disfrutó su sexualidad como quiso y nunca mostró un pedazo de piel, al menos en fotos.

— De todos modos, hay íconos que fueron sex symbol y a la vez tenían una personalidad fuerte en el tema de la feminidad, como es el caso de Marilyn Monroe.

— Claro, porque es totalmente legítimo que tú te lances como un sex symbol. Es un tema que tiene mucha tela que cortar. Por cierto, me encantaría hacer un monólogo interpretando a Marilyn, una gran incomprendida.

UB-CarlaMuller-AlejandroCremades-3 UB-CarlaMuller-AlejandroCremades-6

— Dentro del estereotipo de belleza venezolana: la “mami convencional” o alguien como tú. Obviamente hay mucho más. ¿Cómo te manejas en ese aspecto? ¿Cómo afrontas la belleza siendo tú misma? Porque este es un país que categoriza instantáneamente. ¿En qué medida crees la belleza influye en el hecho de ser una actriz destacada?

— En Venezuela ya sabemos que rige el siguiente patrón: para ser protagonista tienes que estar “explotada”. A mí me ha importado mucho y me he enfocado realmente en estudiar alrededor de mi carrera actoral. Yo considero que tengo un fenotipo muy particular, una belleza real no muy común. No suelo ser la barbie de pelo liso. Mi pelo es rizado. No soy una belleza estándar. Es muy cómico, porque para los comerciales que hago siempre me quieren con el pelo secado. Salvo casos específicos. Entonces me quieren a mi con el pelo liso. Y les digo “búsquense a alguien con el cabello liso”. Es como estar subvalorada, en ciertos casos.

— Pero sí te has hecho cirugías. Te pusiste lolas, ¿no?

— No. Para nada. Todo es natural. Y la nariz tampoco me la he tocado.

UB-CarlaMuller-AlejandroCremades-1

— Igual tienes una rutina de modelo a nivel de ejercicios y todo eso.

— Totalmente. Ejercicio semanal, tres veces. No precisamente en un gimnasio, porque me cansé de sentirme un hamster. Eso sí, ahí pude aprender todas las cosas que necesito para hacer. Ahora ahoga yoga en El Pedregal. Subo al Ávila y hago un workout yo sola ahí arriba, o si no me anoto en el crossfit y el TRX del parque del Vizcaya. Sumado a los tres litros de agua diario, como muy sano. Tengo un huerto en mi casa. La cosecho yo misma. Pero suelo comer de todo y lo que disfruto mucho es cocinar. Como demasiado, y por eso tengo que tener un esmero en que la comida sea buena y sea rica. Es una dieta, en ese sentido. En cuanto al cutis, es un tema hipersensible y más cuando te están maquillando todo el tiempo. Y el cabello, como lo dije antes, es todo un proceso. Siempre debo estar hidratándolo. El asunto es tener claro que toda mujer que trabaje con su imagen debe estar involucrada en todo esto. Hay que producirse y hay que estar clara.

— La tendencia está cambiando. Ya no es el tema de “tetas operadas” si no más bien, algo más esbelto y simple. En Venezuela estamos quedados en esa.

— Sí. Claro que está cambiando. Pero no te creas, en México la industria sigue pegada con el tema de las telenovelas, casi intravenoso con el tema del prototipo de mujer latina “montada”. Y es una industria grande a la cual mucha gente aspira. Incluso yo. Es complicado cuando tú te hallas en el contenido y en la autenticidad para no volverse una más del montón. Pero hay que encantar y llegar a esos puestos. Hay que buscar que digan: “Ella es especial porque es distinta”. Todo tiene que ver con ese filtro del Miss Venezuela.

UB-CarlaMuller-AlejandroCremades-7

— Hablando de eso. Recuerdo que en Facebook, hace algunos años, hiciste una especie de “petición online” para que votáramos por ti para ser Chica E! Dentro del párrafo había como una justificación excepcional en la cual casi te disculpabas por el hecho de que estabas haciendo “eso”, y que en verdad lo que querías era ganarte un carro. ¿A quién le estabas mandando ese mensaje?

— ¡Qué bolas que te acuerdes de eso! Mira, fue en realidad un autosabotaje. En ese momento estaba en la disyuntiva de dejar mi trabajo y dedicarme a lo que hago ahora. Y en verdad me parecía increíble que una plataforma como ese concurso te diera la posibilidad de tener un carro y lo aplaudo. Yo, quizá de manera muy naive (ingenua), tuve que tratar de justificar muchas cosas al respecto cuando era realmente lo que quería hacer. Todo para evitar juicios. Que si esta niña es banal o quiere meterse allí por algo. Y resulta que no. Ahora lo veo de otra manera. ¿Cuál sería el problema? Yo creo que toda esa justificación fue un error.

— Dentro del tema del acoso sexual en el medio. El #MeToo. ¿Cómo se vive eso en el entorno venezolano?

— Bueno, hay posiciones encontradas y está claro que sí hay abusos y al fin es que están saliendo a relucir mediáticamente con el #MeToo y el caso que estalló con Harvey Weinstein. Pero sí, creo que hay mucha idea de llamar la atención como estrategia mediática. En el caso venezolano no podemos escapar de la emblemática monstruosidad que sucedió con Linda Loaiza. Han pasado 18 años de su tragedia y ahora es que una Corte que se va a encargar del caso. Imagínate la cantidad de casos no registrados.

UB-CarlaMuller-AlejandroCremades-8

— Bueno, lo de Loaiza es algo sin parangón y sin nombre. En el caso al que nos referimos es al acoso cotidiano, al piropeo, o a la insinuación.

— Claro. De todos modos en el caso del día a día, con el tema de la belleza en Venezuela hay una realidad que no se puede negar. La mujer tiende mucho a “sexualizarse” o a dejar ser sexualizada como herramienta para conseguir objetivos. Y eso no parece importarle a muchas. Ojo: no quiero generalizar. En mi caso, repito, la idea de salir en UB, que podría generar algo de reticencias por el cliché de “mamita de taller mecánico”, es algo plenamente lúdico.

Síguela

Carla Müller | Instagram: carlajordana

Entrevista: Andrés González Camino | Instagram:  androsval

Fotografía: Alejandro Cremades | Instagram:  doncremades | Twitter:  @doncremades

Maquillaje y estilismo: Judith Padrón | Instagram:  judith.padron

Vestuario: Feel Rebel | Instagram:  feelrebel