Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

¿Realmente funciona el “Rompe Colchón” venezolano?

UB_articulo03
19/10/2017
|
HÉCTOR TREJO / COMPOSICIÓN GRÁFICA: GABRIELA POLICARPIO

En el imaginario colectivo, los productos que vienen del mar poseen un ingrediente secreto capaz de convertirnos en los amantes más fogosos y más rendidores. Como un aporte cultural a nuestra sociedad, UB responde si es puro mito o realidad.

Típico que estás tomando sol, destapando una birra y de repente suena el famoso grito: “¡ROMPE COLCHÓN, SIETE POTENCIAS, VUELVE A LA VIDA…!” La sonrisita nerviosa y los comentarios intenta disimular lo que en nuestra imaginación toma forma: la idea de un alimento que, como la espinaca a Popeye, te convierte en un animal capaz de llevarse por delante lo que enfrente… en la cama.

Con tan solo el nombre, se activa la alarma y una película porno rueda en nuestras cabecitas, literalmente. Sin embargo, nosotros no venimos a medir nuestras fantasías, lo que queremos saber es si los afrodisíacos son denominados así por sus propiedades y los efectos que ocasionan en la nuestros órganos reproductivos o si, por el contrario, pertenecen a una mitología con muy buena publicidad.

rompecolchon2

Antes de entrar en materia, recordemos que los afrodisíacos son definidos popularmente como “alimentos que le ponen picante a la cama”. En el caso “Rompe colchón” y para que fuera de nuestras fronteras se entienda, estamos hablando de un cóctel que reúne camarones, mejillones, pulpo, pepitonas y calamares, bañados en vinagre y limón y con toques de diferentes salsas, incluida la picante. Ya sea que conste de un solo integrante, en muchas partes de Sudamérica se usa el caracol o los camarones solamente. Tal es su uso extendido, que  millones de personas alrededor de todo el mundo buscan diariamente en Internet “alimentos que ayudan a tener un mejor orgasmo” o “¿Es verdad que las ostras ayudan a tener una erección más duradera?”.

Según la doctora Luz Jaimes, existen alimentos afrodisíacos que generan estimulación sexual y que crean lo que se denomina el “efecto fantasía”. Con ello se despierta el placer, se activan los sentidos y se construyen marcos en los que se satisfacen los deseos que se encontraban escondidos. Por lo tanto, las reacciones o respuestas no son solo producidas por los procesos biológicos que suceden una vez que la persona ingiere un afrodisíaco sino que, gran parte de los efectos, provienen de la mente y los pensamientos.

via GIPHY

Es así como, de la mano del afrodisíaco va un montaje que abarca todos los sentidos y que desemboca en el aumento de la libido. Supongamos que un hombre y una mujer están sentados frente a un televisor, viendo una película pornográfica. Es probable que ambos comiencen a observar reacciones corporales como la erección del pene o el endurecimiento de los pezones. Esa fantasía que está sucediendo en la televisión es capaz de inspirar a la mente y de allí, se manifiesta en el cuerpo. Lo mismo sucede con los afrodisíacos. Si quien los ingiere no está en un marco que implique el desarrollo de la fantasía, no sucederá absolutamente nada.

Jaimes explica además que muchos de los afrodisíacos se asemejan a la forma de los genitales de los seres humanos; lo que genera un estímulo visual importante. Por ejemplo, el cambur tiene forma de pene, mientras que las otras de vulva. Esto no quiere decir que tales comidas obligatoriamente deban ser alargadas para cumplir su función. En pocas palabras: cada quien escoge el afrodisíaco que desea para comenzar a construir la fantasía que desea.

via GIPHY

Para la doctora y terapeuta de parejas Astrid Salazar, la mayoría de los afrodisíacos son estimulantes que involucran todos los sentidos. Aunque algunos se asemejan a los órganos genitales, un afrodisíaco puede ser todo aquello que despierte o reavive el deseo sexual, sea visual, olfativo o auditivo.

