<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

300 veces fútbol

Desde 2015 Carlos Domingues escribe de fútbol en El Estímulo. Para celebrarlo comparte 300 claves sobre él y el deporte que lo apasiona

“Las columnas se publican los lunes y jueves. El contenido es libre pero debe estar vinculado a los temas actuales del fútbol venezolano. Deben tener un máximo de 2300 caracteres. Se pagan a 2 mil bolívares. Las envías en Word a mi correo. Yo puedo pautarte también. La idea es tocar temas que muevan y generen comentarios de la gente. Debes promocionarlas en tus redes sociales. Pueden salir temas urgentes fuera de tus días. Ojalá sea posible que puedas escribirlas. El lunes te esperamos para la foto. ¿Podría ser a las 3 pm? Eso es todo. Cualquier pregunta, estoy a la orden”.

Lo anterior, era el contenido del correo que me había enviado Jován Pulgarín el 5 de octubre de 2015, desde cuando comencé a escribir columnas de opinión para El Estímulo.

Con este son ya 300 artículos de opinión que he escrito para esta prestigiosa plataforma de la cual me siento orgullosamente parte. Son casi 5 años opinando con total libertad sobre mi fútbol, el fútbol venezolano. Sin modestia alguna, puedo asegurar que no existe una columna de opinión sobre fútbol criollo con tanto tiempo de continuidad en la actualidad.

Desde aquella primera ocasión en la escribí mi primer artículo titulado “Christian Santos: Cuando los goles no son suficientes”, aparecido el 5 de octubre de 2015, ha corrido mucha agua, pero aquí me mantengo, valorado y respetado por lo que opino.

Me permito hacer mío el contenido de ésta columna. Para celebrarlo, repaso 300 vínculos que me unen a lo que más amo en la vida: el fútbol.

