<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

4 graves casos de violaciones condenados por la ONU

Como dice el informe de la ONU, el hecho de detallar solo algunos casos de violaciones a los derechos humanos no quiere decir que las demás personas no hayan sufrido los mismos abusos. Recordamos, con la documentación original, cuatro de estos casos

4 graves casos de violaciones condenados por la ONU

Si la maldad, en su estado puro, tuviera un informe, sería el que hizo la Misión Independiente de las Naciones Unidas sobre Venezuela. La ONU habla de ejecuciones extrajudiciales, torturas, tratos degradantes, muertes bajo custodia del Estado, desapariciones forzadas y uso de tribunales militares para juzgar a civiles, todo eso convertido en una forma sistemática de gobierno desde 2014, con impunidad para quienes se regodean en la crueldad.

Lo particular del detalladísimo informe de la Misión Independiente es que se señala a los culpables de las atrocidades, que en el derecho internacional se consideran, en muchos casos, crímenes de lesa humanidad. Se señala, con nombre y apellido, a los implicados, desde los funcionarios de bajo y medio rango que se convierten en los instrumentos conscientes de los delitos, hasta los altos funcionarios, los de la cúpula mayor.

El informe de la ONU detalla centenares de casos. Al leerlos, recordamos a muchos de ellos que nos horrorizaron en su momento y luego se sumergen en algún pozo de la memoria. Otros nos sorprenden como si fueran nuevos o como si no pudiéramos creer que un ser humano sea capaz de hacerle eso a otro.

En El Estímulo recordamos algunos de esos casos que fueron documentados cuando ocurrieron. Pero, como dice la misma Misión Independiente en el informe, el hecho de detallar solo algunos no quiere decir que las demás personas no hayan sufrido los mismos abusos. Todos son graves violaciones a los Derechos Humanos que la ONU condena.

Oscar Pérez

El caso de Oscar Pérez, masacrado en El Junquito un tiempo después de haber desafiado a Nicolás Maduro desde un helicóptero es mencionado varias veces en el informa de la Misión Independiente.

«El 27 de junio de 2017, un helicóptero del CICPC sobrevoló la sede del Tribunal Supremo de Justicia y otras oficinas gubernamentales. El piloto fue identificado como Óscar Pérez, un oficial del CICPC. Más tarde, ese mismo día, Pérez apareció en un vídeo exigiendo la dimisión del presidente Maduro y pidiendo que se celebraran elecciones nacionales. Óscar Pérez, junto con otras nueve personas, fue asesinado en enero de 2018 en una incursión de las fuerzas de seguridad mixtas».

En El Estímulo: Abatido Óscar Pérez en El Junquito

«El 15 de enero de 2018, Óscar Pérez  anunció a través de su cuenta de Instagram que estaba siendo atacado en el barrio Junquito (El Junquito), al oeste de Caracas. El Sr. Pérez twitteó mensajes y un vídeo en el que declaraba que se había rendido, pero que las fuerzas de seguridad continuaban el ataque armado. Según el informe del Gobierno, tras el enfrentamiento entre el Sr. Pérez y la brigada mixta de seguridad enviada para detenerlo, la casa donde se refugiaba el Sr. Pérez fue volada con un misil RPG-7. Al menos nueve personas murieron. El Presidente Maduro hizo una declaración el mismo día felicitando a las fuerzas armadas que detuvieron la “amenaza terrorista”.

En El Estímulo: Autopsia confirma que Óscar Pérez y Díaz Pimentel murieron por disparo en la cabeza

El informe también recuerda que, además de los que murieron con Oscar Pérez. fueron detenidas 7 personas con los cargos de indignación al centinela, terrorismo, asociación criminal e instigación a la rebelión. Uno continúa detenido.

En El Estímulo: ¿Qué fue lo que hizo Óscar Pérez para desatar el odio del Gobierno?

Fernando Albán

Solo 30 centímetros es lo que abre la ventana de la sede del Sebin por donde, según la versión oficial, se lanzó Fernando Albán que, en ese momento, estaba esposado y custodiado.

La foto de la ventana aparece en el informe de la ONU. No solo eso. También hablan del análisis de las huellas dactilares que se encontraron en el vidrio porque, en caso de ser cierta la versión del suicidio, deberían estar las huellas dactilares de Albán tratando de salir por ese huequito. Las únicas huellas que se encontraron fueron las de uno de los funcionarios.

En El Estímulo: Tortura y muerte, lo que ocurre tras las rejas del Sebin

«Al menos dos personas murieron bajo la custodia del SEBIN: el Sr. Fernando Albán y el Sr. Rodolfo González, piloto retirado acusado de conspirar contra el Gobierno . Funcionarios de alto nivel consideraron la muerte del Sr. Albán como un suicidio, aunque la información forense suscita dudas sobre esta conclusión, como se detalla a continuación» dice el informe que hace un extenso reporte sobre el caso de Albán.