El deseo sexual de los venezolanos está en crisis

Ambas especialistas afirmaron que durante los últimos años, la frecuencia sexual de los venezolanos ha disminuido notoriamente. Esto se debe a que las preocupaciones de las parejas están directamente relacionadas a temas económicos, políticos y de inseguridad. Por lo tanto, sus prioridades han cambiado y la situación ha afectado tanto el deseo como el rendimiento, ya sea al momento de la erección, el orgasmo o el clímax.

Ante esta problemática, la doctora Luz Jaimes da las siguientes recomendaciones:

1- Las personas y las parejas deben trabajar en el sexo, no deben perder la intimidad. Hay que aprovechar los afrodisíacos para crear fantasías y estimular el deseo sexual. Si existen, ¿por qué no usarlos?

2- No deben dejar el sexo para el final del día, hay que darle prioridad. La mayoría de las personas salen del trabajo, van a cenar, luego salen a tomar y a bailar y, por último, dejan el sexo. ¡Hagámoslo al revés!

3- Si van a tener sexo, coman ligero y salgan temprano del trabajo. Si están cansados, muy llenos o con unos tragos de más no lo van a disfrutar ¡La idea es que tengamos todos nuestros sentidos activos!

4Hay que darle importancia al erotismo y la seducción. Cambien de ambiente y creen nuevos escenarios ¡con imaginación nunca se podrán aburrir!

 

Además de estos consejos, nuestra revista hermana, Bienmesabe, nos recomienda cinco afrodisíacos que no pueden faltar en la nevera para ponerle más picante a la cama. Además, les dejamos unos jueguitos sexuales para que se aprovechen sus “nutrientes” de una manera diferente.

Chocolate

via GIPHY

Posee sustancias como la teobromina y la feniletilamina que producen una cantidad de endorfinas (hormonas de placer), que generan sensación de bienestar.

Juego: derrite un poco de chocolate y colócalo en el cuerpo de tu pareja. Asegúrate de cubrir zonas sensibles como los pezones, los labios, el cuello y los lóbulos de las orejas. Lame con delicadeza y acaricia al mismo tiempo.

Miel

via GIPHY

El contenido del boro en la miel promueve la utilización y metabolización del estrógeno, la hormona femenina encargada de la excitación.

Juego: llena los dedos de tu pareja de miel y simula que estás haciendo sexo oral. Es importante que no te excedas, la situación se puede poner un poco “pegostosa” en vez de sexy.

Ostras

via GIPHY

No solo su forma se asemeja a la vulva de la mujer, sino que también por su cantidad de zinc contribuye a la producción de esperma.

Juego: crea un ambiente romántico y haz que la imaginación vuele. Invita a tu pareja a la playa, pide unas ostras frescas junto con una bebida de su gusto. Vean el atardecer y disfruten del momento. El romanticismo también excita.

Vino tinto

via GIPHY

Además de ser un desinhibidor, también es un vasodilatador que ayuda a tener mejores erecciones y a combatir los problemas de disfunción eréctil.

Juego: caracteriza un personaje, seduce y ofrécele a tu pareja una copa de vino tinto. ¡Bailar y disfrazarse siempre son buenas opciones! Que no te dé pena, ayúdate con el tinto desinhibidor.

 Mango

Contiene betacaroteno (principal fuente de vitamina A), que estimula la producción de estrógeno. Asimismo, tiene triptófano, que es el precursor de la serotonina y endorfina, mejor conocidas como hormonas de placer.

via GIPHY

Juego: coloca cubitos de mango bien fríos sobre las diferentes partes del cuerpo y cómetelos sutilmente sin las manos.

El consumo de afrodisíacos no es lo único que debemos tomar en cuenta para mejorar el rendimiento sexual. La doctora Salazar explica que la alimentación balanceada, el ejercicio y el estilo de vida saludable son factores que influyen en la vida sexual. Por ello, de nada sirve comer afrodisíacos si tenemos problemas de salud y malos hábitos alimenticios.