Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Chancear con emojis y no morir en el intento

emojis
22/03/2017
|
COMPOSICIÓN GRÁFICA: PEDRO AGRANITIS

La tecnología ha revolucionado el arte de la seducción. Las aplicaciones móviles, son el nuevo terreno de juego para la búsqueda de sexo y relaciones

El amor ya no funciona como antes. Gracias a la tecnología y al mundo digital los románticos enamoran por las redes sociales, comenzando por un “me gusta” a una foto o video, dando un “toque” o simplemente comentando y curioseando todo lo que haces.

Antes de seguir, recordemos a qué llamamos “Cortejar”, según el portal web blogs.20minutos.es – es la acción de intentar agradar y seducir a otra persona, con la intención de iniciar una posible relación sentimental e incluso simplemente para ganarse sus favores y simpatías-.

Mi madre me cuenta que en su época -no muy lejana- como en los años 70, la manera en como mi padre la conquistó fue a través de indefinidos encuentros, cartas, flores y un libro de yoga que traía adentro una rosa. “Me invitó a un café, me dio una sortija que decía “amor” y me preguntó que si quería ser su novia”. Ella ya esperaba esa propuesta con ansias, pues el cortejo persistió durante 4 meses.

Para no irnos muy lejos, hace 10 años se podía ver que las parejas aún se conocían en fiestas o se presentaban por amistades mutuas. De igual forma los detalles como flores, cartas, arreglos con peluches y demás regalos como apoyo en este cometido. No es que se ha acabado esta forma de cortejar, sino que en tiempo de conectividad el romance ha cambiado. San Antonio pasó a segundo plano como opción para conseguir novio. Hoy puedes obviar el maquillaje, peinado, inclusive hasta el outfit indicado para ir a un bar con tus amigas.

Basta con que tengas un smartphone, subir una foto atractiva transformada por alguna aplicación de “Make Up” y con un sinfín de “filtros”, para conseguir cita y pretendientes. Las cartas de amor son sustituidas por mensajes de textos. Alexander Acosta, un amigo, me confiesa que ha conseguido citas a través de su celular sin tanto esfuerzo: “Si logro conversar con una mujer en el lugar ‘que sea’, le pido su número de teléfono, al irse le escribo lo linda que estaba. Durante varios días le vuelvo a escribir para saber cómo le va y ya luego la invito a salir”. De esta manera, existen variedades de aplicaciones como “Tinder” que sirven para conseguir encuentros amorosos.

Según la página web expandedramblings.com, para 2016 gracias a esta app se habían creado 10 millones de relaciones de las cuales, un 54% de los usuarios son solteros y un 3% divorciados. Asimismo, a través de una pequeña encuesta dentro de nuestra sala de redacción constatamos lo siguiente:

- 6 de 10 personas han descubierto algo indebido de su pareja a través de las redes sociales. Shakira Di Marzo nos cuenta que al “stalkear” a su pareja, se ha dado cuenta sobre comentarios y “likes” que su novia ha hecho hacia la persona menos indicada.

- 5 de 10 personas han tenido alguna vez discusiones con su pareja a través de las redes sociales. José Rodríguez nos confiesa haber terminado una relación gracias al Instagram y a través de ella.

- 10 de 10 personas se molestan cuando su pareja lee el mensaje y no responde (los deja en visto “doble check azul”). Esto es una muestra de que incontables personas prefieren ahorrar el mal momento de enfrentar a su pareja de frente y deciden expresarlo por las redes sociales o servicios de mensajerías.

También se crean emociones negativas como los celos, además de ser una fuente de conflicto al siempre querer “stalkear” a esa persona. Modo Emojificado Hoy en día, las comunicaciones se han “emojificado” por todo el mundo con imágenes digitales que expresan numerables gestos y mensajes. De hecho, algunos lingüistas aseguran que esta nueva forma de comunicación se asemeja mucho a los jeroglíficos de los antiguos egipcios.

Emojis2

Se presentan miles de interpretaciones al usar dichos emoticones. Por ejemplo, mientras una carita que pica el ojo puede sonar como coqueteo para alguien, para otra persona simplemente puede ser visto como un gesto amigable. Todo depende de la percepción de la persona, la cantidad de veces que la usa y el contexto.

Pero para nadie es un secreto que hacer uso de estos emoticones está entre nuestras herramientas para encantar, elogiar, y sobre todo cortejar a esa persona que queremos. Basta con solo echar un vistazo en el perfil de alguien, para conocer hobbies, gustos, obsesiones, e incluso, estado civil.

El lenguaje de los emoticones en la actualidad ha evolucionado, de tal manera que puedes enviar cualquier mensaje a través de estas imágenes. Las personas se ahorran el tiempo para cortejar con lo tradicional y ahora van al grano.

Aquí te mostramos algunos casos con el uso de los emojis:

Diccionario-Emoji (1)

¿Cómo serán la Julieta y el Romeo del futuro?