Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Félix Allueva: “Este es el mejor momento de la música hecha en Venezuela”

anakena
16/10/2018
|
FOTOS: CORTESÍA FNB/ KLUSTER MUSIC

Sorpresas, diversidad y buenas propuestas resumen la edición 2018 del Festival Nuevas Bandas: la expresión cultural muestra lo suyo en medio de la crisis

Como es natural, si miras a tu alrededor y te planteas un evento como el Festival Nuevas Bandas te asaltará la imagen de que intentas levantar algo en pleno desierto. Pero si haces bien las cosas encontrarás que no es así, que en medio de las carencias, de las dificultades y de la pesadumbre es posible eso y más.

“Cuando arrancamos el proyecto del festival este año también partí de ese criterio”, explica Félix Allueva, presidente de la Fundación Nuevas Bandas: “Pensaba en los efectos del éxodo y de la situación económica especialmente, pero la práctica me condujo a una conclusión distinta”

_MG_2945.

A unos cuantos días del evento –realizado el 6 y 7 de octubre- Allueva es optimista: “Este es el mejor momento de la música hecha en Venezuela, aunque lamentablemente en el peor contexto de país”. Suele suceder que en situaciones de crisis generalizada la creación cultural se crezca. ¿O no?

La primera sorpresa apareció en la convocatoria: se inscribieron más de 150 agrupaciones. Y también surgió el primer indicio de que, después de todo, las cosas han cambiado: “Se redujo la presencia de bandas de la región capital y aumentaron las del interior del país. Es posible que el éxodo haya afectado en este sentido”.

_MG_2143

Ya con los circuitos armados –Barquisimeto, Mérida, Puerto La Cruz, Valencia, Maracaibo y Caracas- otro factor contribuyó a elevar las expectativas favorables: “Todas las bandas tenían muy buen nivel. En todas las regiones encontramos propuestas interesantes, tanto que en algunas tuvimos que elegir dos agrupaciones. Solo nos faltó Maracaibo porque no pudimos hacer el circuito allá debido a los problemas con el servicio eléctrico”.

La selección final de 14 agrupaciones y el resultado del concurso fueron consistentes con esta apreciación. A un punto tal que Allueva se permite una comparación con algunos de los mejores momentos de ediciones anteriores: “Este ha sido uno de los festivales con mayor nivel y lo destaco entre casos como los de 2012 cuando se declaró un empate entre Holy Sexy Bastards y Okills. Este año tuvimos que dar tres menciones especiales (Nomasté, Drosera Capensis y Frailes), además del primer lugar para la banda Anakena.

_MG_0637

La propuesta ganadora, por su sonido, podría tildarse de sorpresa. Pero también es un reflejo de los tiempos. “Musicalmente lo que percibí este año fue diversidad”, explica Allueva: “En otros momentos, en 1993 y 1994, por ejemplo, en general el sonido era hacia el grunge y lo alternativo. Finalizando la década del 2000 la tendencia era el new metal. Aquí hubo variedad, diversidad. La banda de Valencia, Frailes, es una especie de Pink Floyd venezolano, pero la ganadora, Anakena, es pura fusión contemporánea, está montada en lo que está sonando ahora y no dudo que en un par de años logren algo grande”.

_MG_2976

Otro elemento que celebra Allueva es la preparación de los músicos: “Todos estos chamos tienen eso que los hace diferentes a los que participaron en las primeras ediciones. A partir de 2006 el rock venezolano cambió y sigue cambiando en ese sentido. Ese año ganó Viniloversus y surgió una generación distinta: Los Mesoneros, Okills, La Vida Boheme y los que están alrededor de ellos. Todos tienen formación musical, no vienen de la guataca. Y hay algo muy importante también: son carajitos más comprometidos con la música, aunque en general quizás menos comprometidos con lo social. Pero sí lo son con sus carreras, se dedican y se han dedicado a la música”.

Siguiendo la idea de la diversidad, esto fue algo que también se hizo evidente en el público que asistió esos días al Centro Cultural Chacao (aproximadamente 1.400 personas en cada cita). Y en diferentes formas. Para empezar, el evento hizo foco en el respeto a la diversidad sexual: “Y eso se manifestó allí con una notable presencia de la comunidad LGBT”, apunta: “Y lo mismo ocurrió con la diversidad social. Creo que ha sido el festival con mayor presencia de eso que podemos llamar ‘pueblo’, en el que Caracas estaba expresada en toda su diversidad social y en eso incluyo hasta al elemento político. Si hay algo que destaco es lo universal del público que participó y lo conectado emocionalmente que estaban. Había mucha emotividad, mucha conexión y eso creó un feedback tremendo para los artistas”.

Lo que viene

Semana Cerati: Un ciclo de películas y charlas sobre el argentino Gustavo Cerati que incluye un concierto a propósito de los 25 años de su disco Amor Amarillo. Del 16 al 20 de octubre. Centro Cultural Chacao.

Experiencias electrónicas: Un proyecto que va cobrando forma y que incluirá cine, conferencias, dj’s y música en vivo. Noviembre.