Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Hana Kobayashi: “En Venezuela hay unos cánones muy estereotipados”

Feature Hanna Kobayashi
06/11/2017
|
FOTOGRAFÍA: HÉCTOR TREJO (@HTREJOPHOTO)

En el mundo de la música venezolana, llamarse Hana Kobayashi tiene una ventaja: es imposible olvidar ese nombre una vez que lo pronuncias. Tiene una sonoridad única, pero es peor cuando la escuchas cantar. Se trata de un estilo único y hermoso, razón por la cual forma parte de este grupo de mujeres escogidas por UB para hablar sobre la belleza. 

La unión entre una madre trujillana (Nancy Trujillo) y un padre japonés (Seiichi Kobayashi) dio como fruto a una cantante con unas características muy particulares. Hana Kobayashi nació en Maracay el 19 de marzo de 1982 y pasó por diferentes Conservatorios, como el del estado Aragua, Juan José Landaeta y el Instituto Universitario de Educación Musical (IUDEM). También adquirió conocimientos de figuras reconocidas como Félix Fórmental, Gisella Hollander, Marisela Leal y la fonoaudiólogo argentina Magdalena León. Es reconocida como una de las voces más importantes en la industria musical de Venezuela. Y hoy es la voz de uno de los proyectos musicales más interesantes de la movida venezolana: Henry The Horse.

- ¿Cómo se pronuncia tu nombre? ¿Hana, Jana…?

Jana, la H suena.

Hanna Kobayashi 1

- ¿Tienes algún recuerdo que te haya marcado de cuando apreciaste algo muy bello ‘Jana’?

Me gusta mucho la naturaleza. La naturaleza es inequívoca, no hay margen de error. Cualquier cosa que veas en la naturaleza es hermosa, por no decir perfecta.

- Algo de tu casa, que conceptualizas como bello.

Los cuadros de mi papá, porque precisamente pintaba muchos paisajes, flores. De hecho hay un cuadro pequeñito, una miniatura, que tiene como una técnica súper exquisita. Es una de las cosas más bonitas que he visto, porque me parece que es sensible, emotivo. Además, me acuerdo de todo el trabajo que mi papá invirtió en esa pintura.

- ¿Desde cuándo te acompaña?

Mi papá no se dedicaba a la pintura, él lo hacía de manera aficionada. Lo hacía muy bien, pero era ingeniero metalúrgico, y él hizo este cuadro cuando yo tenía 13 años, así que tengo 35 ahora. En mi casa hay un montón de salas y hay como un montón de cuadros de él. Él murió hace cinco años, y le puso tanta energía en hacer ese cuadro que lo logró. Y sí, me refiere a la belleza.

Hanna Kobayashi 2

Hanna Kobayashi 3

- Eres cantante y en la música hay una belleza que es independiente del físico del cantante, ¿recuerdas alguna voz que te produjera una admiración profunda y dijeras: “¡Esto es bello!”.

Empecé a asociar esos conceptos cuando comencé a escuchar de manera consciente Jazz. que es uno de los géneros que yo más hago. Cuando chama, yo tenía un novio, como de 16 años y él me dice: “¡Oye, tu voz funciona para un género que es el jazz”. Luego, en retrospectiva me doy cuenta de que en mi casa, mi papá lo escuchaba, que había discos de Jazz, pero no lo tenía registrado. Él me regaló un casette de Biela Da Costa (“Jazz y Blues”, de 1994), y la primera vez que la escuché fue como “WAO”. Para mí, ella es como un modelo a seguir, en cuanto a la manera de aproximarme vocalmente a ese género. Lo que hace ella con su voz es increíble. Después, me fui acercando a otras ejecutantes como Ella Fitzgerald, como Sara Vaughan, Billie Holyday… En el caso de esta última, su voz es extrañamente bella y dolorosa y eso también puede tener su belleza.

La belleza en la música, como todo, es subjetivo. En cuanto a cantantes contemporáneos, lo que hacía Amy Winehouse me parecía increíble, una voz cargada de mucha emotividad, entonce siento que todo lo que tiene un contenido de verdad, que puede ser incluso una verdad dolorosa, tiene algo de hermoso porque hay un riesgo allí. Las flores, la naturaleza, ellas no piensan si van a florecer bonitas, florecen y ya. Con la música y con las voces simplemente se da. Más allá de la formación que pueda tener un cantante, entre más cercano a lo que la persona es, a su voz hablada y a su voz cotidiana, es más hermoso.

Hanna Kobayashi 4

- En una industria tan difícil en la que estás, ¿cuán importante es sentirse bien con el aspecto físico?

