Venezuela y Colombia aún no acuerdan medidas de apertura para el paso peatonal 

Juan Francisco Espinoza, director de Migración Colombia, durante recorrido por la frontera, recordó que desde el 2 de junio la frontera con Venezuela permanece abierta y apuntó que es el gobierno venezolano quien restringe el paso legal hacia Colombia. También se refirió a la inspección técnica que se debe hacer a los puentes, previo a la apertura comercial

Venezuela y Colombia aún no acuerdan medidas de apertura para el paso peatonal 

El director de Migración Colombia, Juan Francisco Espinoza, durante un recorrido que realizó este 6 de octubre sobre el puente internacional Simón Bolívar que une a Venezuela y Colombia, explicó que la apertura comercial y peatonal entre los dos países se trataba de dos temas diferentes.

Abrir paso al comercio binacional permite solo la entrada y salida a transporte de carga con mercancías. Luego vendrá la apertura de frontera a las personas, pero sobre este segundo punto, aclaró que no tiene ninguna información de cuándo podría suceder.

El funcionario del gobierno colombiano destacó que el paso de transporte de carga se trata de una operación separada totalmente de la movilidad humana.

Adelantó que el paso peatonal se trata de la apertura de un canal a las personas y luego, a una hora distinta, se abre de canal de transporte. El funcionamiento de este último va a depender mucho de la demanda de bienes, que en Venezuela es alta y el canal para el paso  de personas dependerá de las medidas de  bioseguridad.

Un proceso que existe

Espinoza recordó que ya existe movilidad humana, pero controlada con el pico y cédula a través de los puentes internacionales.

En el caso del Puesto de Control Migratorio de Paraguachón en La Guajira, el paso de viajeros se viene realizando desde las 8 am hasta las 4 pm, hora colombiana. Para los Puestos de Control Migratorio Fluviales de Puerto Carreño e Inírida, el horario de entrada y salida de viajeros es de 6 a.m. a 5 p.m., de acuerdo con el horario de navegación permitido.

Por su parte, el Puesto de Control Migratorio del Puente Internacional José Antonio Páez, en Arauca, viene trabajando de manera continua, de 6 de la mañana a 6 de la tarde.

Mientras que los Puestos de Control Migratorio Terrestres ubicados en Norte de Santander, están funcionando, actualmente, desde las 6 de la mañana. Sin embargo, en el caso de los Puentes Internacionales Simón Bolívar y Francisco de Paula Santander, se permite el ingreso de viajeros solo hasta las 3 p.m., hora colombiana, y la salida hasta las 5 p.m..

El paso por el Puesto de Control Migratorio de Puerto Santander, viene funcionando de 6 de la mañana a 4 de la tarde.

La autoridad migratoria precisó que, con el fin de mantener un mayor control en los ingresos al territorio, Migración Colombia, desde el 02 de junio, estableció un sistema de pico y cédula, por medio del cual los días terminados en 2-4-6-8 y 0, solo podrán ingresar al país, aquellas personas cuyo número de cédula de identidad termine en alguno de estos dígitos.

Lo mismo sucede para los días impares, donde solo se permite el ingreso de personas cuyos números de documento finalizan en 1-3-5-7 y 9.

En el caso de los niños, niñas y adolescentes, su ingreso al país está sujeto al cumplimiento de las medidas por parte del adulto que los acompaña.

Frente a las personas que necesitan hacer tránsito hacia el interior del país o bien, hacia un tercer destino, Espinoza aclaró que deberá cumplir con el sistema de pico y cédula, y con todos los requisitos establecidos para su ingreso, como el diligenciamiento del aplicativo Check-Mig, contar con un tiquete de salida del país, una reserva hotelera o carta de invitación, recursos económicos para su manutención y documentos de viaje válidos y vigentes.

“Lo que no podemos permitir es que se nos genere un pico (pandemia) por una apertura apresurada de los puntos de frontera”, dijo el funcionario.

Destacó la autoridad colombiana el peligro de usar las trochas: “Pasar por ahí, exponerse y que les cobren no es un hecho positivo porque se expone la vida e integridad. Los esfuerzos deben estar enfocados hacía los pasos seguros y formales”.

Recordó que Colombia tiene su frontera abierta desde el 2 de junio, y desde Venezuela ese paso de apertura fronteriza no está concretado.

“Aquí no hay más restricciones para entrar o salir que el pico y cédula. Colombia no está exigiendo más nada para extranjeros y los colombianos no requieren de ningún requisito para entrar a su territorio. Los estudiantes, personas con discapacidad y con necesidad de salud, entran y salen todos los días sin pico y cédula”.

Inspección a los puentes

Luego de la supresión y el levantamiento de los contenedores, ahora se deben cumplir unos trámites aduaneros, como las coordinaciones de envío de facturas, es decir un procedimiento legal que se hace en el país, pero la prioridad es revisar la estructura del puente Simón Bolívar, dijo Juan Francisco Espinoza durante el recorrido por la plataforma binacional.

“¿Qué nos preocupa? Este puente tiene más de 40 años y más de dos años con peso muerto en dos puntos específicos. Creemos conveniente una revisión técnica por parte de ingenieros y personal capacitado para que se pueda dar la movilidad de camiones y no vayamos a tener un percance”.

Existen análisis previos sobre la condición del puente internacional y se está a la espera de una actualización de los mismos, agregó.

“La apertura vamos a hacerla de manera gradual y responsable. La meta es no parar, no retroceder y hacerlo de manera sostenida como se ha hecho con el transporte aéreo”, enfatizó

Hasta el momento, la apertura comercial no se ha concretado, los contenedores sobre el puente internacional Francisco de Paula Santander no han sido retirados y se espera que este viernes 8 de octubre, cuando ya hayan finalizado los actos conmemorativos a los 200 años de la Constitución de Villa del Rosario (Colombia), se retomen las conversaciones entre ambos países para abrir paso al transporte de carga entre ambos países.