  1. Nunca fui un buen jugador de fútbol. Defensor central con lo justo en los equipos que jugué, aunque casi siempre titular (tampoco era muy extensa la plantilla).
  2. Mi primer partido de fútbol al que fui solo al estadio fue un amistoso Marítimo – Deportivo Cali en el Olímpico. Año 1990, tenía 11 años. Cayó un aguacero.
  3. Me encantaba ir a los mundialitos que se jugaban en Caracas. Una vez un peruano llevó una guitarra (?) para animar su selección.
  4. César Farías tuvo un choque conmigo en 2005 en una entrevista (una estupidez mía la provocó). No me habló más hasta hace poco.
  5. Fui Gerente de Comunicaciones del Deportivo Táchira (creo yo) los seis primeros meses de 2012.
  6. Simpatizo con Deportivo Táchira desde que desapareció el Club Sport Marítimo, equipo de mis amores.
  7. Papá nació en Porto pero es seguidor del Sporting. Sus hijos somos portistas.
  8. Me encantan los Adidas Copa Mundial pero nunca he tenido unos.
  9. Kappa es la marca de indumentaria de fútbol preferida.
  10. El primer partido de fútbol que narré fue el Venezuela – Bolivia inaugural de la Copa América de 2007.
  11. Disfrutaba de cenar pizza con Pepsi Cola los viernes al llegar de la universidad viendo fútbol argentino en Meridiano TV.
  12. Mi ídolo futbolístico mundial es Predrag Mijatovic.
  13. Mi ídolo futbolístico en Venezuela fueron Horacio Matuszyckz y William Méndez.
  14. Comencé en los medios en un programa llamado Deporte Digital en la radio Z100 fm del Aeropuerto de Maiquetía en 2005.
  15. Mi equipo fuera de Venezuela es el Valencia.
  16. El primer partido que recuerdo haber visto fue la final del Mundial de México 86 entre Argentina y Alemania.
  17. He dejado de salir con alguna chica por ver un partido de fútbol.
  18. La Copa Libertadores es mi obsesión.
  19. Tengo una particular debilidad por los arqueros goleadores: Chilavert, Rogerio Ceni, Higuita, Nacho González.
  20. Amo el fútbol venezolano para siempre, con sus virtudes y defectos.
  21. Mi lectura preferida no tiene que ver con fútbol.
  22. Nunca fui bueno jugando fútbol en video juegos ni muy amante de ellos.
  23. He tenido calcomanías en mis carros de Táchira, Estudiantes de Mérida, Huracán y Valencia.
  24. Una vez llevé a una amiga a ver un Italchacao – Minervén y mi novia me dejó por eso.
  25. Coleccionaba las Don Balón, las extra ligas de Don Balón y la revista de Reyes Álamo llamada Fútbol Español.
  26. Escuché por radio el Marítimo 13-0 Salineros.
  27. El mejor narrador de fútbol de Venezuela ha sido Erasmo Provenza.
  28. El primer comentarista que estuvo conmigo en una transmisión fue Francisco Blavia.
  29. Gracias al fútbol conozco siete países de Suramérica.
  30. Me falta narrar en el Gato Hernández de El Vigía, el Farid Richa de Barquisimeto y el Antonio José de Sucre de Puerto Ayacucho.
  31. Forraba los cuadernos del liceo con fotos de las Don Balón, incluso algunos de la universidad.
  32. Soy locutor de la UCV #35950 y nunca me han pedido el certificado para narrar.
  33. He trabajado en dos de los únicos tres canales deportivos que han existido en Venezuela: Sport Plus y Directv Sports.
  34. Una decisión gerencial me impidió en 2013 ir a trabajar a Directv Sports en Argentina.
  35. Daniel Chapela es mi referente en el periodismo deportivo.
  36. Chuy Pineda es mi referente de la narración en Venezuela. Rodolfo De Paoli, el internacional.
  37. Tuve una novia gracias al Deportivo Táchira. Nos conocimos gracias a él.
  38. Soy narrador de fútbol gracias a que una novia me sugirió que hiciera el curso de locución.
  39. Mi último partido narrado en Sport Plus fue un Flamengo – Fluminense del Brasileirão.
  40. Mi primer partido narrado en Directv Sports fue un Monagas – Táchira en Maturín.
  41. La narración radial es incomparable.
  42. El último partido que narré en Directv Sports fue la vuelta de la final del Torneo Adecuación 2015 entre La Guaira y Zamora.
  43. Francisco Carabalí una vez me ofreció golpes por haberlo llamado «loco» en una transmisión.
  44. Según mis cuentas he narrado entre 800 y 900 partidos entre radio y TV.
  45. Colecciono camisetas del Valencia y equipos de Suramérica. También chaquetas.
  46. El estadio que más me impresionó en Suramérica fue el Mineirão de Belo Horizonte.
  47. Soy de poco socializar con técnicos y futbolistas.
  48. El «¡Sí, sí, sí, sí!» en cada grito de gol fue una idea del productor de Sport Plus, Henry Castillo.
  49. Por cierto: son cuatro «Sí» y no tres.
  50. Me gustaban los vídeos musicales italianos que ponía Sergio Biferi en «Novantésimo Minuto».
  51. El aire de fútbol que se respiraba en La Candelaria es inigualable.
  52. San Cristóbal y Pueblo Nuevo destilan fútbol. Viajar para allá a narrar siempre es mágico.
  53. En el Torneo Apertura 2018 rodé casi 21 mil kilómetros por el país narrando fútbol.
  54. Mi sueño es narrar para TV la Copa Libertadores.
  55. Buffon es el mejor arquero de la historia.
  56. El Caracas 2-2 Táchira del Clausura 2015 es el partido más emocionante que narré.
