Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Chicas Indepabis: la estafa de las fotos en las redes

Feture Indepabis UB 2
10/07/2017
|
FOTOGRAFÍA: ALEJANDRO CREMADES

En los bajos fondos del mundo de la publicidad en medios digitales pulula un término no muy conocido. Se denomina “Síndrome Indepabis” cuando en redes sociales una persona elabora una versión de sí misma a través de una foto que genera mucha expectativa y atractivo para los usuarios, pero que no corresponde con la realidad. Exploramos el fenómeno con el equipo de UB

 

Hablamos de publicidad engañosa. Es común ver que algún aviso cree una visión ideal, al punto de venderse como algo que no es tal. Ejemplo: hamburguesa de comida rápida, productos de infomerciales o cremas antiarrugas. Es parte del juego publicitario. Estamos claros que eso sucede en todo el mundo. No sólo en apariencia, sino en cantidad, o cualidad-calidad. En este caso pensamos que se trata de igual manera en la autopromoción de la personalidad.

El término Indepabis proviene claramente del organismo que regula las promociones y cuida a los consumidores y usuarios de aparentes engaños o promociones fraudulentas. Los creativos publicitarios en momentos de ocio se dedican a revisar o stalkear perfiles de chicas en Facebook o de Instagram para determinar y apostar qué chicas o chicos son pura pinta en las fotos de perfil. O tienen buena fotogenia, o trabajan el ángulo para parecer una bomba sexy de ilusiones que nada que ver. “Provoca llamar al Indepabis.”  “Es como el “¡Coño! ¡Nojoda! en Digital.”

“Se trata de algo que asumen los usuarios de redes para proyectarse en base a una especie de autoestima baja. Se establecen mecanismos de defensa ante los otros, sobre todo en ese espectro público. Estas personas consiguen su objetivo en la vida real: una cita, un encuentro. De allí depende que la persona sea capaz de convencer, una vez descartada la falsa cualidad de la apariencia, y compensar con fluidez verbal u otro atributo que resalte. Incluso la ropa íntima.” Nos explica el psicólogo Rigoberto Uzcátegui.

 

Ejemplos:

Snapchat y sus filtricos famosos

Selfies de Facebook e Instragram.

Tinder (como en ninguna otra red).

 

Meli bellayfea UB

 

Milla bellayfea UB

Del mismo modo, fotógrafos y diseñadores de UB utilizan las técnicas photoshoperas. Sin embargo, Alejandro Cremades nos cuenta: “lo que te puedo decir como fotógrafo con fines estéticos y de belleza es que no se puede confiar plenamente en las fotos de redes sociales.” Cremades tiene una experiencia de 20 años en el ramo y se codea entre las modelos más famosas del país. Así ya no salgan en la revista.

Meji bellayfea UB

 

Shaki bellayfea UB

Por su lado, Cremades asegura que él es sincero y antes de caer en las fauces de las apariencias falsas prefiere no hacer fotos. “Las reboto. Yo no me meto en ese peo. Si no, se las paso a Héctor o a un amigo freelance.”

Héctor: “cuando la cosa no tiene remedio lo mejor es tomarle fotos de espalda, también hacer fotos de noche y sin flash sirve. Es cuestión, más que de retoque, sacar lo que uno no puede ver que está dentro. Ahorita justamente tengo un amigo fotógrafo, un colega, estaba trabajando en una de las mujeres más feas que he visto. Hay otros que aplican las de decirles que posen mirando por la ventana.”

Hay comodines cuando ya es muy tarde, según Héctor Trejo. “Los productores de UB tienen un recurso de utilería: pelucas, lentes, máscaras, los mejores kits de maquillajes y pare de contar.”

Pedro Agranitis, diseñador, galán de Facebook – y de la vida-, de padres griegos, afirma que ha sido engañado por las apariencias falsas de la red social. “Conocí una jeva por Facebook. Le dije pa’ salir con unos panas. Y cuando la vi dije ‘no seas maaaalo’”.

Ainhoa bellayfea UB

En el caso de los hombres ha habido casos incluso de gente que pide que se le resalten los cuadros abdominales con photoshop. El amigo de Héctor se rehusa a tratar modificaciones de apariencia con el sexo masculino. Pero sí existen “agrandamientos” propios del photoshop a niveles escandalosos.

¿Cómo adivinar cuándo se trata de esto? Mucho cuidado con las tomas o ángulos cerrados que se presenten en la foto. La comparación es también importante. En Facebook, por ejemplo, pueden ver etiquetados que hacen otras personas del caso en cuestión. Y ahí es probable, en la planitud y naturalidad del asunto, determinar el síndrome. Si no existe ninguna de estas fotos en plan natural, es porque quizá lo más probable es que se trate de un perfecto “INDEPABIS”.

“Para evitar futuros engaños hay que ver la realidad. Ver a la persona a las 6 a.m.. Ver foto de carnet o de cédula”. Declara Héctor Trejo.

Duck Face y Cenital, son las clásicas técnicas para resaltar los placeres carnosos que cualquier mujer puede tener. Hace que la mirada se desvíe y se pierdan detalles de fealdad en cara u otras partes del cuerpo.

Cabe destacar que la chicas que aparecen en este artículo NO SON INDEPABIS. Todo lo contrario. Lo único que de verdad esperamos es que el organismo no nos llegue a nosotros de alguna forma por utilizar su nombre en este insulso concepto e infantil juego de oficina. Pazguatada y parrafada junta que se le puede ocurrir a uno para evitar hablar de tanta crisis.