Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Nombres Ocultos revela su identidad

UB-NombresOcultos-feature
05/12/2018
|
FOTO: CORTESÍA NOMBRES OCULTOS

Nombres Ocultos logró disparar la curiosidad de muchos con la estrategia de lanzamiento de su disco debut. Y ya decidieron salir del anonimato

Diego Prato y Fernando Amaral integran esta banda venezolana que ha causado, al menos, curiosidad.

Estos dos amigos que se conocen desde hace tiempo buscan con este proyecto trazar un camino musical que siempre ha estado presente en sus vidas, pero estaban guardando para este año. El proyecto se “cocina” desde hace tiempo: “Depende de dónde lo veas”, dijo Prato.

“Esto empieza en muchos lugares, desde hace por lo menos 6 años. Desde que estamos en el colegio teníamos a Estrena tu lavadora y Caravana. Eran bandas que competían en su ámbito pero por la amistad que teníamos siempre quisimos hacer música juntos”.

Plástica, agrupación que mantuvo Amaral hasta hace tiempo, invitó a Prato a ensayar con ellos para un toque que se realizó en el ya extinto Discovery Bar y dio vida a varios temas de Nombres Ocultos.

“Me quedé con las ganas de trabajar con Fernando, recuerdo que Mikel Maury (vocalista de Anakena) y yo teníamos un proyecto en el que lo involucramos a él y eventualmente eso se transformó en Nombres Ocultos”

Hace dos años se empezó a componer el disco y su lanzamiento dejó una duda importante: ¿Por qué el anonimato?

“Para nosotros el anonimato fue una ventana para exponer la música que estamos haciendo. Además, es una música tan honesta, tan a flor de piel que es difícil lanzarla cuando todo el mundo sabe quién eres, conoce tu cara”, aclaró Diego Prato.

El anonimato, según él, es una máscara que se pusieron para comunicar todos esos sentimientos y emociones de una manera más “fácil”. Más segura: “Abandonar tu identidad es un llamado a tener el valor de ser honestos y reales. Personales. Volver a la nuestra es una demostración de que no debes ser anónimo para ser ‘real’.”

Componer distanciados geográficamente fue un reto para ambos: no grababan juntos, todo lo coordinaban por e-mails y llamadas. Fernando creaba las maquetas que mandaba al ingeniero de sonido, Horacio Castro, quien estaba trabajando con Diego en Miami.

Nombres Ocultos marca un parámetro estético en la producción de sus canciones. Aunque se oyen bien, lo independiente se nota, y no es un impedimento para la buena producción, de hecho esto les favorece y así lo sienten.

“A nivel de composición las canciones son muy personales. Eso nos diferencia, y también la intención de hacerlo todo nosotros mismos”.

Amaral se presenta orgulloso del eclecticismo del gusto musical de ambos, considera que su influencia a la hora de componer es Sufjan Stevens, también Gustavo Cerati pero en materia de líricas, plasmando imágenes.

“La canción Camuflaje, del disco Siempre es hoy de Cerati es una gran influencia, Beach Boys está muy presente, buscamos imitar lo que hizo Brian Willson con Smile: crear esa atmósfera encapsulante” dijo Fernando.

Estos son los ídolos que los llevaron a crear y seguramente inspiraron la conceptualización del proyecto; pero, ¿quién los marcó? ¿Quién infringió esas heridas?

Según Fernando, en el disco los autores hablan de las ex novias de los dos. Aunque hay algo mucho más “doloroso”, si se quiere: “Creo que el centro emocional del disco es una amiga muy cercana que falleció en el viaje de graduación a Cancún”.

“Ana Helena (tema con el nombre de la joven) es un tributo a ella. Esa canción fue muy terapéutica, fue una forma de atacar esa situación y enfrentarla dentro de nosotros mismos”.

En el disco hay canciones que no hablan de mujeres, según los dos. También hablan de ellos en tercera persona. Para ambos, componer siempre ha sido una manera de lidiar con la pérdida, el amor, el rechazo, la desesperanza: “Todas esas cosas las hemos tocado o superado… Bueno, más o menos”.