Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Steffany Cobos: “Nunca me pasó por la cabeza ser modelo”

Steffanydestacado2
24/10/2018
|
FOTOGRAFÍA: JESÚS SOTO (@JSOTOFUENTES)

Desde la publicación de sus fotografías para la campaña Otoño/Invierno 2018 de Giorgio Armani, el trabajo de Steffany Cobos se hizo viral en las redes sociales con el lema de “Maracay pal mundo”. Conversamos con ella y aquí te la presentamos

Creció escuchando que debía dedicarse al modelaje porque siempre ha sido muy alta (1.78 m). Así que a los 13 años se decidió y luego, gracias a un concurso nacional de Ford Models, conoció a su manager con quien inició su carrera profesional a los 16. Tuvieron razón quienes insistieron: hoy Steffany Cobos modela para Armani.


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Giorgio Armani (@giorgioarmani) el

IMG-6365
(Fotografía: Kiki Xue)

“Creo que todo lo que he hecho es por las oportunidades que se me han presentado. Jamás lo busqué”, dice. Mientras vivía en Venezuela estudiaba Ingeniería Metalúrgica en la UCV y la mayor parte de su tiempo lo dedicaba a los estudios. A los dos años, sin embargo, la situación del país la empujó a tomar la decisión de abandonar la carrera y considerar la posibilidad de emigrar.

A pesar de que el modelaje no era parte de su plan, la idea cobró fuerza en ese momento. Steffany ya había trabajado en el extranjero y tenía una noción de cómo funcionaba la industria de la moda. “Creo que fue la mejor opción que tuve para salir del país. Ser modelo en Venezuela -y además estudiante- no es tan rentable como en otras partes”.

Actualmente la modelo de 23 años está radicada en Ciudad de México y va sumando experiencias: ha participado en campañas para importantes firmas que van desde Giorgio Armani, Nestlé, Coca Cola y Revlon.

— ¿Cómo es el día a día de una modelo?

— Todos los días son muy diferentes. Hay algunos en los que tienes 5 o 6 castings y estás todo el día caminando en la ciudad. Luego están aquellos en los que trabajas haciendo fotos, desfiles o un comercial. Los peores son cuando tienes trabajo y castings, porque tienes que lograr cumplir con todo. Pero también están los días donde estás libre, aunque sean pocos. Ahí se aprovecha de ir al gym, ver a los amigos, hacer otra cosa que no esté relacionada con lo que se hace siempre.

IMG-0017 (1)
(Fotografía: Pablo Constanzo)

— ¿Crees que es necesario emigrar para tener una carrera como modelo profesional?

—Sí, totalmente. En Venezuela está muy arraigado el tema de las misses, entonces creo que si no fuiste o eres miss es más difícil conseguir los trabajos porque no eres una “cara conocida”. Además de que los castings y las oportunidades son muy pocas.

La verdad nunca he considerado la idea de participar en el Miss Venezuela, a pesar de que me lo habían recomendado. Eso no es lo mío. La única manera sería que me aseguraran la corona, jaja.

— ¿Qué aprendizaje obtuviste mientras estuviste aquí? ¿Cómo fue tu preparación?

— Estando en Venezuela aprendí que este es mundo muy cerrado, que todos se conocen. Que hay que ser muy profesionales. La preparación para salir del país fue más que nada hacer un buen book con los fotógrafos que estaban en ese momento allá. Y sobre todo prepararme mentalmente porque ya no iba a estar en mi casa.

— Aparte del físico: ¿qué otras aptitudes o habilidades debe tener una chica para ser modelo?

— Debe tener personalidad. Eso es lo que hará que te recuerden Y que quieran trabajar contigo. Puedes ser la más guapa de todas, pero si tu personalidad no es muy agradable, no trabajarás nunca. En los castings los clientes siempre notan eso. La salud mental, por así decirlo, también es muy importante. Estás bajo muchísima presión siempre, y quebrase o deprimirse es muy fácil.

IMG-1552
(Fotografía: Freddy Kho)

— Y en ese sentido, ¿cómo percibes tu personalidad?

— Es difícil percibirse a uno mismo (risas). Pero en mi trabajo soy una persona muy profesional, amigable, carismática y sobre todo, educada.

— ¿Cuál es la mayor lección que te ha dejado tu carrera hasta ahora?

