30 presos heridos en intento de fuga de comandancia policial en Yaracuy

Más de 500 presos de la Comandancia General de la Policía de San Felipe, estado Yaracuy, participaron en un intento de fuga. Las autoridades descubrieron el plan de escape. 30 personas resultaron heridas durante el hecho.

La policía de Yaracuy y la Guardia Nacional descubrieron los planes de fuga de más de 500 presos de la Comandancia General de la Policía.

Para la fuga, los reclusos pretendían cruzar un boquete que habrían hecho. En la requisa tras develarse el plan se localizó más de 100 teléfonos celulares, 2 escopetas calibre 12 milímetros, un chopo, 33 armas blancas y psicotrópicos.

Durante el hecho 30 presos resultaron heridos según reveló el Observatorio Venezolano de Prisiones.

El lunes 4 de noviembre familiares de algunos presos de la Policía de Yaracuy relataron que acudieron como todos los días a las 8:00 am para entregar el desayuno y el almuerzo.

A las 9:00 am vieron a un contingente de la policía con equipo antimotines llegar al lugar, acto seguido se escucharon detonaciones y gritos de los presos, fue así como se enteraron de lo que ocurría.

Angustia

Los familiares buscaron información de lo que ocurría, pero lo que recibieron de parte de los funcionarios fue agresiones y groserías antes de desalojarlos de las inmediaciones de la comandancia ubicada en la avenida Caracas entre calles 10 y 11 de San Felipe.

“Esto para mí fue eterno no sabíamos que pasaba, yo esperé saber noticias de mi muchacho pero nada”, comentó una de las madres, que pidió el anonimato por temor a represalias, al Observatorio Venezolano de Prisiones.

La situación dentro de las instalaciones de PoliYaracuy se extendió por más de 7 horas.

Fue a las 4:00 pm cuando los funcionarios se acercaron a los familiares, que esperaban por conocer la suerte de sus seres queridos, y les dijeron que 30 presos estaban heridos, aparentemente con perdigones,

Las autoridades llevaron a los heridos al Hospital Placido Daniel Rodríguez Rivero de San Felipe.

Ninguno de los presentes pudo conocer la identidad de los heridos.

Los familiares denuncian ante el observatorio que cada vez que se hacen requisas a los presos se le vulneran sus derechos humanos. Denunciaron que los funcionarios los golpean y le botan sus pertenencias.

Hacinamiento total

En los calabozos de PoliYaracuy, según datos del Observatorio Venezolano de Prisiones existen 700 presos cuando la capacidad de la comandancia es de 80 personas.

La situación en la cárcel es dantesca.

Familiares de los reclusos afirman que sus parientes duermen en colchonetas en el piso, otros en sábanas colgando de los barrotes, y algunos sentados o parados.

«Todas las celdas están copadas, las visitas aunque son semanal son de 10 a 20 minutos en instalaciones que no son adecuadas para ello, más duramos haciendo la cola que adentro” manifiestan los familiares.

La alimentación la provee el familiar del preso. Por lo menos la mitad de la población no recibe las comidas completas o simplemente nadie le lleva nada porque la situación económica.

Muchos reclusos han caído en cuadros de desnutrición y están padeciendo enfermedades como la tuberculosis por pasar hambre.

Los familiares también han pedido el traslado de sus parientes al Internado Judicial de San Felipe para evitar tener que salir de la entidad, pero denuncia que aún no se le han aprobado los cupos.

Casos recurrentes

Carolina Girón, directora del Observatorio Venezolano de Prisiones destaca como el problema del hacinamiento es uno de los principales causantes de motines, irregularidades y enfermedades dentro de los calabozos.

Girón consideró que en la actualidad estos calabozos funcionan como cárceles paralelas ante la negativa del Ministerio de Servicio Penitenciario de impedir dar cupos hacia centros penitenciarios.

Recordó que en los estados Carabobo y Portuguesa ya se generaron masacres dentro de calabozos y uno de los motivos que los originaron fue el hacinamiento.

El Observatorio Venezolano de Prisiones afirmó que llevará los casos a distintas instancias de Derechos Humanos como tanto en la OEA como en la ONU.