Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

“La violó, la mató, la picó” en clave documental y en YouTube

19102017_EE_FR-4
22/10/2017
|
FOTOGRAFÍA: FELIPE RODGES

El sábado 21 de octubre se estrenó “Una fábula muy trillada”, en la plataforma Youtube. Se trata de un documental, dirigido por William Padrón, sobre el emblemático disco de la banda Demis Tatú. Una obra que habla de un momento muy particular en la historia del rock and roll venezolano.

El documental hace un viaje detallado por el disco “La violó, la mató, la picó” de Dermis Tatú, por medio de covers de artistas de la movida del rock nacional y relatos de integrantes de la banda y allegados.

Dermis Tatú marcó un antes y un después en los años noventa. “Cayayo” Troconis, Sebastián Araujo y Héctor Castillo fueron quienes impulsaron este proyecto.

DERMIS

“Cayayo y Dermis se deslazaron de la industria. Tú ibas a la televisión, a la radio y veías a la misma gente. Entre ellos se contrataban y promocionaban. Dermis venía del punk y chocaba mucho con esa movida. Franco de Vita y Yordano eran un boom, vendían 100 mil discos”, cuenta Padrón.

En su faceta de documentalista, Padrón tiene también una visión muy punk sobre este trabajo, pues la única retribución que busca es dejar un testimonio de una época.

“El documental se hace porque me dio la gana. Aunque suene feo. También lo considero un tributo, lo hicimos pensado para que se subiera a YouTube, tomando en cuenta en la gente. Cuando lo inscribimos en el concurso de Nueva York, iba escuchando ‘La violó , la mató, la picó’ en el avión y pensaba: ¿Yo de pana voy a mostrar esto en Nueva York? Me informaron que familiares de los tres integrantes iban, me puse nervioso y pensé en si había dicho algo malo en el documental. Después me sorprendió que su recepción fue hermosa, me compartieron anécdotas, se conmovieron mucho”, relata el creador.

“El documental no busca nada. Yo lo hice más que todo como fanático, como groupie y quería que los mismos músicos que se vieron tan influenciados por este disco me dijeran por qué es bueno. La opinión de los músicos fue lo que quise retratar. No la mía. La gente me ha preguntado: ‘¿Por qué no fuiste el narrador?’, pues porque se presentó la oportunidad de que fuera Rafael Cadavieco y me pareció alguien importante y una buena voz”, acota.

El director y productor de “Una fábula muy trillada” acepta que en su trabajo audiovisual sí hay un enfoque personal: “No es una manipulación, pero a la hora de editar tuve un proceso que es normal en el documentalismo;  saqué lo que me convenía para ilustrar mi argumento. Fue difícil ilustrarlo porque la gente te quiere hablar de Cayayo. Esto no es sobre la historia de Dermis Tatú, es sobre el disco de ellos”.

Padrón sabe que seguidores de Dermis o Cayayo no serán un público fácil, pues ambos marcaron a una generación y se convirtieron en objetos de culto.

“La gente se conseguirá versiones que no les gustan y es normal, pero me gustaría que la gente buscara la original y recordara también, o la descubriera en otros casos y se relacione. Lo que quiero es presentar el contexto histórico del disco, lo que significó”, apunta Padrón.

Comprende que tanto escribir sobre Sentimiento Muerto como hacer este trabajo, de la única placa de Dermis Tatú, genera controversia: “Recuerdo un escrito que hizo Eric Colón, ‘puteando’ al Festival Nuevas Bandas”.

Colón escribió en UB “A 17 años de su muerte: Cayayo no quiere tributos”, y resalta sobre el Festival: “Esta especie de secta religiosa, más bien se ha dedicado a cultivar su propio protagonismo que, si bien ha forjado cierta cronología bibliográfica “rockera” autóctona, también ha destinado gran parte de su historia a ocupar espacio y exposición en los medios de comunicación idealmente destinado a músicos, productores y realizadores de esa pequeña industria cultural a través de una oficina de prensa que, más bien, paga y se da el vuelto”.

19102017_EE_FR-5

“Con mi documental quiero que la gente se conecté. Si Cayayo ayudó a que chamos vieran otros nombres en la estela musical me parece bueno, que creo que fue lo que hizo el Nuevas Bandas, malo me parecería que no hubiera nadie que influenciara así. No es un desgaste del nombre. Capaz la afinidad empieza por Cayayo y en su mayoría se transforma en una apreciación de la banda”, opina el director del audiovisual.

