Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Oriana Infante: La “jevita” de “5 minutos más”

UB-Oriana-AlejandroCremades-Feature-1
10/04/2019
|
FOTOS: ALEJANDRO CREMADES @DONCREMADES

De momento no le molesta que la llamen así. Oriana Infante es el toque femenino en esa cabina que comparte con el Profesor Briceño y Rey Vecchionacce de lunes a viernes a partir de las 6 de la mañana. ¿Y de dónde salió ella? Ganó el casting al que convocaron este par de humoristas pero en realidad estaba ahí: formándose para la radio

Sí, hubo un concurso. Un casting. Como sea. Lo ganó ella: Oriana Infante ya estaba ahí, en La Mega, en alguna de las emisoras hermanas, pero no frente al micrófono. En el programa “5 minutos más” se vieron forzados a buscar “una jevita” tras la partida de Paula Díaz. En lugar de tomar una decisión a puerta cerrada, José Rafael Briceño y Rey Vecchionacce optaron por llamar a concurso: participa y si ganas te vienes a hacer el programa con nosotros.

Un espacio en horario prime time –de 6 a 9 de la mañana-, en la emisora juvenil más importante del país y con este par de caballeros de la comedia: una propuesta interesante, ¿no? Alrededor de un centenar de mujeres mandaron sus grabaciones de prueba para entrar en la competencia que arrancó a principios de año para encontrar a la jevita que faltaba. Pero Oriana dudaba: ¿es esto lo que quiero hacer realmente?

Para ese momento estaba en el equipo de ventas de La Mega. Le iba bien. Y sin embargo no dejaba de extrañar ese otro ambiente de la radio en el que se había formado: la producción.

Era lo que hacía mientras estudiaba Comunicación Social en la UCAB: fue productora en el equipo de Luis Chataing, lo hizo en el inicio de “Calma Pueblo”, se fogueó un poco en labores más periodísticas produciendo para Shirley Varnagy –“fue en la época ruda de las marchas y las manifestaciones”- y regresó -brevemente- a La Mega para el recién lanzado “5 minutos más”.

En agosto de 2018 y hasta febrero estuvo “del otro lado”: en ventas. “Siento que todas esas experiencias me han dado herramientas para estar aquí”, dice muy seria. Y reconoce, sin embargo, que todavía tiene que procesar el momento: “Hice el demo y lo mandé el último día, en la raya, Casi no lo mando”.

UB-Oriana-AlejandroCremades-2

La duda –si es que se le puede decir así- era más el futuro que el presente: “Pasé cinco años aprendiendo las cosas de la radio. Es decir, no dudaba de mis capacidades. Tengo la preparación, sabía cómo se hacen las cosas en la emisora y por eso me fue bien en el casting”.

Ahora el reto es ser Oriana Infante, la locutora. Hacerse el personaje. Encontrar su tono y su espacio.

El lunes 25 de febrero fue el estreno. Su primer día en esto que es ya casi una tradición en La Mega 107: “Yo no llegué a la radio buscando ser locutora. Pero aquí hay escuela e internamente van entendiendo quién se perfila para eso. Algunos nombres importantes en la radio primero fueron productores, como Luis Chataing, Erika de La Vega, Verónica Gómez…”.

-Terminó ese primer programa el 25 de febrero… ¿Qué sentiste, qué pensaste?
-Pensé: “Me tengo que ir ya a ventas porque tengo la reunión de los lunes”. Es que durante mi primer mes en “5 minutos más” todavía tenía el otro trabajo…

-¿Cómo haces para que Rey y Briceño dejen que se escuche tu voz en el programa? ¿Hay un botón o una seña, una amenaza de codazos para que ese par se calle un poco y puedas hablar?
-No sé aun si se escucha… jaja… No, mentira; sí creo que he logrado poco a poco que la dinámica del programa ahora sea de tres y no de Briceño y Rey con una invitada en cabina, que es lo que realmente se quería lograr con este casting, sin embargo, no tengo nada premeditado. Algunas veces puedo alzar la mano, otras con tan sólo una mirada entre los tres se entiende quién va a hablar y otras veces puede ser un silencio incómodo el que me da pie para entrar, pero no es un proceso anormal dentro del programa. No es algo que me de miedo o no sepa enfrentar y quizá ahí está la clave: no me siento incómoda al interrumpir para compartir mi opinión. Igual creo que la mejor fórmula para que tu voz sea escuchada en la radio es generar contenido, traer noticias, ideas, o secciones que puedan aportar algo positivo al aire porque si generas tu propio contenido, tú eres quien domina el tema y llevas el control mientras los demás te acompañan con sus opiniones.