  57. Solo narré una final de Mundial en TV: fue la de Rusia para TLT.
  58. Me vi tentado a renunciar a mi carrera como narrador en mayo de 2017.
  59. Vivir de esta carrera no te asegura el futuro.
  60. Gracias a esta profesión aprendí a ser versátil en otras áreas.
  61. He narrado fútbol de salón, voleibol, ciclismo y atletismo.
  62. Simpatizo con la Juventus y Vélez Sarsfield.
  63. El Real Madrid me parece un equipo pedante.
  64. El Betis de Sevilla es el equipo más simpático de Europa.
  65. Admiro la filosofía del Athletic de Bilbao.
  66. Aprecio mucho la labor de los centrales: Lugano, Godín, Ayala, Chiellini, Pellegrino, Kannemann, Goltz, Vizcarrondo y Quijada, mis preferidos.
  67. Mis colores de uniforme preferidos son los del Gremio de Porto Alegre.
  68. Le tenía miedo a jugar lloviendo. Siempre pensé que me podía dar neumonía… Y me dio.
  69. Una vez regresando de una transmisión en Puerto La Cruz casi nos asaltan el bus. No sé qué pasó que llegué manejando la Coaster a la planta de Directv.
  70. El peor hotel en el que me he hospedado se llama Aeropuerto en Maracaibo.
  71. Pippo Piu es el mejor lugar para comer en Barinas. Mile Miglia era una fija en San Cristóbal.
  72. En un restaurante de Puerto Madero en Buenos Aires no comimos todos los viáticos del viaje para el Argentina – Venezuela del premundial de Brasil. No preguntamos antes los precios.
  73. Dibujaba cuando chamo, los uniformes de los equipos de fútbol nacional.
  74. Jugaba campeonatos locales con un juego de computadora donde podía crear equipos.
  75. En ese juego, Marítimo llegó a tener a Rogério Ceni, Krassimir Balakov y Romário.
  76. Solía inventar equipos. Así jugaba segunda, tercera y regional.
  77. Inventé un equipo y un estadio: el Nacional de Nueva Esparta. Jugaba en la Estadio Simón Bolívar de Porlamar.
  78. También llegué a crear la Copa Libertadores y la llegaron a ganar Marítimo y Trujillanos.
  79. Futre ha sido mi jugador preferido portugués.
  80. Andrei Kanchelskis y Eric Cantoná eran jugadores que consideraba, merecían un premio individual entre los mejores del mundo.
  81. Hébert Márquez, Rodolfo Carvajal, Oswaldo Vizcarrondo y Rubert Quijada han sido los mejores cabeceadores de nuestro fútbol.
  82. No recuerdo el antiguo Pueblo Nuevo ni conocí al viejo Cachamay.
  83. Me impresionaba ver por TV los partidos de Libertadores nocturnos en Cachamay con el Río Caroní iluminado en el fondo.
  84. Admiro a Valéry Lobanovski y Óscar Washington Tabárez como los mejores técnicos del mundo.
  85. Siempre he sido admirador del fútbol de los países de la ex Yugoslavia, Bulgaria, Rumanía y los antiguos miembros de la Unión Soviética.
  86. En quinto año me escapé de clases para ver en casa de unos amigos la final de la Champions entre Juventus y Ajax.
  87. En un domingo familiar que organizamos en el liceo cobramos entrada para ver la final de la Euro 96 entre República Checa y Alemania.
  88. Mis dos hermanos son hinchas de Táchira y el Barcelona.
  89. Mis sobrinos son hinchas de Táchira también pero uno es del Barcelona y otro del Real Madrid.
  90. Compré religiosamente todos los días el diario Líder desde que salió en 2004 hasta que comenzó el problema con el efectivo en el país.
  91. En Barranquilla para el Colombia 1-1 Venezuela de la eliminatoria mundialista de Brasil, compartí habitación con Walter Roque y le metí un bolígrafo en la boca porque no me dejaba dormir por su roncadera.
  92. Acompañar a la selección por el continente en la eliminatoria a Brasil ha sido la experiencia más hermosa que pude vivir en mi trabajo como narrador de fútbol en TV.
  93. El 0-2 de Venezuela en Paraguay en el Defensores del Chaco de esa eliminatoria es el partido más emocionante que narré de la Vinotinto.
  94. Viví las hazañas de Minervén en Copa Conmebol y Libertadores por radio.
  95. A tres de mis mejores amigos los hice hinchas del
    fútbol nacional. Dos del Caracas y uno de Estudiantes de Mérida.
  96. Siempre iba a él fútbol los domingos en Caracas. Jugara quien jugara. en el Olímpico o en el Brígido Iriarte.
  97. Fui Gerente de Comunicaciones en Atlético Venezuela de 2012 a 2018.
  98. La entrevista más difícil que me ha tocado hacer fuera Verónica Herrera. Sigo poco el fútbol femenino.
  99. Comencé en Unión Radio con un programa llamado El Agregado que se transmitía los domingos después de la jornada.
  100. Desde 2009 hasta hoy he trabajado en Unión Radio. 11 años vinculados a ese circuito radial.carlos domingues 300 veces fútbol
  101. Fui narrador del circuito radial de Atlético Venezuela. Alguna vez narré partidos puntuales en radio para Táchira, Monagas, Petare, El Vigía, Monagas, Estudiantes, Metropolitanos y Atlético Socopó.
  102. He escrito reportajes y artículos de opinión para el Semanario Simplemente Fútbol, la web de Fútsal Park, la de TLT, El Estímulo e Idioma FutVe.
  103. He trabajado en siete programas de radio: Deporte Digital,  El Agregado, Programa Oficial del Deportivo Táchira, Once Titular, En la Cancha, La Liga de las Tardes y Mariángel y Carlos.