Artistas de hoy y su relación con el disco

Rodrigo Gonsalves de Viniloversus, Luis Jiménez de Los Mesoneros, Octavio Suñé, Luis Irán, Rafael Cadavieco de Atkinson, Kuámasi, Charliepapa y Boston Rex de Tomates Fritos son sólo algunos de los artistas del rock nacional que se unieron a este trabajo de Padrón.

Así  relata la versión de cada uno: “A Niño nuclear y Rodrigo les vi un especial apego a sus versiones, igual que a todos los que hicieron “H”. Chicho de Bioshaft me recordó mucho a Gustavo Rodriguez, que también le veía un espíritu callado, unos solos muy sentidos. En el caso de Famasloop, es un cover que yo realmente no disfruto. Lo hablé con Rafa (Cadavieco) en Nueva York.  Yo no sabía que ellos estaban haciendo una versión de “Terrenal”, que tiene una parte merenguera que me chocó porque soy un rockero cochino. Yo quería volarme toda ese ‘changa tuky’. Cuando escuché el tema por primera vez estaba negado. No asigné canciones, sólo asigné “Asco” a Luis Jiménez y le dije que no se sintiera presionado, pero era mi tema favorito. Luis se puso nervioso, pero lo ejecutó brutal. También quise que una mujer cantara “Zorra” porque era más kinky”.

19102017_EE_FR-1

Este trabajo le sirvió a Padron para establecer diferencias entre el presente y el pasado: “Recordé, haciendo el documental, una Caracas de los 90s, que estaba muy alejada del conflicto derecha, izquierda. Esta banda tocaba en Caricuao, en El Silencio o en ‘Rockatanga’. Sebastián comenta que se iban por la Libertador en carro, descubriendo todo, porque hay que decirlo: de alguna forma Dermis es una banda que a partir de Sentimiento Muerto es “del Este”, pero retrataban esta vida de Caracas y la movida nocturna que estaban completamente separadas de la política”.

Disco influyente

Padrón habla de la influencia musical y social del disco como casi un movimiento, algo que marcó un hito entre jóvenes y adultos que apreciaban el rock nacional.

“El gran aporte de Dermis, es que fue la primera banda independiente aquí. Ellos no se sentaron a esperar que la disquera los llamara, hicieron todo”.

“El disco retomó la esencia de lo que es el rock and roll, como dice Luis Daniel de Dermis Tatú, en ‘Terrenal’  la letra que dice ‘He decidido escapar de esta ladilla de ciudad’, la vaina es un coñazo. Nadie estaba haciendo eso, y Dermis lo manejaba, a lo mejor no era políticamente pero sí tenían un concepto indie punk. Hacían las cosas con sus términos porque podían. Hay una fuerza que no pasa de moda, es atemporal, escúchalo ahorita porque sigue teniendo una vigencia en eso que te hablo que te sorprende”, continúa el entrevistado.

“Ellos cuentan que se van a Argentina porque los invita Charly García, pero los invita así como ‘bueno, vayan un día’ y cuando esos chamos se aparecen allá fue como que ‘ah, de pana vinieron’. Ese pequeño factor, de haberse comido el cuento e irse, hay que tener bolas”.

19102017_EE_FR-3

Otra anécdota importante que relata Padrón es esta: “Sebastián comenta también que sin el aporte económico de sus papás no hubieran podido hacer lo que hicieron. La proyección internacional fue muy baja. El disco se graba en 1994, pero no está en físico. Es presentado en el Nuevas Bandas y sacado en 1995. Salieron 1000 copias. Aunque hubo gente de Los Ángeles que me dijo que a esa banda le tenían el ojo puesto”.

Padrón recuerda con cariño su época como fanático del movimiento, pero aclara que se debe seguir luchando por el futuro y sobretodo, apreciar lo que está ya que considera que buscamos el talento donde ya no existe: “No considero que esa época volverá, pero no debemos querer volver, siempre habrá una mejor época”.

Y cierra con una visión optimista: “No debemos vivir apegados al pasado. La movida se superó, superó el nivel. Aunque la gente crea lo contrario. En el momento que salió Americania, La Vida Bohème, Viniloversus, Los Mesoneros, Charliepapa. Si nos quedamos pegados en el dolor, no avanzamos, hay siempre que ver lo que viene”.