Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Conor McGregor: “Perdimos el partido, pero ganamos la batalla”

Conorfeature
08/10/2018
|
FOTOGRAFÍA: @THENOTORIOUSMMA (VÍA TWITTER)

El luchador irlandés compartió un mensaje en Twitter afirmando que perdió el partido, pero que ganó la batalla. El tuit estuvo acompañado de una fotografía luego de la pelea contra Khabib Nurmagomedov

El pasado sábado, el ruso Khabib Nurmagomedov venció al irlandés Conor McGregor y conservó su título de los pesos ligeros de la UFC durante una pelea en el T-Mobile Arena de Las Vegas en la que la policía tuvo que intervenir debido a una fuerte pelea entre los combatientes y el público.

Dos días después, McGregor publicó una fotografía suya en su cuenta oficial de Twitter acompañada de un mensaje que dice: “Perdimos el partido, pero ganamos la batalla. La guerra continúa”.

En la imagen se puede apreciar su ojo izquierdo hinchado y morado.


Tras la derrota de McGregor, Nurmagomedov se lanzó por encima del octágono al rincón de su oponente, aparentemente para golpear al entrenador de su rival, Dillon Danis, provando una pelea multitudinaria en la que varios miembros del público subieron al cuadrilátero a atacar al irlandés mientras este se recuperaba, obligando a la policía a intervenir. En este sentido, el jefe de la UFC, Dana White, se negó a entregarle el cinturón a Nurmagomedov por miedo a provocar más conflictos y señaló que el cheque del ruso fue retenido mientras se estudian los acontecimientos.

Detrás de esta polémica, el odio entre los luchadores se ha ido alimentando desde 2016. McGregor y Nurmagomedov tuvieron una discusión antes de la velada de UFC 205 en Nueva York, en la cual el personal de seguridad tuvo que intervenir. Luego McGregor junto a su equipo atacaron un autobús que transportaba al ruso y otros peleadores. Por este hecho fue detenido, liberado tras pagar una fianza, condenado a realizar trabajo comunitario y a aprender a manejar su ira.

“Habló sobre mi religión, sobre mi padre y sobre mi país”, se justificó Nurmagomedov por atacar a McGregor durante la noche del sábado. La tensión se intensificó más en los días previos en el pesaje donde tuvieron separarlos otra vez. De igual modo, en la rueda de presa el irlandés no apareció y su contrincante lo tomó como una falta de respeto: “Tengo un horario y tengo que cumplirlo”, dijo y se retiró. Minutos más tarde llegó McGregor, decidido a vender su whisky ‘Proper 12′.