  104. Creo que Yangel Herrera será el primer futbolista venezolano en ser protagonista en un club de la élite mundial.
  105. Hurtado en Boca y Sotelo en Santos: Venezuela está en su mejor momento individual.
  106. César Farías es para mí el técnico que mejores logros alcanzó con la selección.
  107. Creo que la FVF debió contratar para la selección un técnico suramericano con experiencia en eliminatorias continentales.
  108. Extravié todas las entradas que guardaba de los partidos de fútbol a los que fui.
  109. Mi padre portugués y mi madre de Santa Ana del Táchira. El fútbol viene en la sangre.
  110. La tragedia de Chapecoense es lo más duro que he vivido en el fútbol.
  111. Las muertes de Carlos De Castro y Gustavo Durán, lo más difícil en Venezuela.
  112. Solo hubo una campaña de FutVe en la que no narré en TV desde que comencé a hacerlo en 2007: el Torneo Apertura de 2016.
  113. Siendo seguidor de Táchira, me llevo mejor con los miembros del Caracas FC.
  114. Preparo religiosamente cada partido que voy a narrar. No he transmitido ninguno que no lo haya hecho.
  115. Un cuaderno, portaminas, borrador, lapicero y marcadores azul y rojo son mis herramientas en cabina.
  116. Me podría morir si no llevo los lentes a una transmisión. No veo bien de lejos.
  117. Prefiero narrar de pie que sentado.
  118. No sé por qué Miguel Santana se quita los zapatos cuando comenta conmigo un partido.
  119. Admiro a mi amigo Jaime Ricardo Gómez. Es uno de mis comentaristas preferidos aunque él se empeñe en narrar.
  120. Cuando trabajé en Sport Plus por tres años, nunca tuve Intercable, la televisión por suscripción preferente donde se veía únicamente el canal.
  121. Me gusta trotar en cada ciudad que visito para narrar.
  122. Disfruto una enormidad trabajar al lado de Humberto Turinese. Lo considero mi amigo y me siento muy a gusto en cada transmisión. Así el trabajo es más fácil.
  123. El TLT encontré los mejores productores de fútbol en el país. El trabajo es de muy alto nivel.
  124. El pasaporte también pesa para los comunicadores en el extranjero. Lo he vivido.
  125. Una de mis mayores desilusiones fue ver perder el título del Marítimo a manos del Caracas en 1992.
  126. Viví en la cancha el título del Marítimo de 1993 en la final contra Minervén.
  127. He visitado varias veces el Centenario de Montevideo. Es impresionante, aunque los baños son la cosa más asquerosa que vi en mi vida.
  128. Pellegrino, Claudio López, Aimar y Ricardo Oliveira son las únicas camisetas serigrafiadas que tengo.
  129. Un comunicador se hizo pasar por mí ante Yohandry Orozco para anunciar su fichaje por Táchira desde Wolfsburgo.
  130. Escuchar a Daniel Chapela y Edgardo Broner después de la jornada era una rutina infalible.
  131. Tengo una toalla del Corinthians que aprecio muchísimo.
  132. Juan Domingo Tolisano me regaló una chaqueta de Newell’s que conservo como la más preciada de mi colección.
  133. Buzanada – Marino de Los Cristianos de la Tercera de España. El único partido que he podido ver en territorio europeo.
  134. Mi hermano mayor ha sido mi ídolo futbolístico en cancha. Aún juega mucho a pesar de la gran barriga que tiene.
  135. Tengo dos autógrafos: uno de William Méndez en una foto de su estatua que tengo enmarcada y uno de Horacio Matuszyckz en una servilleta que me regaló cuando entrenaba con Marítimo en el Parque del Este.
  136. Unos Adidas Predator han sido los tacos más bonitos que he tenido. Los primeros fueron unos AS colombianos con suela verde.
  137. Pueblo Nuevo es el mejor estadio de Venezuela para trabajar en prensa.
  138. Fiel lector de las columnas de Daniel Chapela y Rafael Lastra Veracierto en El Nacional y Meridiano, respectivamente.
  139. El Vélez campeón de la Libertadores en 1994 es el equipo suramericano que más me ha gustado.
  140. El partido más emocionante que vi fue un 4-4 entre Nacional de Montevideo y Santos en 2003 por Copa Libertadores.
  141. He visto un solo partido en el Soto Rosa de Mérida: un ULA – Hermanos Colmenárez de Segunda División.
  142. En el Táchira – Boca traté de hacer un trabajo reporteril en la Avalancha Sur y Gamín, el líder de la barra me lo prohibió. Hoy nos llevamos bien.
  143. En la final Táchira 1-4 Caracas que le dio el título al rojo en Pueblo Nuevo el staff de Sport Plus se mojó en el aguacero antes del partido. Transmitimos con el profe Manuel Plasencia completamente empapados.
  144. Tras un viaje en bus luego de una transmisión en San Cristóbal, sufrí una parálisis parcial del lado derecho del cuerpo. «Bájale dos si quieres llegar a los 40», me dijo la neurólogo. Tengo 42.
  145. No soy comunicador social. Soy internacionalista de la UCV.
  146. El primer partido de futbolito que jugué en un Interescuelas con Estudios Internacionales fue nefasto: Economía nos hizo 18-0.
  147. Luego, increíblemente ganamos unos Interescuelas cuando estaba en séptimo semestre.
  148. Con mi hermano y amigos fundamos un equipo inolvidable: CA Don Maní. Llegamos a las semifinales de un torneo en Vista Alegre.
