Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

El taxi volador está listo para despegar

Volocopterfeature
26/09/2017
|
FOTOGRAFÍA: VOLOCOPTER

Además de evitar el tráfico en las cada vez más congestionadas calles, el Volocopter es eléctrico, autónomo y puede remontar los cielos a 2.000 metros de altura.

Dubai no es solo una de las ciudades con mayor crecimiento del mundo, sino una de las más modernas, lujosas y futuristas. Ya por sus calles deambula un robot policía y son muchos los taxis sin chofer que circulan por sus amplias avenidas.

Pero dentro de poco los dubaitíes tendrán el primer taxi aéreo y semiautónomo del mercado, pues la ciudad árabe ha autorizado que este mismo año comience el período de pruebas del Volocopter, el eslabón perdido entre un dron y un helicóptero que promete revolucionar el transporte de personas en los próximos años.

volocopter-2x-outbound

Nacido de la alucinada mente de Alexander Zosel, un inventor alemán y CEO de la startup E-Volo que tuvo la idea de desarrollar un vehículo tripulado a partir de un dron, propuesta que en pocos años ha alcanzado su madurez hasta estar lista para su desarrollo comercial.

Se trata de una especia de helicóptero capaz de transportar a dos personas impulsado por 18 rotores idénticos a los usados por un dron, alimentados por un grupo de nueve baterías recargables que le confieren 30 minutos de autonomía.

Con capacidad de despegar y aterrizar verticalmente, manejar el Volocopter es tan sencillo como maniobrar el joystick de un video juego: una sola palanca es todo lo que se necesitará para hacerlo despegar, volar y aterrizar de forma manual, aunque el mecanismo está diseñado para funcionar de manera autónoma, por lo que no será preciso sacar la licencia especial que ameritará un piloto para conducirlo.

volocopter-2x-city-closeup

De hecho, si estuviera siendo maniobrado de forma manual y el piloto soltara la palanca, el aparato se quedaría “estacionado” en el aire automáticamente hasta recibir nuevas órdenes, pues todo el mecanismo es articulado por un sistema electrónico similar al utilizado por aviones y helicópteros.

Por su fuera poco, cuenta con un botón de pánico, de modo que al presionarlo en caso de emergencia el aparato realiza un aterrizaje automático. Y para mayor tranquilidad de los ocupantes, cuenta con un paracaídas que se abre por sí mismo en caso de una urgencia.

Fabricado por completo en fibra de carbono y bajo las mismas indicaciones de los más avanzados superdeportivos actuales, es ecológicamente amigable con el ambiente al no arrojar ningún tipo de emisiones y ser totalmente silencio, con lo que tampoco contribuye a la contaminación sónica.

Volocopter in Dubai

Dado el bajo peso por los materiales que los moldean y gracias al impulso de los 18 rotores, el vehículo volador puede alcanzar una velocidad máxima –por ahora- de 100 km/hora y sobrevolar hasta los 2.000 metros, altura suficiente para evitar los rascacielos de Dubai o Nueva York.

Y al igual que los drones que están siendo utilizados para entregas delivery, el Velocopter es capaz de levantar más peso de lo que se pudiera imaginar: hasta 450 kilos, además de sus dos tripulantes.

Volocopter VC200

Además, el no tener un motor y otra gran cantidad de piezas propias de un helicóptero reduce de manera más que significativa los costos de mantenimiento y reposición de partes, una razón de peso para las empresas de taxis que aspiren a cubrir los cielos con este inusual vehículo.

¿Barato? Para nada. Si se compara con un taxi eléctrico y autónomo de nueva generación, pero mucho respecto al precio de un helicóptero convencional, pues se estima que a su salida al mercado en 2018 el monto oscile alrededor de los 250.000 dólares. Y aunque sus creadores confían en que la producción a escala permitirá bajar la cifra a apenas 10.000 de los verdes, todavía falta mucho para que ello se haga realidad.