Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

GMC Terrain: SUV para los nuevos tiempos en EEUU

Gmcterrain-feature-ub

La división de camionetas de General Motors renovó su modelo más pequeño, una salida inteligente ante el seguro recorte de la oferta de marcas no americanas en el país del norte

Sin mucho preaviso, la división especializada en camionetas de lujo de la automotriz estadounidense General Motors lanzó una nueva versión del Terrain, su todoterreno más pequeño que, heredando muchos detalles de sus hermanos mayores, busca despuntar en un nicho donde los modelos europeos y japoneses llevan bastante ventaja, al menos en lo estético.

La renovada imagen del menor de la gama SUV de GMC le sienta muy bien, con un frontal mucho más estético caracterizado por faros en C, una amplia parrilla como corresponde a un auto de su tipo (la anterior parecía una boquita fruncida) y un juego de luces intermitentes ubicados como Dios manda y unidos por una línea metálica que resalta el contraste. La versión más lujosa incluso tendrá una distintiva parrilla en nido de abeja cromada.

GMC1

A los lados el cambio es grande y lo primero que resalta es el techo flotante tipo Range Rover Evoque, un detalle que gustará mucho a los compradores atraídos por los crossover. El paso de ruedas cuadrado le aporta un acertado grado de rudeza, mientras que los radios flotantes de las ruedas complementan un estilo de lujo a toda prueba.

Los faros en C se repiten en la retaguardia, maximizada por detalles como el pronunciado spoiler que baja del techo y la conveniente altura del difusor, a cuyos lados las dos imponentes salidas de escape cuadradas y cromadas dejan claro que no se trata de un auto sin remilgos. La puerta trasera cuenta con tecnología manos libres en la versión mejor equipada.

GMC2

El interior también fue totalmente renovado y muestra acabados de mejor calidad: pieles y maderas nobles, costuras en contraste, polímeros de mayor resistencia y bastante cromo componen parte de la oferta estética, mientras que el entretenimiento está garantizado por Apple CarPlay o Android Auto, sistema de sonido Bose y wi fi OnStar 4G LTE que permite conectar siete dispositivos móviles, todo manejable desde una pantalla táctil de 8 pulgadas.

GMC5

Para motorizar el Terrain 2018, GMC ha optado por tres tipos de bloques: dos a gasolina y uno diesel. Los primeros son de 1.5 y 2.0 litros turboalimentados. El primero ofrece 170 caballos de potencia y 275 Nm de par, mientras que el segundo entrega 252 caballos y 353 Nm de torque, suficiente para arrastrar hasta 1.600 kilos de carga. Ambos propulsores cuentan con sistema variable de válvulas que sella algunos circuitos cuando no son necesarios para ahorrar combustible.

El motor diesel es un 1.6 litros de cilindrada que aporta 137 caballos de potencia y 325 Nm de torque.
Todos los propulsores vienen unidos a una caja de cambios automática de nueve marchas que se manejan desde botones y elimina la tradicional palanca, lo que significa un grandísimo avance para los modelos de GMC.

Con transmisión sencilla o en las cuatro ruedas con posibilidad de desactivar el eje trasero para ahorrar combustible, cuenta con selector electrónico para cuatro tipos de manejo, todos con poder de modificar la respuesta del acelerador y de la tracción.
En definitiva, una nueva camioneta para los tiempos que corren, en especial tomando en cuenta que la llega de un nuevo inquilino a la Casa Blanca presagia la disminución de modelos importados, muchos de ellos con tecnologías mucho más avanzadas que las locales.