Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Todos somos Mefistófeles

Mefistófeles
04/07/2019
|
FOTOGRAFÍAS: ORIANA CARREÑO | @ORIANA_CAMERA

Durante los días 5,6 y 7 de julio en la Asociación Cultural Humboldt se presenta la obra “Delirio en Marienbad” en la que Goethe, prisionero de sus pasiones, se reencuentra con su viejo amigo Mefistófeles

“Delirio en Marienbad” recrea los últimos días del dramaturgo alemán Johann Wolfgang von Goethe y refleja su lado más oscuro. Todos tenemos luz y oscuridad en nuestra alma, eso es algo que comprueba Goethe pero… ¿cuál de esas fuerzas prevalece en nuestro lecho al morir? Elizabeth Yrausquín de Postalian escribió y dirigió esta obra centrándose en esa pregunta.

El poeta se había obsesionado con querer experimentar situaciones celestiales e infernales para intentar saciar su sed de conocimiento. A sus 75 años ya se encontraba en la etapa cumbre de su vida. Los espíritus malignos lo acechaban todas las noches para atormentarlo por los deseos que alimentó su ego.

La figura que lo acompañó esos días oscuros fue Mefistófeles, el mismísimo diablo y personaje que plasmó en su obra “Fausto”. El señor oscuro comenzó a actuar como el alter ego de Goethe y al mismo tiempo como su conciencia.

Mefistófeles es la sombra que le susurra al oído al poeta. Le dice que debe aceptar su vejez, que ningún pacto le ayudará poseer a una persona. A pesar de que logró acceder al conocimiento infinito gracias al acuerdo que le concedió el señor de las tinieblas.

El diablo accede en llevar a Goethe a Marienbad, lugar donde habita Ulrica von Levetzow, una joven de 17 años que había logrado mantener a raya a Goethe en sus cortejos pero que a la par alimentaba la obsesión del poeta alemán por poseerla.

En ese vaivén, está Seidel – el sirviente más leal de Goethe- que representa el ancla con el plano terrenal a lo largo de esta historia. Este hombre intenta buscar que su amo entre en razón pero el delirio ya estaba carcomiendo al dramaturgo.

 

 

¿El amor puede redimir el alma?

Goethe
Mefistófeles le confiesa a Goethe que su único poder sobre los mortales es hacerlos caer en la tentación y que también el verdadero amor es sentir una espina clavada en el corazón, un dolor placentero que valdría la pena experimentar si se logra despojar a la vanidad del alma.

El diablo le dice al dramaturgo que lo liberaría de su pacto oscuro si este lograba despejar el humo del ego y reconocer la luz que habitaba en su alma…¿lo logrará? , ¿será capaz de remover la oscuridad de sus entrañas? Esto es lo que desarrolla “Delirio en Marienbad”, que se estará presentando 5,6 y 7 de julio en la Asociación Cultural Humboldt.

El reparto está conformado por Orlando Villalobos, quien encarna a Goethe junto a Gerardo Soto como Mefistófeles; y les acompañan Sandra Yajure, Bernardo Cuomo, Andrea Miartus, Anny Castillo, Anakarina Fajardo, Silvia De Abreu y Edgar Vidaurre.