-¿Qué crees que vieron ellos en ti para que ganaras el puesto como “la jevita del programa”?
-Creo que vieron mi trabajo y cómo trabajo, mis métodos, mis plazos, mis estados de ánimo, mi compromiso y la pasión que siento por la radio. Además de la fluidez o la “química” que hubo entre los tres en las cuatro fases del casting.

-¿Todavía no te molesta que te digan “la jevita del programa”?
-La verdad no, además muy pocas veces lo hacen. Desde que audicioné sabía que si quedaba ese era un título que tendría que llevar por un tiempo y lo asumo así, como un título que será el inicio de mi carrera como locutora en la radio. Lo que no me gustaría es que fuese el único.

UB-Oriana-AlejandroCremades-1

-Tienes al lado a dos monstruos barbudos de la comedia: ¿te interesa el asunto de ser comediante o solo la radio?
-Claro que me interesa la comedia y estoy segura de que algún día me lanzaré al agua pero, como todo, antes de hacerlo me tengo que preparar. Tengo claro que si bien he trabajado con muchos comediantes y me he nutrido de ellos durante estos cinco años, todavía no estoy preparada para dar ese paso. Antes de eso tengo que empezar a tomármelo en serio, hacer talleres de stand-up, escribir y desechar material, rebotar chistes con mis compañeros, aceptar muchas críticas duras y sobre todo quitarme el miedo a fracasar en una tarima, pero “más temprano que tarde” no sólo me escucharan en la radio.

-¿No sientes que pasas las mañanas como con dos tíos jodedores?
-No sólo con dos tíos jodedores, a veces también siento que estoy al aire con mis papás, mi hermana mayor, mis amigos más cercanos, unos niños o con dos millennials desconocidos. Son muchos los personajes que Rey y el Profe pueden llegar a cumplir. Unos no excluyen a los otros y eso es lo más bonito, con todos me río y de todos aprendo.

-Entraste a La Mega hace cinco años y ya estás en un horario prime time, si hacemos un cortometraje de esta historia, ¿qué título tendría?
-“Logro desbloqueado”

-¿Qué aspiras aportar a la dinámica de “5 minutos más”?
-El aporte que quiero dejar en los oyentes de “5 minutos más” aun no lo tengo claro. De hecho esta misma pregunta recuerdo haberla tenido muy presente al momento de hacer el casting. Cuando mi familia me insistía que grabara el demo yo les respondía firmemente: “pero mamá si ni siquiera sé qué quiero decir o aportar”. Lo grabé igual, quedé, y hasta el día de hoy me parece una pregunta difícil de responder pero si tuviese que decidirme rápido creo que quisiera aportar un poco más de rebeldía y hacer travesuras al aire que generen controversia y den de qué hablar, pero dénme chance…

UB-Oriana-AlejandroCremades-3a

-¿Cómo llevas esto de madrugar tanto? ¿Se acabaron las rumbas a tus 24 años?
-A pesar de ser una persona que solía pararse todos los días a las 10 de la mañana antes de trabajar en la radio creo que lo llevo muy bien… Sin embargo, siempre cuento que todos los días cada vez que sonaba mi alarma a las 4:30 de la mañana decía que ese día sí iba a renunciar, pero después llegaba a la radio y ya a las 6:15 de la mañana, que es cuando se acaba el primer bloque, me daba cuenta de que estaba en el mejor trabajo del mundo y eso me hacía muy feliz. Pero no negaré jamás que pararme a esa hora para mí siempre va ser un acto heroico.

En cuanto a las rumbas, no se han acabado, lo que quizá sí cambió un poco fue el horario de regreso y las cantidades de alcohol pero no es algo que he dejado de hacer. Suelo ser muy todo terreno en ese aspecto: mientras llegue a la cabina y pueda cumplir con mis responsabilidades lo seguiré haciendo.