<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

19 niños han muerto esta semana en Venezuela producto de la negligencia

La negligencia y la muerte se dieron la mano esta semana. Se pasearon por los estados Aragua, Bolívar y Carabobo y mataron en total a 19 niños en distintos casos donde el Estado calla, a pesar que su mano pudo haber prevenido estas muertes.

19 niños han muerto esta semana en Venezuela producto de la negligencia

Los muertos se discriminan así: 7 niños fallecidos en el hospital Enrique Tejera de Valencia (Chet) producto de una bacteria que acabó con sus vidas en menos de 24 horas; 6 recién nacidos que no resistieron al apagón ocurrido en pleno Día de San Valentín en el hospital pediátrico Menca de Leoni en San Félix. La lista la engrosan otros seis niños en Tejerías que fallecieron por consumir una pequeña pero letal porción de yuca amarga.

Todos los casos están documentados por periodistas y denunciados por doctores y algunos de los familiares de los fallecidos. Incluso la policía política Sebin «visitó» sin orden judicial al médico Feder Alvarez quien se atrevió a denunciar las muertes en Aragua. Dos de estos niños fallecieron después de haber sido ruleteados en un ambulatorio y dos hospitales que no pudieron neutralizar los fatales signos de intoxicación mostrados por Yemerson Rojas (6) y a Brayan Rangel (5).

Ambos murieron, el lunes de carnaval, en la ciudad de Maracay, explicó  a El Estímulo Cristina Villaparedes, tía de los infantes.

EE-Tejerias-niños-muertos-yuca-16

Las muertes ocurren en un contexto de miseria y la precariedad del sistema público de salud. El mismo que clama ser decretado en emergencia humanitaria pero que altos cargos del chavismo niegan. Las muertes eran prevenibles: los bebés en Bolívar cayeron a cuentagotas desde las dos de la tarde a las dos de la mañana, producto de un apagón que afectó al hospital pediátrico y dejó sin el oxígeno adecuado a las máquinas de terapia neonatal, denunció José Ángel Chavero, neonatólogo del centro asistencial. Obviamente, el hospital no contaba con herramientas para enfrentar el fallo del servicio eléctrico.

Uno de los muertos es Valencia es Jesús Gabriel, un bebé que murió como consecuencia de una pregunta bacteria que se han instalado en la Unidad de Cuidados Intensivos de la CLET. La madre del bebé pidió al gobernador de Carabobo, Rafael Lavaca, que inspeccione el hospital «para que entre y vea con sus propios ojos cómo los niños se están muriendo porque las madres no tenemos ni siquiera con qué comer, y no tenemos para un medicamento que vale dos o tres millones de bolívares».

Lesbia Aponte, mamá del bebé, tambi+endenunció a la periodista Heberlizeth González que no había medicinas para atender a su hijos ingresado a finales de enero por una infección en el ombligo, dormía en un banco de hospital. Un dato doloroso: Jesús Gabriel era uno de los gemelos que fueron los primeros bebés en nacer en el centro asistencial en 2018.

Aunque las denuncias están formuladas, el ministro de Salud Luis López no se ha pronunciado públicamente sobre estas muertes. En su cuenta de Twitter, se ha dedicado a mostrar mensajes sobre la entrega de medicinas en un país donde el 75% están escasas, según gremios del sector. También tuiteó sobre el proceso de carnetización que cumplen los militares del gobernante partido Socialista Unido de cara a las presidenciales del 22 de abril.