Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

El Nigga va con todo: película, disco y gira

UB-Elniga-AlejandroCremades-Feature
14/08/2018
|
FOTOS: ALEJANDRO CREMADES @DONCREMADES
| | |

Carlos Madera es el Nigga, es Sibilino. Rapero de larga trayectoria también es conocido por su participación como actor de cine. Este año ha dado un paso más en su desarrollo creativo: escribió y dirigió un largometraje que será estrenado en 2019 y –como no pierde el foco- editó su tercer disco solista

I

“Ponte aquí”, le dice Alejandro y apunta la cámara. “Oquei, eso está cool, pero ahora métele un poco más de actitud”, pide el fotógrafo. Y el Nigga lo mira exactamente con la misma expresión de antes. Clack, clack. Revisa las imágenes en el visor e insiste con lo de la “actitud”. Pero el Nigga no cambia el gesto: seriedad.

Todos aquí sabemos lo que quiere Alejandro. El Nigga lo sabe. Y por segundos flota en el ambiente cierto grado de tensión que no deja de ser graciosa. ¿Se lo va a decir o no?

Clack, clack. Alejandro está rojo. “Lo que quieres es que haga vainas así”, dice, finalmente, el Nigga y mueve los brazos y apunta con los dedos como pistola mientras explica que ya no anda en esa pose, que ya está bueno, que esas cosas las hace si acaso en tarima, que ese tiempo pasó ya. “Mira, me voy a poner aquí”, ofrece. Pero en realidad es apenas una ligera variante.

“Eso está bien, eso está bien”, va soltando Alejandro. Clack, clack: “¿Puedes hacer así como boca de malandro?”.

¿Boca de qué?

-Hermano, ¿qué coño es boca de malandro?

 

II

El Nigga de hoy es un tipo que tiene ya veinte años trabajando y cimentando una carrera. Antes, cuando apenas asomaba como rapero allá en Cotiza junto al Budu, asumía la pose y la “actitud” para las fotos. Ahora te mira con una calma que impone más respeto: estás hablando con un animal de calle, con un caballero, con alguien que ha evolucionado, con un artista que ha logrado sus objetivos, con un creador.

Estás hablando, incluso, con un cineasta: “Tengo varios guiones estructurados”.

El Nigga, Sibilino, Carlos Madera –llámalo como quieras- carga ese enganche con el cine desde niño. Y ese sueño se le ha hecho realidad en varias oportunidades como actor: Secuestro Express, Las caras del diablo, Azotes de barrio, El show de Willi, Los 86

Acaba de hacer un largometraje que lleva su firma por todas partes: la idea original, la base del guión, la producción, parte de la dirección y –claro- un aporte de actuación.

“Hasta recogí cables”, dice.

El país más feliz del mundo, se llama, y por estos días está en fase de postproducción: “Luis Arteaga, mi manager, y yo teníamos esta idea basada en gente que conocemos. Y como yo no estudié cine, ni guión, ni nada de eso, busqué a alguien que me ayudara a desarrollarla como es. Y conseguí a José Manuel Zambrano, del grupo Los Garcha, y nos sentamos a escribir”.

Cuatro meses más tarde –el año pasado- el guión estuvo listo. Y reclutó a Carlos Malavé, con quien ya había trabajado antes, para hacer la dirección entre los dos: “Carlos dio unas buenas ideas para mejorar lo que ya teníamos y en marzo de este año arrancamos a rodar durante cuatro semanas”.

El país más feliz del mundo es una película de Carlos Madera y Luis Arteaga compuesta por tres historias independientes, un poco al estilo de la argentina Relatos salvajes. “Tratan de cosas cotidianas, a veces profundas y normales, vainas que suceden y ya, pero buscamos que tengan un mensaje, una protesta”, apunta: “Son como tres canciones unidas”.

 

III

“Dios no falla”, la primera, parte de la propia historia familiar de Luis Arteaga y su madre, sobreviviente del cáncer. Aquí actúan Luis Olavarrieta, María Elena González, Rosario Prieto, Stephanie Cardone y aparecen también Arteaga, su mamá y la del Nigga.