— El no tener prejuicios hacia los demás. Cada quien hace las cosas que más creen convenientes para ellos.

— ¿Cómo fue la experiencia con Giorgio Armani? ¿Cómo fue el proceso de trabajar con esa firma?

— Fue una experiencia muy buena, algo que jamás pensé que iba a llegar a hacer como modelo. Pero fue un shooting increíble, con gente súper profesional. Estaba recién llegada a Milán y buscaban a chicas con mi perfil. Luego mi agencia les envió mis fotos, les gusté pero me querían ver en persona. Así que fui, me conocieron y al día siguiente ya estaba trabajando con ellos.

IMG-6366
(Fotografía: Kiki Xue)

— ¿Para cuáles otras marcas has trabajado?

— He trabajado para Revlon, Amen, Rochas, Jim Sanders. En la parte comercial con Coca Cola, Nintendo, Nestlé, y otras cuantas.

— ¿Cuál ha sido la campaña que más has disfrutado hacer hasta ahora? ¿Por qué?

— Hay varias que he disfrutado, pero Revlon creo que ha sido la mejor porque me llevaron a Barcelona (yo seguía en Caracas estudiando) y fueron 5 días de trabajo súper relajados y con muy buena vibra, a pesar de que me pintaron el cabello de amarillo. Pero el conocer la ciudad y luego ver todo el resultado, me pareció una experiencia increíble.

514570b1-81c7-483b-8393-0b444fef079b
(Fotografía: Rafael Franceschi)

— Hace poco Kendall Jenner fue fuertemente criticada por modelos alrededor del mundo por decir lo siguiente: “Desde el principio hemos sido muy selectivos acerca de los desfiles que haría. Yo nunca fui una de esas chicas que hacen como 30 desfiles por temporada o lo que sea que hagan esas chicas. La combinación de todos los trabajos empezó a volverse una locura”. ¿Cuál es tu opinión al respecto? ¿Crees que de algún modo no apreció el trabajo de las modelos?

— Creo que a Kendall Jenner jamás le tocó hacer lo que cualquier modelo tiene que hacer para tener aunque sea uno de esos shows. Normalmente tienes que ir a castings para ver si te escogen, en cambio a ella la llaman directo. No tiene la presión de una agencia diciéndote que tienes que quedar, que tienes que pagar deudas, etcétera.

No apreció para nada el trabajo que hace el 99% de las modelos. Aunque Kendall es muy guapa, te aseguro que hay mil chicas más guapas que ella, solo que sin los seguidores ni una familia famosa. Súper por ella, cualquiera aprovecharía los contactos que tiene.

— ¿Qué consejo le darías a una chica que está iniciándose en el mundo del modelaje?

— Le diría que no es fácil, que nada es como lo pintan. Y que tiene que ser muy fuerte mentalmente, porque es estar bajo mucha presión y lejos de las personas que queremos. Por eso siempre hay que guiarse según los valores que tenemos y no dejar de ser nosotros mismos por presiones de los demás. Siempre confiar en nuestro instinto y no dejarnos influenciar.

IMG-6468
(Fotografía: Hana Kantor)

— Muchos piensan que la industria de la moda es muy superficial. ¿Cómo desmontarías ese mito? ¿Qué retos hay detrás de los flashes, el maquillaje, las poses y una cara bonita?

— Es un trabajo como cualquier otro en el que también tienes que ser profesional, pero mucha gente cree que porque alguien pone en Instagram una foto linda ya la vida de esa persona es perfecta y nada que ver. Detrás de todo eso hay horas de filas en castings, cansancio, presión, chicas que necesitan el dinero para ayudar a su familia en equis país. Es un trabajo muy sacrificado y no todo es lindo como se muestra. Porque ni modo que alguien ponga una foto llorando mientras está en París.

Preguntas Ping Pong
Un libro: «El viejo y el mar» de Ernest Hemingway.
Una canción: ‘Uno x Uno’ de Manuel Carrasco.
Un artista: Beyoncé.
Un diseñador: Elie Saab.
Una modelo venezolana que debemos tener en la mira: Mejor 3. Ángela Ruiz, América González y Rosmary Altuve.
Lo que más extraño de Venezuela es: mi casa, con mi familia y amigos.
Un deseo: Volver.