Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Jennifer Lawrence impacta en Festival de Venecia

53f4bed2b44bdjennifer-lawrence-en-un-piloto-para-tv
06/09/2017
|
TEXTO: AP

El director Darren Aronofsky dice que su película “mother!”, una delirante pesadilla protagonizada por Jennifer Lawrence y Javier Bardem, es “una montaña rusa”.

Apropiadamente, la cinta encantó a algunos espectadores en el Festival de Cine de Venecia pero también dejó a otros con algo de náuseas.

La historia de terror, que pasa de amenazante a caótica, fue recibida el martes con aplausos y abucheos de los periodistas en el festival italiano, donde es una de las 21 películas que compiten por el León de Oro.

Lawrence y Bardem interpretan a una pareja identificada únicamente como Madre y Él que vive en la clásica casa vieja y aislada de las cintas de terror. Él es un poeta con un bloqueo creativo; ella se dedica a restaurar la casa tras un incendio devastador.

Unos invitados misteriosos, interpretados por Ed Harris y Michelle Pfeiffer, desatan eventos perturbadores que se vuelven cada vez más raros. Imaginen una mezcla entre “Rosemary’s Baby” (“El bebé de Rosemary”) y los infernales paisajes atestados de El Bosco.

Aronofsky, quien ganó en León de Oro en 2008 por “The Wrestler” (“El luchador”), reconoció que la película es “un coctel muy, muy fuerte”.

“Desde luego que habrá gente que no quiera ese tipo de experiencia. Y eso está bien”, dijo a reporteros. “He dejado en claro que este es un paseo en montaña rusa, sólo debes subir si estás listo para dar un giro completo unas cuantas veces”.

Algunos críticos se impresionaron por lo que el Hollywood Reporter calificó como la “bacanal de manicomio” al final de la película. Otros se preguntaron qué significaba todo eso.

Variety concluyó que el filme era impresionante pero vacío, una “pesadilla barroca que no se trata de más nada que sí misma”.

Aronofsky dijo que el punto de la película “es que es un misterio”.

“Sorprende constantemente al público”, dijo. “No sabes hacia dónde va. Y no queríamos que el público se sintiera seguro, porque el personaje de Jennifer en la película nunca se siente seguro”.

Es fácil encontrar una alegoría sobre el medioambiente en la película, con una casa que es invadida, asediada, inundada y quemada.

Aronofsky dijo que la cinta es su “aullido a la luna”, provocado por la angustia ante el estado de la sociedad y en especial el medio ambiente.

Agregó que a pesar de que la mayoría de sus películas requieren años, escribió el primer borrador del guion en cinco días.

“Simplemente brotó de mí”, dijo. “Surgió de vivir en este planeta y de ver lo que está pasando a nuestro alrededor y no poder hacer nada. Tenía mucha rabia y mucha ira, y simplemente quise canalizarlo”.

Los espectadores que esperan naturalismo probablemente deberían quedarse en casa. El mismo Aronofsky dijo que la película es una alegoría. Antes de convertirse en “mother!”, el título tentativo era “Day Six”, el día en que Dios creó a la humanidad, según el Génesis, y le dio el dominio sobre la Tierra.

Esto hace que los personajes sean tanto arquetipos como personas, lo que fue un reto para el elenco. Lawrence, quien ha interpretado a diversas mujeres fuertes, da vida a una ayudante tímida que parece destinada a sufrir.

“Era un personaje completamente diferente de cualquier cosa que había hecho, pero también era un lado diferente de mí con el que no estaba en contacto y que no conocía todavía”, dijo Lawrence, quien tiene en la vida real una relación con Aronofsky. “Hay una parte de mí con la que Darren me ayudó a entrar en contacto”.

“Fue difícil, fue lo que más trabajo me ha costado sacar de mí”, agregó.

Al igual que la cinta de Aronofsky sobre ballet “Black Swan” (“El cisne negro”), esta película presenta a artistas creativos y de alguna manera monstruosos que usan y consumen a la gente a su alrededor. Y toca la forma en que el éxito y la fama pueden destruir con imágenes sangrientas y perturbadoramente literales.

Lawrence, quien atrajo a legiones de fans a Venecia, como hace a dondequiera que va, dijo que en su vida trata de encontrar el equilibrio entre ser accesible y proteger su espacio privado.

Agregó que la película habla “de la insaciable necesidad que todos tenemos ahora, especialmente con el internet. Simplemente queremos más y más y más”.

Aunque la cinta es oscura e inquietante, Aronofsky se declaró un optimista en cuanto al destino del planeta.

“Estados Unidos es esquizofrénico”, dijo. “Vamos de apoyar el acuerdo climático de París a retirarnos ocho meses después”.

“Es trágico, pero de muchas maneras hemos revelado quién es el enemigo y cómo podemos atacarlo”.