Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Sisyphus in Lo-Fi, el rompecabezas de Luis Irán

LUIS IRÁN-BETANIAIBARRA
02/07/2019
|
FOTOS: BETANIA IBARRA

El cantante y guitarrista venezolano acaba de lanzar un EP con cinco canciones que nacieron en medio de los apagones caraqueños y a partir de la lectura de El mito de Sísifo, en el que canta en inglés y explora otras sonoridades

La figura pública no se exime de la crisis. Luis Irán vivió como uno de tantos millones de venezolanos los apagones del mes de marzo. Y en medio de esos días caóticos y desesperanzadores el músico, otrora vocalista y guitarrista de la extinta banda Los Paranoias, encontró en la mitología griega el catalizador de “Sisyphus in Lo-Fi”, EP de cinco temas que presentó al público en junio.

Amparado en el ensayo del escritor Albert Camus, Irán adaptó la metáfora a la música. Sísifo, rey de Éfira, despertó el desprecio del dios Zeus al vincularlo en el secuestro de la ninfa Egina. Enviado a la tierra de los muertos, engañó a Hades, dios del inframundo. Una vez de vuelta ahí, recibió como castigo empujar una enorme roca a la cima de una montaña desde donde vuelve a caer una y otra vez por toda la eternidad, representación que Camus plasmó a través del absurdo y la desesperanza.

Luis Irán considera este EP como un “experimento”, un trabajo con raíces filosóficas y en donde el dream pop y rhythm and blues se asoman para expandir el catálogo de un artista al que se le identifica con el rock.

-¿Tenías una idea fija de cómo conformar este EP?
-Fui haciéndolo sin pensar mucho. De hecho, cuando lo hacía no planeaba sacarlo, para mí era más como un desahogo musical que otra cosa, lo que pasa es que luego me gustó como quedó y decidí compartirlo.

-¿Este era un material pendiente que tenías en tu carrera?
-No sé si era algo pendiente o son cosas que suelo hacer y no comparto. Lo que ocurre con esto es que se llegó a algo más concreto, más palpable y estructurado a nivel de las canciones. Esto nació dentro de un contexto específico y la manera como me estaba sintiendo aquí con todo el rollo de los apagones y el desastre que estamos viviendo me llevó a un concepto no solo a nivel musical sino también de idea y de obra. Sentí que estaba todo redondo.

-Entonces, ¿este disco nace desde el contexto nacional? ¿Vincularías el mito de Sísifo con lo que estamos viviendo en el país?
-Totalmente. Obviamente lo hago desde una experiencia muy personal por las cosas que fueron surgiendo a nivel de líricas y el título del álbum, pero todo nació desde los apagones que nos afectaron a todos, y fue lo que me llevó a terminar de cerrar todo esto, para ponerle letra al asunto y convertir en canciones todos estos sonidos con los que estaba experimentando y estaba buscando.
La idea no es convertirlo en algo social; de hecho, no trato de hacerlo obvio con las cosas que nos pasan como venezolanos, pero busqué un mensaje que considero universal y con el que se puede sentir identificada la gente que vive cosas complicadas, con obstáculos y experimenta el absurdo de una manera muy palpable en cualquier lugar del planeta.

LUIS IRÁN-CLIMAX-BETANIAIBARRA-9321

-¿Cuántas personas participaron en la producción del proyecto?
-Solo yo. Este es un experimento hecho por mí. La única persona que se involucró, y fue en el video (de The Rock), fue mi esposa.

-¿Cómo fue la elaboración del EP?
-En principio no lo tuve muy claro. Realmente estaba metiéndome en una sonoridad que consideraba nueva, al menos para mí, porque yo no soy tecladista y aquí me metí en el tema de los sintetizadores de una manera muy profunda, entonces me puse a averiguar acerca de las agrupaciones y artistas que me gustaban desde siempre, sus sonidos y cómo llegaron al producto. Mientras iba armando eso, no necesariamente estaba pensando en quién me podía ayudar a hacer algo porque era más como un ejercicio instantáneo en el que estaba buscando y armando un cuadro.
Sobre los loops de la batería, por ejemplo, estaba muy claro hacia dónde quería apuntar y quería que fuera electrónico, no que fuera una batería orgánica como suele ser.
Una de las cosas que me ocurrió con esto fue que estaba haciendo música y comencé a aburrirme de mí mismo. Dejé la guitarra, instrumento principal con el que he compuesto, y lo armé directamente en los teclados, mientras aprovechaba para buscar esos sonidos que me habían llamado la atención.
Al final no fue que necesité ni busqué la musicalidad de alguien en específico, sino que simplemente fui yo armando un rompecabezas.

-¿Te animarías a explorar estos sonidos en futuros proyectos?
-Para mí es una puerta que se abre y por la cual me puedo meter las veces que quiera, sobre todo porque este proyecto es tan distinto a lo que he hecho antes que incluso amigos que lo escucharon antes de lanzarlo me preguntaron si lo iba a hacer bajo mi nombre, pero no quería tomar una posición un poco cobarde de tener miedo de lo que dijeran los demás. Sentí que lo mejor era que la gente viera hacia dónde me dirigía. Fue como una Polaroid de mí mismo en este instante.
Creo que me di el permiso de explorar esos sonidos para en el futuro revisar cosas de antes, tomar cosas nuevas, y en esa combinación crear algo distinto.

-El tema mitológico y literario te sirvió como inspiración en este caso. ¿Habías usado estos recursos en el pasado?
-Nunca lo había hecho de una manera tan profunda. En oportunidades pasadas solo me valía de frases que me llamaron la atención, pero en este caso fue como una trampa que me puso el algoritmo de YouTube porque me puse a ver un video que hablaba de la vida de Albert Camus y de eso me fui a una de sus obras más importantes, “El mito de Sísifo”. Al leerla fue cuando conecté mi realidad con lo que significaba esta relación de vivir en lo absurdo y su relación con la felicidad, además de la búsqueda del sentido de la vida.
Para mí es una interpretación bastante inocente de lo que es este libro y mi experiencia leyéndolo. Nunca lo había hecho de esta manera.

-Así como te apoyaste en el contexto, ¿consideras la tragedia como un motor creativo?
-Creo que las diferentes situaciones que afectan a cada una de las personas que se dedican a hacer y cómo las interpretan es lo que hace que exista un producto. En mi caso, lo que hizo que yo conectara con este libro fue, justamente, nuestro contexto, lo que nos está pasando.
Si no me estuviera sintiendo mal por eso, probablemente no hubiera dado con el libro y no hubiera pasado nada.
Situarme en lo que estamos viviendo fue súper importante, más allá de que no iba a contar con mis canciones todas las cosas que estamos pasando porque al final no es un noticiero. Lo llevé a un sentimiento mucho más universal.