Siento que lo he entendido últimamente. Porque yo empecé todo al revés, empecé a estudiar música después de que había comenzado a hacer música. Cuando comencé, mi presentación era un elemento muy importante. Sigue siendo un elemento muy importante: tiene una carga enorme de lo que quieres transmitir, de cómo yo me siento en este momento de mi vida. Ahora establezco menos juicios, me acepto mucho más, aunque aun hay algunas cosas que todavía no. Pero creo que es normal. En ese sentido, cuando comencé todo era como más amplificado. Mi manera de presentarme, de cantar, no sé si por el ímpetu juvenil, que quieres que se escuche más, quieres que la gente sepa que estás allí. Fui creando mi camino, mi presentación de imagen física también fue cambiando. Como yo me visto o maquillo, todo eso está junto. Tampoco hay una cosa muy calculada. Por supuesto que piensas cómo quieres verte para un evento o qué ropa vas a usar, pero entones pienso en lo que quiero transmitir y lo que quiero sentir cuando esté allí cantando, cuando logro eso en el interior sé que va a ser agradable para el otro y hermoso.

Hanna Kobayashi 6

- ¿Pero hay temor a no gustar?

- Uno tiene sus inseguridades. Sé que no tengo la belleza típica. Tu belleza es tu belleza, soy Hana y ya. No estoy interesada en esa otra cosa, sino en lo que soy. No me interesa lucir igual a otra persona o seguir una tendencia. Creo que también como soy artista, en mi caso y en mi manera de ver el arte, no tengo una necesidad de parecerme a algo para sentir que pertenezco a algo o legitimar mi persona. Me es mucho más interesante mostrarle a las personas quién soy yo.

- Supongamos entonces que eres una jovencita con talento en la voz, pero con muchas inseguridades en cuanto a como luces, ¿qué le dices?

No lo digo solo yo. Celia Cruz tiene una belleza particular y era increíble. Ver lo que ella hacía era como un todo, te sentías impresionado con lo que lograba. Janis Joplin también; no era Marilyn Monroe, sin embargo me parece que cuando uno ve fotos de ella, hay un hechizo, una magia… más su historia personal, que no puedes dividir; Amy también, son bellezas como particulares. Bjork igualmente es un gran ejemplo. Y  ella juega con ello y se modifica y experimenta, porque su trabajo es parte de lo que quiere proyectar y en se sentido, más allá de que la gente vea una foto o que presencie un concierto y diga “¡Wow, qué bella!”, lo que realmente encuentras es un momento único.

Independientemente de cómo uno se vea y de cómo esté vestido, uno está como tratando de recrear momentos. Porque es todo como muy efímero. Sí, puede quedar registrado en un video o en una foto, sin embargo ESE momento es único e irrepetible. Aunque sí hay como un peso para que luzcas de una determinada forma. En Venezuela hay como unos cánones muy estereotipados.

Hanna Kobayashi 7

- ¿Cánones que te han limitado?

No, porque yo no aspiro a eso.

- ¿Pero ha incidido en el desarrollo de tu carrera que no parezcas una Miss?

Tal vez para algunas cosas, y lo he aprendido; aunque también es incómodo porque hay mucha gente en este medio que te hace pensar que deberías ser así para lograr cosas o deberías modificarte para hacer cosas, o llegar a esos cánones.  No voy a negar que me he sentido herida un par de veces, porque se me ha dicho directamente que como no soy ESO, no voy a lograr tal cosa. Pero no sé, tal vez nunca aspiré ser Miss, o vivir de mi imagen física. Mi objetivo fue otro y gracias a Dios hay otras personas que lo han logrado sin tener un prototipo de belleza. Para nadie es un secreto cual es el canon de belleza mundial. Ves a Kendall Jenner, y a un montón de chicas que hacen modelaje y todo este estereotipo Kardashian, de tendencia, de fabricación en serie, piensas:  “¿Qué puede existir para uno?”. Sin embargo, creo que no vale la pena modificarte para satisfacer las necesidades de un tiempo o de un periodo que va a pasar. Lo mejor es apostar por uno.

Hanna Kobayashi 8

- Suena a “lo importante es lo que llevas dentro”.

Puede ser que suene a un discurso de paz y amor, de acéptate porque no eres de un metro ochenta. Puede sonar a eso, pero la verdad es que no sabes cuáles son las carencias de esa chica en apariencia perfecta, que tú ya tienes resueltas. No sé… en todo creo que el secreto en la vida está en no compararse. Es muy dañino vivir en base a A, o a complacer a alguien, porque es una receta demasiado directa a que te sientas mal, a que fracases, a que busques metas que ni siquiera son tuyas. Creo honestamente que el camino es hacia adentro y que es muchísimo más interesante darle al mundo lo que puedes ofrecer.

Hanna Kobayashi 9

Síguela en IG: @HanaKobayashi

Maquillaje: Gabriela Policarpio (@gabypolicarpio)

Si quieres leer la primera entrevista sobre este tema, haz click sobre Mónica Fernández: “Estamos muy marcados por el concepto de Miss, por lo postizo”