“Plástico”, es la segunda. Y en ella hay un poco más del humor que atraviesa todo el conjunto: “Se basa en un pana físico culturista, un tipo metido en el peo de los músculos y de inyecciones y eso; y otro que es un gordito que quiere ser papeado y termina metido en líos con su familia”, cuenta el Nigga: “El papel del gordito lo hago yo”.

Jeska Ruiz, Carlos Manuel González, Agustín Segnini, Astrid Velásquez, Los Garcha, Rotwailla y Lucho Mosqueda son los actores de este segmento.

-El pana papeado no sabe nada… Vamos a ver qué hace cuando la vea…

Con “Gente de clase” cierra el trío: “Trata sobre unos panas súper sifrinos que lo que hacen es despilfarrar sin que nada les importe y su encuentro con una persona de una condición social más humilde. Y como en las demás, también desarrollamos los personajes a partir de personas conocidas”. Los actores son Edmary Fuentes, Pedro Medina, Gonzalo Guerrero, Jessica Arminio y entran y salen Sail Bartolozzi (de La quinta bar), el artista plástico Arles Campos y el chef Víctor Moreno.

UB-Elniga-AlejandroCremades-2

“Son historias muy breves”, explica el Nigga: “Y por eso todos los personajes son importantes. Solo hay uno que aparece circunstancialmente en las tres, un motorizado que hace Ciego, un pana rapero”.

Con la película, que se estrenará en el 2019, hay planes interesantes: “Lo que tenemos en mente es llevarla a la mayor cantidad posible de festivales internacionales. Queremos que tenga esa exposición”.

Y a partir de allí vendrán otras: “Tenemos al menos dos ideas más, pero esas son más ambiciosas. Primero vamos a hacer el trabajo con esta y veremos”.

 

IV

Lo que sí está listo y en la calle es el tercer disco como solista del Nigga Sibilino: La Gira.

“Durante toda mi carrera, desde Vagos y Maleantes, he estado de gira”, explica: “No he parado”. Y este disco, editado en junio, se fue gestando casi por su cuenta a lo largo de los últimos dos años de viajes y presentaciones por Latinoamérica y Europa.

“En algunos de los lugares a donde fuimos nos conseguimos con gente, con panas, y nos poníamos a grabar cosas. Así se fue armando solo. Los temas salían en el momento”. El trabajo fue recopilar esas grabaciones, algunas tienen un mínimo de arreglos posteriores pero en casi todos los casos quedaron las tomas originales, casi como si se tratara de un disco en directo.

En Caracas, Miami, Los Ángeles, Ciudad de Panamá, Buenos Aires, Barcelona y Estocolmo se gestaron y grabaron los catorce tracks de La Gira con colaboraciones de gente como Pablo Estacio (Bacalao Men), Caseroloops, Jhon Paul “El increíble”, Magic Juan (ex Proyecto Uno), Papayo, Rebel Mike, Dj Chipy, Tony Touch y Tropikore.

“Pasaban cosas como un día que estaba con Magic Juan, Papayo y El Increíble en Miami y de una joda de hablar inglés machucado salió el tema Washy Washy Flow”, explica: “O el caso de Disciplina: teníamos que ir al aeropuerto de Los Ángeles y antes pasamos por el estudio de un pana productor. Me enseñó unos beats que tenía y grabamos dos canciones y nos fuimos”.

En Buenos Aires se dio otra química. En el estudio Delta pusieron a sonar un beat. El Nigga llevaba algún tiempo escuchando a Fito Páez y encontró que podía reescribir y transformar Al lado del camino en clave rapera y con el toque Sibilino: así nació el tema con el nombre de la ciudad.

“Cada canción tiene su emoción. Es un lugar diferente, con gente diferente”, dice. Y ese espíritu lo recoge muy bien el tremendo diseño de empaque hecho por Masa para el álbum físico, con afiche, banderas, coordenadas, postales, fotos: todo un lujo para estos tiempos, aunque –por supuesto- La Gira está disponible en las plataformas digitales: “La que más te guste, búscalo como Sibilino”.

Lo que viene ahora es la gira de La Gira: “Queremos tocar en los mismos lugares donde grabamos. El 31 de agosto vamos a Panamá, a Piña Calavera, en el casco viejo”.

Y entre viaje y viaje, otro disco con ideas que ya están en marcha y terminar de concretar el sueño de proyectarse como realizador cinematográfico: no hay descanso.