Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Deja Vu: “Soy un marihuanero, hermano”

UB-DEJA-VU-21.02.19-DANIELH-1
27/02/2019
|
FOTOGRAFÍA: DANIEL HERNÁNDEZ @DANIELIMAGENGRAFICA

Deja Vu es Eliezer Polanco, Eliezer Polanco es Deja Vu: un tipo flaco con apariencia de malhechor, pero con vibra y pinta de artista. Este rapero venezolano hace en “Jamaica”, un nuevo salto a la movida comercial que se orienta más hacia el dancehall trap y hasta el funk

El quinto proyecto de Deja Vu está compuesto de canciones: este joven de 29 años quiere que el concepto que lo representa eche raíces a nivel mundial.

“Unos dicen que son sueños y otros dicen que un ojo ve antes que el otro. Lo que ve uno no lo ve el otro. Son canales distintos, cuando las dos imágenes llegan una milésima de segundo antes que otra el cerebelo dice que ya lo vio. Yo quiero ser el sueño evolucionado en el mundo”.

UB-DEJA-VU-21.02.19-DANIELH-6

También conocido como “el feo de oro”, porque el oro vale lo mismo esté tratado o no, Eliezer tiene una sólida trayectoria: “Empecé a rapear a los 17 años y me llamaba Soul Gyro, después supe que este nombre no tenía ninguna relevancia si quería tener una carrera seria. Tengo casi 12 años rapeando, siempre hice rap”.

Su primera experiencia en música comercial fue hace un par de años, mucho después empezó con un pequeño proyecto que se llamaba “Jamaica” en un estudio de su casa, que es el disco que hoy podemos disfrutar.

“Le pasé las canciones a Waki (un amigo que lo acompañaba), un día nos reunimos y me explicó que tenía un proyecto. No musicalmente, pero sí en materia conceptual”.

UB-DEJA-VU-21.02.19-DANIELH-9

-¿Por qué el título “Jamaica”?
- Porque soy un marihuanero, hermano. Soy jamaiquino. Pero en verdad estaba incursionando en estos ritmos más caribeños, mas tropicales, no necesariamente reggae porque Jamaica no es sólo reggae”.

Por esa variación de géneros, es un viaje totalmente bailable el del disco nuevo de Deja Vu: puedes barrerlo, puedes estar tranquilo escuchándolo, puedes rumbearlo también. “De los ángeles” es su tema favorito.

En sus raíces, en cambio, Eliezer se caracterizaba por cantar temas de protesta social, por esto “Jamaica” es un giro inesperado, aunque bien sustentado.

“Sí sigue el tema de protesta social pero para otros proyectos. Pero ese canto social no puede ser comercializado y yo quiero comercializar mis canciones. Al final yo vivo de esto y quiero recorrer el mundo”.

UB-DEJA-VU-21.02.19-DANIELH-2

Deja Vu deja en claro sus convicciones, se considera chavista y así se lo dijo a un manager del hip hop quién le respondió “Cuando te pregunten ‘¿Tú eres chavista?’ tienes que decir que sí, pero que una cosa no tiene que ver con la otra”.

“Yo vengo de la vaina de Chávez, me beneficié de Barrio Adentro. Los pobres saben cuáles fueron las ayudas. La gente clase media y clase alta no puede culparnos porque no lo entienden”.

Por este sentido de conciencia social, Canserbero, el difunto rapero venezolano y considerado como un exponente del hip hop latinoamericano, tocaba una tecla en la sensibilidad musical de Deja Vu. Aunque reconoce que mucho ha cambiado desde hacer unos años.

“En esa época los raperos no escuchaban reguetón. Los raperos no estaban con los rockeros, había mucha división en general y eso ya no pasa a ese nivel. Yo no voy a pasar mi vida pensando que hubiera pasado si hubiera hecho algo más comercial”.

UB-DEJA-VU-21.02.19-DANIELH-8

Y es que vive de su arte por ser un buen artista, pero no es algo que recomiende con ojos cerrados a las nuevas generaciones.

“A lo mejor es contraproducente lo que te voy a decir, pero yo no voy a invitar a los chamos a que se pongan a rapear, estudiar es mejor. Yo no tuve a nadie que me dijera que hiciera algo de eso”.

Ping Pong

Un rapero americano: Nas.

Un rapero venezolano: Canserbero.

Un reguetonero: Chencho.

Un salsero: Hector Lavoe.

Un deportista: Andrés Galarraga.

La mayor influencia: Mi tío Reyer Peña. Estaba lleno de mucho amor, era lo máximo.

Una marca: Nike.

Una marca venezolana: Pow.

Una película: Titanic.