<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

21 adolescentes chinos murieron al caer un autobús al vacío

Los jóvenes acudían a presentar su examen de ingreso a la universidad cuando, por causas desconocidas, el autobús atravesó la carretera y se precipitó al agua

21 adolescentes chinos murieron al caer un autobús al vacío

Al menos 21 adolescentes murieron al caer el autobús en el que viajaban al embalse de Hongshan en Anshun, China. Otros 15 resultaron heridos.

En un principio, los medios de la zona informaron solo de dos víctimas mortales entre las 18 personas rescatadas. Sin embargo, siete horas después de que se produjese el accidente, la agencia oficial Xinhua actualizó el balance. La información la replicó la agencia Efe.

Los supervivientes han sido ingresados en los hospitales cercanos para recibir tratamiento.

Los estudiantes se dirigían a realizar el examen de acceso a la universidad en China, conocido como «gaokao». La televisión estatal difundió unas imágenes en las que se ve cómo el autobús, por causas desconocidas, atraviesa una carretera en dirección frontal hacia el embalse.

Según vídeos y fotos difundidos por las redes sociales, el autobús ya fue sacado del agua, donde no llegó a hundirse por completo.

Cuando fue retirado del agua no había ningún pasajero en su interior. Así lo manifestaron testigos citados por el diario oficial Global Times.

Aún no se ha informado quiénes son las víctimas, pero eran estudiantes del último año de bachillerato, que se preparaban para ingresar a la universidad.

«Gaokao» listos

Un total de 10,7 millones de estudiantes chinos comenzaron hoy los exámenes de acceso a la universidad, entre exhaustivas medidas de prevención contra la COVID-19.

adolescentes chinos examen universidad

Foto EFE

Los estudiantes de regiones clasificadas con riesgo de moderado a alto tendrán que usar mascarillas antes de entrar al aula donde se examinen, mientras que los profesores que supervisan las pruebas deberán llevarlas en todo momento.

Para minimizar los riesgos de contagio, el «gaokao» se pospuso un mes: tendrá lugar hasta el próximo 10 de julio, dependiendo de la provincia, y estará también marcado por los meses de encierro de los estudiantes, que han tenido que preparar la prueba desde sus casas.