Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

La Augusta ahora es más radical

Maquinas-Agosto-2014-moto-6

El atlético diseño de la Brutale 800 Dagster es apenas la carta de presentación de una bestia que con sus 125 caballos de potencia es capaz de llevar la conducción a niveles extremos

Con solo mirarla se sabe que es una verdadera bestia de dos ruedas, algo que queda demostrado con el apellido de la familia: Brutale. Es la nueva MV Augusta 800 Brutale Dragster, la versión más radical de la gama ‘naked’ ofrecida por el fabricante italiano para quienes aspiran ir más allá de lo convencional, y con la cual la marca milanesa quiere celebrar su vuelta a los campeonatos mundiales de Superbike y Supersport.

Basada en la 800 y compartiendo prácticamente toda la genética familiar, la nueva variante de la Brutale despunta por un perfil más robusto y atlético que le viene de significativos cambios en la configuración externa, en especial de la zaga, que fue modificada por entero.

De entrada conserva el característico faro que identifica a la marca, pero ya en los semimanillares se observa la primera transformación. Más pequeños y regulables, éstos guardan relación con los apreciados en la Ducati Multistrada, modelo al que también se le puede equiparar en lo que respecta a los retrovisores abatibles.

Atlética al extremo

La configuración del chasis sigue los mismos parámetros de los utilizados por sus hermanas: multitubular confeccionado acero ligero unido a secciones laterales de aluminio, esqueleto sobre el cual se monta una horquilla invertida Marzocchi y un basculante monobrazo de aleación de aluminio y molibdeno articulado al amortiguador trasero Sachs. Todo ello proporciona la rigidez torsional necesaria para maniobrar sin dificultades esta mole de 167 kilos de peso.

En la retaguardia es donde se aprecian los mayores cambios. El colín es ahora más corto e integra las dos luces LED en los bajos del asiento, cuya posición más baja redunda en mayor ergonomía para el conductor, quien cuenta con nuevos reposapiés y protectores de tobillos. Pese a su menor tamaño, el asiento tiene el espacio suficiente para un acompañante, quien también cuenta con apoyo para los pies de nuevo corte.

Detalle que copia la Dragster de su prima 800 Rivale es el guardabarros independiente de un solo brazo, que también sirve de sustento para el portaplacas y el tercer stop.

Pero el verdadero protagonista de la zaga es el neumático posterior, un robusto Pirelli Diablo Ross II 200/50 montado sobre una llanta de 17 pulgadas diseñada especialmente para esta variante de la Brutale, haciendo un juego perfecto con la triple salida del escape que caracteriza a esta familia.

Maquinas-Agosto-2014-moto-2-

Potencia bruta

Para impulsar este atlético y bien cuidado cuerpo, la 800 Dragster cuenta con uno de los motores más eficientes desarrollados por la tecnología italiana. Se trata del tres cilindros en línea de 12 válvulas de 788 cc de capacidad que entrega 125 caballos de potencia a 11.600 revoluciones por minuto y 81 Nm de torque a 8.600 vueltas del motor. Esto significa que cada caballo es responsable de movilizar 1,3 kilos de peso, una de las mejores relaciones peso-potencia del mercado.

Maniobrar toda esta fuerza es posible gracias a una caja de cambios de seis velocidades de tipo extraíble y con relaciones más cortas para mejorar el desempeño en pistas.

Como en los otros modelos de la gama, la electrónica también gana protagonismo al incorporar tecnología de última generación como MVIC, el sistema de control de la inyección y encendido probado en la Rivale y que desde ahora vendrá incorporado a toda la gama Brutale.

Gracias a este sistema, a través de mandos colocados en el manillar el conductor puede ajustar parámetros como el limitador de revoluciones, la sensibilidad del acelerador, el freno o el par del motor. Esto quiere decir que el conductor puede literalmente maniobrar el propulsor a su antojo para tener una moto distinta en cada momento.

Maquinas-Agosto-2014-moto-4

Por supuesto, los frenos de una máquina como esta no podía ser otros que un Brembo, que desarrollo un sistema de doble disco flotante de 320 mm, dos pinzas y cuatro pistones para la rueda delantera, mientras que en la rueda trasera es de un disco único de 220 mm con una pinza y dos pistones.

Como innovación, la Brutale Dragster incorpora un nuevo ABS diseñado por la alemana Bosch que, ajustado al peso de la moto, evita el levantamiento de la rueda trasera en caso de fuerte frenada. Cuenta con un control de tracción de ocho posiciones que como es de suponer, el piloto puede desconectar cuando quiera llevar la moto a conducción extrema.