  149. Fui muy propenso siempre a que me amonestaran o me expulsaran. Escasas veces salía limpio de un partido.
  150. Tengo el honor de haber narrado en el mítico Maracaná para Directv Sports.Lea también: FutVE: ¿Cómo hacemos para solo hablar bien de él? 
  151. Me hospedé alguna vez en el hotel Bourbon de la Conmebol en Luque, Paraguay. Nunca vi tanto lujo junto.
  152. Ignacio Benedetti fue mi pareja de casting para ingresar a Sport Plus. Ambos logramos ser contratados.
  153. No falté nunca a ningún partido de Táchira cuando jugó como local en Caracas por las refacciones de Pueblo Nuevo para la Copa América 2007.
  154. Félix Hernández es el futbolista venezolano más técnico que pude ver.
  155. Jugué un par de veces en las caimaneras de fin de año de los periodistas.
  156. Narré en el Monumental de Santiago el Brasil – Venezuela de la Copa América 2015 con 40 grados de fiebre por un absceso que me salió abajo del ombligo.
  157. En el Portuguesa – Táchira del Apertura 2018 narré con una indigestión infame. Casi no termino el partido el dolor de estómago.
  158. Un gol de Pedro Ramírez con Zamora a Carabobo es el más impresionante que he podido narrar en el fútbol nacional.
  159. El mejor hotel en el que me he quedado en Venezuela es el Eurobuilding de Puerto Ordaz.
  160. La Hungría de los cincuenta es una de las selecciones que siempre quise ver en cancha.
  161. Pude narrar en Recife un partido de la España de Del Bosque. Iniesta el jugador que más me ha maravillado en vivo.
  162. Me rendí ante la Bulgaria de Stoichkov en el mundial de 1994.
  163. Diakhaby es el peor futbolista que pude ver en mi vida.
  164. Un portugués borracho se puso a cantar en la final Marítimo – Minervén con la orquesta que amenizaba el partido.
  165. Comer chochos en los partidos del Marítimo era una tradición y una delicia.
  166. El álbum de Italia 90 fue el primero que reuní.
  167. Pedro Zárraga, Manolo Dávila y Humberto Bejarano fueron los tres primeros narradores que escuché.
  168. Admiré con mucho aprecio a Paco Varela y Reyes Álamo. No había partido de fútbol español que dejará de ver.
  169. Los domingos me levantaba siempre temprano para ver el resumen de la jornada anterior del fútbol nacional con Karím Assafo y Zaidy Goussot.
  170. Alguna vez putié en el estadio al colombiano Esmareley Camacho y me lanzó una botella de agua.
  171. Javi Campos una vez le lanzó una puteada tremenda a su técnico Rafa Santana en pleno partido de segunda división con Galicia.
  172. Había partidos a los que iba donde solo se escuchaba lo que decían los jugadores en el campo por el escaso público que había. Recuerdo a Zdenko Morovic reclamarle una jugada a Saúl Maldonado.
  173. Si los partidos eran a las 4 pm, solía llegar al estadio a las 3 pm.
  174. La mayoría de las veces iba solo al estadio.
  175. Suelo pagar mi entrada si voy a un partido y no tengo que trabajar.
  176. Hoy día mi costumbre en el estadio es comer cotufas con Gatorade.
  177. Recuerdo que no vi la semifinal Cerro – Estudiantes de Libertadores porque no hubo transmisión en vivo.
  178. En un Marítimo – Valencia el árbitro suspendió el choque porque los carabobeños se quedaron con siete jugadores en el campo. Fue en el Brígido Iriarte.
  179. Las dos finales perdidas de Champions del Valencia las vi en el restaurante Valldemosa de La Candelaria. No regresé más ahí.
  180. Fox Sports y su cobertura de torneos continentales es mi locura televisiva.
  181. El corte de la señal de Directv ha sido la peor noticia laboral que he podido recibir. Era una completa herramienta de trabajo.
  182. La mejor dupla que vi en el fútbol nacional fue la Marquinho – Rogério en Mineros.
  183. Vi uno de los goles que Martín Brignani marcó desde la mitad de la cancha.
  184. El futbolista de más solera que vi jugar en Venezuela fue Maxi Estévez con Estudiantes de Mérida.
  185. El equipo que más me ha marcado con su fútbol en Venezuela fue el Zamora d Chuy Vera.
  186. Prefiero un analista que un comentarista como compañero de transmisión.
  187. Fui un obsesivo con el juego PC Fútbol.
  188. Siempre me gustaron los atacantes que tenía la Real Sociedad: Kodro, Kovacevic y Nihat.
  189. El gol de Echenausi a Estados Unidos en la Copa América de 1993 es el gol que más grité de la Vinotinto.
  190. El Caracas – Olimpia de 1995 por Libertadores metió casi 10 mil personas en el Brígido Iriarte. Estuve en la primera gran entrada del rojo.
  191. El Ajax de van Gaal de los noventas es el equipo que más me maravilló con su juego. Por encima el Barça de Guardiola.
  192. La desaparición del Marítimo ha sido el hecho más trágico ocurrido en el fútbol nacional.
  193. Diego Maradona es el mejor jugador de la historia del fútbol.
  194. Juan Arango el mejor futbolista venezolano de la historia.
  195. Sinisa Mihajlovic es el mejor pegador de tiros libres que vi.
  196. Arango el mejor pegador de tiros libres que vi en Venezuela.
  197. Nunca fui fan de Lázaro Candal. Su forma de narrar no me gustaba pero su carisma era inigualable.

