Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

¿Por qué la música Pop actual es tan mala?

Popportada
15/04/2018
|
INFORMACIÓN: THOUGHTY2

Si te has preguntado por qué la música Pop de hoy día suena tan mal quizás deberías leer esto:

“El 6 de diciembre de 1966 cuatro tipos de Liverpool llegaron a los estudios Abbey Road y comenzaron a grabar un disco. 333 horas después, The Beatles crearon su octavo álbum de estudio, ‘Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band’, el cual vendería alrededor de 32 millones de copias a escala mundial y de acuerdo con Rolling Stone, se convirtió en el mejor álbum de todos los tiempos”.

Así comienza la narración del video titulado ‘Why Is Modern Pop Music So Terrible?’ (¿Por qué la música pop moderna es tan mala?, en inglés) publicado por el youtuber británico ‘Thoughty2′.

Indistintamente si tu gusto musical se inclina más hacia los éxitos de la música pop actual, o si eres de aquellos que se consideran de la “vieja escuela” (como nosotros), acá te explicamos en siete puntos por qué la industria Pop ha desmejorado con el tiempo.

1. En efecto, la música Pop ha empeorado.

via GIPHY

Un reciente estudio publicado en 2012 por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España reveló que la música está empeorando cada año.

Los investigadores tomaron 464.411 canciones de géneros musicales como rock, pop, hip hop, metal y electrónica, desde 1955 hasta 2010 y meticulosamente reprodujeron cada canción a través de un set de algoritmos complejos.

Según los parámetros analizados, las transiciones entre los grupos de notas han disminuido de forma continua durante los últimos 55 años. El investigador del Instituto de Investigación en Inteligencia Artificial del CSIC Joan Serrà, quien ha dirigido el trabajo, explica: “Estos parámetros musicales en las canciones son como las palabras de un texto y hemos observado que cada vez hay menos palabras diferentes”. Dada una nota musical, es relativamente más fácil predecir cuál será la siguiente en una canción actual.

De igual modo, las composiciones musicales más recientes también presentan una menor diversidad de timbres y tienden a interpretarse con los mismos instrumentos. Joan Serrà opina que “en la década de los 60, por ejemplo, grupos como Pink Floyd experimentaban mucho más con la sonoridad que ahora”.

2. Sí, todas las canciones Pop suenan igual

via GIPHY

En vez de experimentar diferentes técnicas musicales, la mayoría del pop actual está utilizando la combinación exacta de un teclado, una caja de ritmos, un sampler y un software de computadora.

De acuerdo con el estudio encabezado por Serrà, las melodías y los ritmos, e incluso las voces en la música pop actual se han vuelto más similar entre sí desde los 60s.

Por otra parte, el blogger de música Patrick Metzger afirmó que miles de artistas pop han estado usando la misma secuencia de notas que alternan entre la quinta y las terceras notas de una mayor escala. Esto está frecuentemente acompañado por una voz que sirve de patrón.

Metzger llamó esto el “Millennial Whoop”, el cual puede encontrarse en todos los hits pop de los últimos años. Desde “California Girls” de Katy Perry, hasta “Baby” de Justin Bieber, literalmente todas las canciones pop actuales tienen incluidas el ‘Millennial Whoop’.

Este fenómeno se debe a la familiaridad. A nuestro cerebro le gusta la familiaridad y entre más escuchamos los mismos sonidos, más los disfrutamos.

3. Las letras también han desmejorado

via GIPHY

Otro estudio examinó la inteligencia de las letras de miles de canciones que llegaron a liderar el chart de canciones Pop de Billboard. Para la investigación, utilizaron diferentes métricas que indicaban cuán difícil puede llegar a ser un texto de acuerdo con la calidad de la escritura.

Los científicos concluyeron que las letras ahora son más cortas y tienden a repetir las mismas palabras.

4. Todos los artistas pop actuales tienen algo en común…

via GIPHY

Artistas como Britney Spears, Taylor Swift, Robin Thicke, Jessie J, Justin Bieber, Katy Perry, Ariana Grande, Justin Timberlake, Maroon 5, Pink, Avril Lavigne, Christina Aguilera, entre otros, tienen algo que los une: el mismo compositor.

Buena parte de las canciones de estos cantantes fueron escritas por Max Martin, quien es responsable de éxitos como ‘I kissed a girl’, ‘Baby one more time’, ‘Shake it off’, y muchas más. Asimismo, Lukasz Gottwald (conocido profesionalmente como “Dr. Luke”) ha escrito para estos artistas.

Ellos son las mentes maestras detrás de cada canción que suena en las radios.

5. La música suena mucho más alta

via GIPHY

La compresión es un proceso que consiste en reducir el rango dinámico de una señal de audio. Un aparato, denominado compresor, analiza la ganancia de la señal de entrada y, conforme a unos parámetros fijados, se atenúan aquellas partes que superan un nivel o umbral determinado según la configuración deseada.

Sin embargo, los productores de ahora tienen montada una “guerra de ruido” que no importa en qué volumen se escucha la canción, siempre sonará alta.

6. No hay riesgos

via GIPHY

Promover una nueva banda hoy día es más costoso que nunca. Con el pasar del tiempo, el presupuesto para impulsar la carrera de un artista emergente se ha disparado por los cielos. De acuerdo con la Federación Internacional de la Industria Fonográfica, los costos van desde 500.000 hasta 3 millones de dólares.

Al manejarse una gran cantidad de dinero, los productores evitan un riesgo financiero. En vez de encontrar un talento musical genuino, prefieren apostarle a una cara bonita que salió de algún show de televisión y simplemente, la promocionan.

7. Te están lavando el cerebro

via GIPHY

En cada emisora radial, supermercado, centro comercial, película o serie suenan las canciones pop actuales. Y esto no es ninguna coincidencia.

Parte del presupuesto de 3 millones de dólares está invertido en hacer que un nuevo single suene en todos lados. Esto es llamado el ‘Efecto de mera exposición’, un fenómeno fisiológico en el cual la gente desarrolla una preferencia por las cosas que ven o escuchan con frecuencia.

Nuestro cerebro produce dopamina (la hormona de la felicidad o el placer) cuando escuchamos una canción que hemos escuchado varias veces antes, y el efecto solo se intensifica cada vez que repetimos esta acción.