Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

GoT: El delirio por el poder

danereys2

(ALERTA DE SPOILER, NO DIGAS QUE NO TE LO ADVERTIMOS)    La noche más larga terminó y con ella regresó el conflicto que había sido congelado por los White Walkers: ¿Quién tomará el trono de hierro para gobernar los Siete Reinos? Si estás al día con Game Of Thrones continúa leyendo, si no, devuélvete ya

La Batalla de Winterfell cumplió con su objetivo: detener al rey de la noche. David Nutter fue el encargado de dirigir este episodio y nos hizo recordar nuevamente el problema que había quedado pausado en “A Knight Of The Seven Kingdoms”: la verdadera identidad de Jon Snow.

Jon (Aegon) es el verdadero heredero que puede reclamar la corona de los Siete Reinos, ya que su padre Rhaegar Targaryen era el primogénito de su abuelo, el rey loco Aerys. Por lo tanto Daenerys quedaría de segunda, situación que le voló la psique por completo.

A lo largo del capítulo vemos cómo el estado mental de Daenerys está pendiendo de un hilo, la muerte de Jorah la dejó trastocada y cuando le tocó enfrentarse nuevamente a Jon (sobre su verdadera identidad) ocasionó que su mayor temor (el de volver a ser minimizada) saliera a flote.

Jon sabe en el fondo que debe asumir el rol pero no quiere dañar a Dany. Y también sabe que debe mantenerla en calma antes de desatar una tormenta.

La reina dragón se aferró a su miedo y le suplicó a Jon que no le dijera a más nadie sobre su secreto, pero él sabía que tenía que hacer lo correcto y su familia ya lo sabe.

Las ocho personas que saben sobre este secreto convergen en el mismo punto aunque no todos quieren terminar de aceptarlo: la locura de los Targaryen puede llevarlos a la perdición.

A lo largo de la serie nos han contado que la mezcla entre los Targaryen ocasionó que la mayoría de ellos terminaran locos, el punto de referencia más cercano es Aerys (el rey loco).

George R.R Martin con sus libros también nos ha proporcionado información, en la quinta novela titulada “Danza de Dragones”, Ser Barristan Selmy le dijo lo siguiente a Daenerys:

“Sin embargo, cada niño sabe que los Targaryen siempre han bailado demasiado cerca de la locura. Su padre no era el primero. Rey Jaehaerys me dijo una vez que la locura y la grandeza son dos caras de la misma moneda. Cada vez que un nuevo Targaryen nace, dijo, los dioses tiran una moneda al aire y el mundo contiene la respiración para ver cómo va a aterrizar”.

Durante las ocho temporadas hemos visto que en la mayoría de las ocasiones Daenerys se ha mostrado bastante cuerda, pero ha habido momentos donde ha actuado de manera impulsiva y violenta. Pero… ¿su cordura ya habrá sido quebrada?

Esa pregunta se la empezó hacer Varys, quien se había mostrado leal a la causa de la joven Targaryen. La mirada del consejero revelaba el terror que tenía mientras conversaba con Tyrion en Dragonstone.

Tanto Tyrion como Varys saben que Jon es un líder con gran potencial y sobretodo cuenta con un buen plus: la locura Targaryen no lo toca porque su madre es Lyanna Stark. A pesar de eso, a la mano de la reina dragón le cuesta admitirlo, por lo que propone la idea de casarlos. Pero, ¿el norte aceptará el incesto?

 

La estocada final
El asesinato de Rhaegal y la ejecución de Missandei a manos de Cersei puede terminar de desatar la locura Targaryen en Daenerys. Esperemos que los dioses la protejan de ese terrible destino, pero a medida que esta nueva fase de la historia avanza parece inevitable.

Sansa y Arya saben sobre la identidad de Jon, ellas le juraron a su hermano (primo) que no se lo dirían a más nadie pero la Dama de Winterfell también siguió su instinto así como lo hizo el rey del norte.

Ella le sembró la idea a Tyrion sobre la posibilidad de que un buen hombre pueda gobernar los Siete Reinos y Varys se lo validó cuando le dijo que un rey es aquel que no desea el trono y que no cree que está “en su destino gobernar”.

¿Surgirá una nueva conspiración? Varys parece dispuesto. ¿Cersei resolverá este conflicto a su manera? ¿O surgirá otro cuchillo inesperado? Solo nos quedan dos capítulos para saberlo.