Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Guía básica para stalkear redes como un profesional

stalker

Stalkear puede ser más sencillo de lo que parece, el truco está en mantener la calma a sabiendas de que te encuentras entre el margen de lo curioso y lo delictivo. Lo importante aquí es que logres tu cometido, por eso, hablamos con expertos en la materia que nos dieron pistas sobre la forma correcta de stalkear la vida digital de alguien sin que te pillen

Stalker significa “acosador” en inglés. Sí, no te hagas el sordo, esto es un tema delicado y debatido por muchos académicos en materia sociológica, ya que necesitan dar respuesta sobre el uso indiscriminado de las herramientas que nos ofrecen las redes sociales. El tema es que no necesitas ser un hacker experimentado para lograr estas hazañas, cualquier pendejo lo puede hacer desde la comodidad de su hogar o en el trabajo, y eso, es lo que más asusta.

Pero no nos engañemos, aquí todos hemos pecado de metiches y nos creemos Sherlock Holmes de vez en cuando, la cuestión de fondo no es lo que parece perjudicarnos, es la forma lo que nos delata y nos hunde en el infierno del escarnio público, o lo que es peor, que tu “amorcito” se entere de que eres un(a) [email protected] de remate.

Pero tranquilo, no te asustes, no hay necesidad. Aquí te mostramos los pasos sanos y efectivos para averiguar correctamente sobre la vida de esa persona (o muchas, como buen enfermo social que eres).

Mientras más boleta, más caleta ¿O no?

door-spy-592409_1920

Confianza, eso es lo que necesitas para adentrarte al mundo de lo desconocido. Pero tener esa confianza solo funciona en la vida real, ya que en las redes sociales hasta el más mínimo detalle puede ser observado desde la distancia. No puedes andar por la vida lanzando pistas de tu historial como acosador, debes tener los ojos puestos en todos lados y en todas partes, porque cuando menos lo esperas, te dejas llevar por tus sentimientos y ¡Zaz! Le diste like a una foto de hace cinco años a la jevita que solo te responde “jaja” en el chat de Facebook. Ten cuidado, observa tus movimientos y nunca olvides la regla de oro: no te emociones.

Si nada de esto te sirve y tienes complejo de síndrome de Tourette o Parkinson, nuestra solución es que te abras una cuenta anónima, como de gatos, por ejemplo. A la gente le encanta los animales y nadie sospechará de tus intenciones.

Conoce todo sobre esa persona, sin que esta lo sepa

male-2013929_1920

Para cada red social existen herramientas básicas que te ayudarán a comprender más el mundo de tu víctima. Puedes saber si le gustan las faldas, los gatos, los perros o los dildos rosados. Todo, absolutamente todo, puede estar en la red y no pasa nada si lo ves. Esa persona actúa bajo su propio riesgo y a ti eso te tiene sin cuidado. En Instagram por ejemplo, puedes saber las publicaciones que le gustaron en la sección de “seguidos”. También puedes ver las publicaciones a las que le dio like o comentó en Facebook si usas los siguientes comandos en la casilla del buscador:

Photos liked by (nombre de la persona)/ Posts commented on by (nombre de la persona)/ Photos liked by (nombre 1) that are of (nombre 2) / Photos of (nombre 1) AND (nombre 2) / Photos commented on by (nombre) / Photos liked or commented by (nombre) / Photos taken in (nombre del lugar) / Photos of (nombre) / Photos uploaded by (nombre)

Importante: para esto necesitas tener el idioma de tu cuenta de Facebook en inglés

pexels-photo-270691

Puedes ir un poco más allá si buscas su usuario en Twitter, así sabrás todos sus pensamientos, lo bueno es que una vez que accedas a su cuenta (y si la persona la usa) podrás encontrar tesoros al scrollear más y más. Las sorpresas te esperan.

¿Quieres saber si es compatible contigo? Revisa su información de cumpleaños en Facebook y luego busca su horóscopo por la fecha. Capaz son la pareja perfecta y no lo saben. Revisa sus amigos, los que tienen en común y los que no. Busca a sus familiares, conoce su entorno. Si quieres ir más allá puedes revisar los likes que le han dado tanto en Facebook como en Instagram, lo más seguro es que consigas un patrón, capaz ese sea su culito o alguien importante. Búscalo también.

Más vale prevenir que lamentar

iphone-410311_1280

Te lo advertimos de una: si vas a incursionar en el mundo ajeno, ten tus precauciones. En Facebook no puedes bajo ningún concepto lanzar un like o un comentario fuera de lugar ya que se quedará la notificación de que lo hiciste, incluso si lo borraste al instante. En Instagram, en cambio, puedes equivocarte pero en cuestión de segundos debes eliminar el like, y reza porque la persona no esté activa en ese momento porque corres el riesgo de que vea tu error.

Ni se te ocurra stalkear en redes profesionales como Linked In. Ahí todo el mundo ve todo. Si lo que quieres es pasar de incógnito entonces mantén tu distancia y no juegues con fuego. En los stories de Instagram no tienes remedio, ahí la persona ve que la viste y ya sabemos el cuento, es normal. Pero en el caso de Snapchat si tomas un screenshot, tu víctima se enterará y no queremos que pase eso ¿verdad?

Googlea, busca en YouTube, escarba

night-television-tv-theme-machines

Google posee nuestros más oscuros secretos, puedes saber muchas cosas de la vida de esa persona con tan solo buscar el nombre completo. Puedes conseguir hasta la foto de su MySpace de cuando tenía 12 años y era emo. También te recomendamos usar Google Plus y seguir su perfil desde la cuenta que creaste para tus gatos. Si quieres ir más allá, puedes buscar su cuenta en YouTube o en otras redes como CouchSurfing, que por lo general ponen de todo en el perfil porque necesitan generar confianza para que las personas les cedan estadías gratis.

Mantente informado, mantente actualizado

pexels-photo-248533

Si ya eres amigo de esa persona, en Facebook tienes la herramienta de recibir en tus notificaciones cada vez que esa persona publique. Esto lo haces a través de la casilla que dice “following” en la opción de “see first”. Tranquilo, no se enterará.

A modo de conclusión

Luego de hacer todas tus fechorías, elimina el historial de tu búsqueda en Google. Deberás hacer lo mismo en la configuración de Instagram en “borrar historial de búsqueda” y en Twitter. Tampoco está de más leer la Biblia e imaginar que eres una persona sana. Luego de resetear tu culpa, procura por lo que más ames en esta vida, que no se te escape información que no deberías saber de esa persona. Algo así como un comentario tipo: “si vale, tu hermana María Alexandra Tiniacos Vargas, que por cierto no comparte tu apellido, eso es porque no son del mismo padre ¿verdad?” Trágame tierra.