    lázaro candal

    Foto: Cortesia

  198. Era infaltable contar con los Datos Fioravanti para seguir el Calcio italiano.
  199. Era difícil seguir la Premier League en Venezuela. Había poca información sobre esa liga en los noventas.
  200. Narrar un partido de Fútsal equivale a dos partidos de fútbol por el ritmo e intensidad.
  201. La chica que animó en el Olímpico el recibimiento de la selección Sub 20 subcampeona del mundo en 2017 era mi novia.
  202. El primer partido que narré en TLT fue el Venezuela – Jamaica de la Copa América Centenario de 2016.
  203. El último partido que narré antes de la cuarentena por la COVID-19 fue el Atlético Venezuela – Monagas, el 29 de febrero de 2020.
  204. No hay un torneo de fútbol más difícil que las eliminatorias suramericanas al mundial.
  205. La única vez que narré un Barcelona – Real Madrid fue en una pizzería.
  206. Cuando Rafael Dudamel asumió como técnico de la selección de mayores, estaba convencido, hasta el día de su renuncia, que sería el primer entrenador en llevar a la Vinotinto a un mundial.
  207. Me costó asimilar la mala marcha de Noel Sanvicente al frente de la Selección. Lamenté mucho su negativo paso.
  208. “Culito”, “Carajo” y “carajito” son las malas palabras que he dicho en una transmisión al aire. Se me escapó un “marico” pero no sabía que estaba al aire.
  209. No suelo comer nada pesado antes de narrar un partido.
  210. Suelo hidratarme durante las transmisiones con Gatorade.
  211. Solo una vez llegué tarde a una pauta de transmisión. Era un Racing – Mallorca en Directv y fue porque hubo un derrumbe por donde vivía y no había paso de vehículos. Carlos Mauricio Ramírez me hizo el quite el primer tiempo.
  212. El estadio en el que he narrado en las peores condiciones fue el Simonpietri de Calabozo. Lo hice para la radio a la intemperie y cayó un aguacero. Se mojó absolutamente todo.
  213. Compro polvo compacto para quitarme el brillo de la cara antes de cada transmisión.
  214. Uso dos relojes en las transmisiones: uno de aguja y otro de cronometraje.
  215. Mi última novia me abandonó en pleno mundial de Rusia 2018.
  216. El pase de Figo del Barcelona al Real Madrid es la peor traición futbolística que vi.
  217. Algo parecido con el pase de Mijatovic del Valencia al Real Madrid. Me partió el corazón.
  218. Nunca entendí por qué me gustaba el Oviedo, aquel de Jerkan, Jankovic y Jokanovic.
  219. Por cierto, seguí la liga serbia cuando Mijatovic estaba en el Partizán de Belgrado.
  220. Ir al estadio en Argentina era religión. Por mi profesión pude visitar Buenos Aires numerosas veces y no falté nunca a la oportunidad de ir al
    Estadio.
  221. Pasaba igual con Montevideo: fui dos veces a ver a Peñarol al Centenario. Contra Villa Española y Liverpool.
  222. El único partido de Copa Libertadores al que fui y no jugaba un equipo venezolano fue un River Plate – Universidad Católica de Chile en el Monumental de Núñez.
  223. Cuando era chamo tenía una pizarra en la que actualizaba las tablas de los campeonatos venezolano, español, italiano y portugués. Usaba una tiza.
  224. “Deportes en Acción” con Reyes Álamo era mi programa de radio favorito.
  225. Solía ir a “El Libro Italiano” en Sabana Grande para que me obsequiaran los Datos Fioravanti.
  226. Comprar “El Gráfico” era siempre difícil pero cuando las conseguía, invertía en ella. Era cara pero me encantaba.
  227. Andoni Zubizarreta ha sido el arquero más sobrevalorado que vi.
  228. En Maturín, yendo al estadio Monumental a una transmisión del Monagas, le dimos la cola a los hermanos Briceño, que jugaban en ese equipo. Estaban esperando un taxi en una estación de gasolina para ir al estadio.
  229. Era común salir del Brígido Iriarte y subirse a las camioneticas que iban a Capitolio con jugadores que habían salido del partido.
  230. Alguna vez le di la cola a un joven “Lobo” Guerra para bajar la rampa que lleva a Cocodrilos Sports Park. Guerra ya tenía su primer chamo y lo llevaba en sus brazos.
  231. “Migua” ha sido la mejor mascota que he visto en el fútbol nacional. Es el morrocoy de Mineros de Guayana.
  232. De chamo, mi cuarto estaba forrado de afiches de fútbol. De todo tipo, no de un equipo en particular. El problema era cuando uno los retiraba y quedaban las manchas del teipe.
  233. Conservo en mi poder la revista FutGol, la única que se publicó con todos los planteles del campeonato nacional. Lo hizo la Liga de Fútbol que presidía Laureano González para la temporada de 1993.
  234. Conservo con mucho aprecio las tres distinciones individuales que me hizo la FVF como mejor narrador de TV: 2010, 2012 y 2014.
  235. El Farid Richa me parece el estadio más bonito del fútbol nacional.
  236. Prefiero los estadios sin pista atlética. Son fútbol puro.
  237. “Boconoíto” es el mote más bonito que ha tenido un jugador del fútbol nacional. Era Adán Sánchez, delantero de Llaneros de Guanare que nació en esa localidad.
  238. El Parma de Brolin y Asprilla me cautivó.
  239. El mejor fútbol del mundo es el brasileño.
  240. El mejor campeonato del mundo es la Premier League.
  241. El campeonato más apasionante del mundo es el fútbol argentino.
  242. Los ambientes en los estadios de Grecia y Turquía son incomparables.
  243. Extraño los recibimientos en Copa Libertadores donde era permitido el uso de bengalas y fuegos artificiales. Era un auténtico carnaval.
  244. El mejor recibimiento de la historia que pude ver fue en un Peñarol – Santos, final de Copa Libertadores 2011 en el Centenario. Alucinante.
  245. “Comanche” Bottini es el nombre más hermoso de un estadio en Venezuela.
  246. Admiro la fidelidad a sus colores de Francesco Totti. Ídolo.
  247. Del Piero y Buffon jugando la Serie B de Italia con la Juventus es una muestra imborrable de que no todo es el dinero o el prestigio en el fútbol.
  248. Ronaldo es el delantero más letal que vi. Después, Mario Jardel.
  249. Fernando Redondo me parece el futbolista más sobrevalorado de la historia.
  250. Rock y fútbol es la combinación perfecta. La unión entre Iron Maiden y West Ham es algo extraordinario.
  251. El himno de Palmeiras cantado por Ratos de Porao es la mejor canción de rock relacionada con fútbol.
  252. El “You’ll Never Walk Alone” que entonan los hinchas de Liverpool es el canto más bonito de una afición.
  253. Papá siempre dijo que nunca vio mejor jugador que Alfredo Di Stefano. Y eso que vio jugar a Pelé.
  254. El uniforme de Racing de Avellaneda siempre será el más bonito del mundo.
  255. El mundial de fútbol es y será el evento mundial más trascendental de la historia de la humanidad.
  256. El Flamengo campeón de la Libertadores 2019 es el equipo más poderoso que he visto en Suramérica. Luego, el River Plate campeón de 1996.
  257. El estadio que quiero conocer es el San Mamés de Bilbao.
  258. Sueño con ver alguna vez jugar a Escocia en Ibrox o St. James Park.
  259. En los noventas no hubo mejor jugador en Venezuela que Stalin Rivas. Una bestia.
  260. Uno de los mejores jugadores del mundo que no lo vi actuar en lo más grande de Europa fue Gabriel Batistuta.
  261. Brasil campeón del mundo del setenta es la mejor selección de la historia.
  262. La Sentencia Bosman fue lo peor que le ha ocurrido al fútbol suramericano.
  263. La sorpresa más grande que he visto fue el título de Once Caldas en 2004 en la Libertadores. Independiente del Valle finalista también es una sonora sorpresa.
  264. El gol de Ronaldo con Barcelona a Compostela es el mejor que vi en mi vida.
  265. El uniforme más bonito que tiene el fútbol venezolano es el de Estudiantes de Mérida.
  266. Viví con mucha emoción el boom del Súper Deportivo de La Coruña. Lamenté aquel penal fallado por Djukic.
  267. Simpatizo con el Barcelona y Boca Juniors en sus rivalidades con Real Madrid y River Plate.
  268. Soy hincha de todos los clubes venezolanos que participan en competiciones internacionales.
  269. De niño, nunca imaginé que un futbolista venezolano podía triunfar en Europa y ser protagonista.
  270. Menos llegué a pensar que un técnico criollo dirigiera una selección Conmebol diferente a Venezuela.
  271. Rómulo Otero debe tener un espacio en el once titular de la selección de Venezuela.
  272. En mis comienzos como narrador de fútbol en TV, me tocaba hacer de back up en partidos importantes (quedarme en estudio vestido para ir al aire en caso que se cayera la señal o el audio de origen)
  273. El primer partido que narré fuera de Venezuela fue en Barranquilla (Colombia 1-1 Venezuela de la eliminatoria a Brasil 2014)
  274. El último partido que narré fuera de Venezuela fue el Brasil 2-1 Uruguay de la Copa Confederaciones 2013 en Belo Horizonte.
  275. En La Paz me pegó la altura el último día del viaje. Terrible. No se lo deseo a nadie.
  276. Mientras uno se cuidaba de la altura en La Paz, mi compañero Walter Roque cenaba un arroz con carne y dos huevos fritos. El productor Arturo Hidalgo se comía (no solamente mascaba) las hojas de coca.
  277. Nunca vi un meneo tan grande en vivo como el que Argentina le dio a Venezuela en Maracaibo (0-4) por las eliminatorias al mundial de Japón – Corea.
  278. Narré el España 10-0 Tahití en Maracaná de la Copa Confederaciones 2013.
  279. En Copacabana y Montevideo jugué de madrugada fútbol playa en la orilla. Una experiencia extraordinaria.
  280. El fútbol es el deporte más apasionante del mundo. La NBA, el espectáculo.
  281. Siempre sufrí de distensión de ligamentos en las rodillas. Soy una lesión ambulante cuando juego fútbol.
  282. El clásico más apasionante es el Galatasaray – Fenerbahce. Sin comparación.
  283. Viví un Palmeiras – Corinthians en Sao Paulo. Es la locura.
  284. Antonella González, compañera de Directv Sports, fue la primera mujer con la que me tocó compartir en una transmisión.
  285. Marié Ferro, la última en compartir transmisión.
  286. En San Cristóbal muchas veces me tocó quedarme en un hotel llamado Castillo de la Fantasía. Una vez me asignaron a mi productor y a mí una habitación con un jacuzzi en forma de corazón en medio de la habitación.
  287. Una vez vi a las 3 am a Jorge Luis Pinto revisar las habitaciones de la concentración de Táchira en Barinas.
  288. El regalo más hermoso que recibí de fútbol fue una camiseta de Táchira con el 21 de Edgar Pérez Greco.
  289. Una de mis camisetas más preciadas me la regaló Rhosmar Malavé cuando trabajaba en Mineros de Guayana. En la espalda tiene el 25 con mi apellido.
  290. El fichaje más sorpresivo que recuerde del fútbol venezolano fue el del “Tren” Valencia con el UA Maracaibo. Se fue en plena pretemporada sin avisar.
  291. Un mural con la cara de Giancarlo Maldonado en Rancagua por sus tiempos en O’Higgins es el mayor recuerdo que tengo de un futbolista venezolano fuera del país.
  292. Nunca pasé tanto frío en mi vida como el día que esperábamos la atención a la prensa en la concentración de Venezuela en Rancagua por la Copa América 2015. Creo que haría como dos grados.
  293. Cuando narro en Maracaibo, no hay nada como las mandocas del Hotel Kristoff.
  294. El fútbol me ha regalado muy buenos amigos.
  295. No sé qué sería mi vida sin el fútbol.
  296. Nunca me he imaginado narrando un partido de Venezuela en un Mundial de fútbol. Espero se pueda dar.
  297. El día que Venezuela clasificó por primera vez a un mundial Sub 20, me regresé manejando de Puerto La Cruz a Caracas de medianoche. Al carro se le dañaron las luces y me tocó ir detrás de un autobús todo el viaje.
  298. “Deportivas Táchira” es el programa de radio por excelencia del fútbol venezolano.
  299. Trato siempre de respetar el idioma en cualquier narración.
  300. No cambiaría nada de mi vida relacionada con el fútbol. Nada.

Gracias por tomarse el tiempo de leer éstas 300 estupideces. Gracias a El Estímulo por tolerarme tanto.

América Latina, la Unión Europea y la covid-19

Josep Borrell, alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y vicepresidente de la Comisión Europea, y Jutta Urpilainen, comisaria europea de Asociaciones Internacionales, abordan el decidido apoyo comunitario a América Latina. La región se ha visto afectada de modo especialmente grave por la covid-19: aunque acoge al 8% de la población mundial, representa el 20% de las muertes por el coronavirus en todo el mundo.

El movimiento MAP de pedófilos no es real, Pizzagate tampoco

¿Y cómo es eso de que existe un movimiento organizado de pedófilos? Entre las muchas mentiras que circulan en la web y en las redes sociales la del supuesto MAP ha calado entre los incautos: hasta banderita creen que tiene. Para que dejes la homofobia loca, Sifrizuela te lo explica todo