«Fernando Alberto Albán fue concejal del Municipio Libertador del Distrito Capital, elegido el 8 de diciembre de 2013. También fue miembro de la junta del partido Primero Justicia y participó en las protestas de 2014, 2017 y 2019 como coordinador de la organización PJ Gremial Nacional. Participó en la campaña electoral de la oposición en el contexto de las elecciones para la Asamblea Nacional en diciembre de 2015. En el marco de las elecciones para la Asamblea Nacional de 2015, el concejal Albán y su familia recibieron una serie de amenazas telefónicas anónimas».

En El Estímulo: Fernando Albán 

Tanto la esposa como los dos hijos de Albán se exiliaron entre 2015 y 2017, por lo que en agosto de 2018, Albán los visitó m Estados Unidos. También se reunió con líderes de Primero Justicia, como Julio Borges. En octubre, regresó a Venezuela y lo detuvieron al pasar inmigración. Le informó a su familia, que acudió a la sede del Sebin y el Helicoide, donde se le negó que estuviera allí. Al día siguiente, la familia presentó una denuncia formal por la desaparición forzada de Albán.

Solo 24 horas después de su arresto se le permitió hacer una llamada a su esposa, en la que informó estar en el piso 10 de la sede del Sebin, en Contrainteligencia. Dijo que estaba maltratado porque lo presionaban para incriminar en delitos a Borges. La orden de detención, sin pruebas, la emitió la jueza Carol Padilla. La ONU dice todo eso en su informe.

El 8 de octubre, Albán muere en custodia. Y quien lo informa es el Fiscal General Tarek William Saab, vía telefónica al canal oficial, diciendo que se había suicidado.

En El Estímulo: Saab: Habrá consecuencias para quienes dicen que a Fernando Albán lo mataron

En su informe, la ONU recuerda a los funcionarios que aseguraron que Albán se había suicidado como Tarek William Saab (que lo repitió varias veces e incluso dijo que era un delito decir lo contrario), el ministro del Interior Néstor Reverol y Diosdado Cabello en su programa.

ONU

También se refirió a la inconsistencia entre los dos certificados de autopsia y a contradicciones del mismo Saab. Concluyó así:

«La Misión identificó los siguientes asuntos:

• Según personas detenidas previamente y otras personas que estuvieron en el décimo piso de Plaza Venezuela, las personas detenidas están esposadas y son acompañadas por personas funcionarias del SEBIN en todo momento, incluso para ir al baño .

• Según dos oficiales del SEBIN entrevistados por el Ministerio Público, las manos del Sr. Albán estaban esposadas delante de él cuando pidió acceso al baño. Los mismos testigos declararon que el Sr. Albán había estado usando zapatos. El cuerpo fue encontrado sin esposas y sin zapatos .

• El Fiscal General Tarek William Saab dijo que las grabaciones de las cámaras de seguridad del décimo piso no existían. Se ha informado a la Misión que la División de Análisis de Sistemas de Tecnología de la Información del Ministerio Público recogió y almacenó las imágenes.

En El Estímulo: “Ventanas cerradas y baños aislados” contradicen tesis de suicidio de Fernando Albán

• Según un análisis del Ministerio Público, las huellas dactilares encontradas por el CICPC en la ventana desde la cual presuntamente saltó el Sr. Albán pertenecían a un funcionario del SEBIN. Dado que la ventana sólo se abría a 30 grados y que el Sr. Albán medía 1,73 metros de altura, es probable que la hubiera tocado si fuese a saltar por ella.

• El Ministerio Público indicó que el cuerpo del Sr. Albán había aterrizado en una unidad de ventilación del metro de Caracas y que había habido una considerable pérdida de sangre. El expediente contiene pruebas fotográficas del cuerpo colocado en una camilla, a diferencia del cuerpo en el lugar donde aterrizó.

 

• El Fiscal General indicó que el cuerpo presentaba fracturas en las extremidades, incluidos los brazos, pero esto no se registró en el primer certificado de defunción emitido por el médico forense.

Sobre la base de los hechos mencionados, la Misión tiene motivos razonables para creer que se cometieron arrestos y detenciones arbitrarias contra el Sr. Albán. Además, el Sr. Albán murió mientras estaba bajo la custodia de las autoridades del SEBIN, lo que también implica una presunción de responsabilidad del Estado.

La Misión tiene fuertes reservas acerca de la calificación de suicidio en relación con la muerte del Sr. Albán y tiene motivos razonables para creer que funcionarios públicos estuvieron involucrados en su muerte, lo que equivale a una privación arbitraria de la vida.

Rafael Acosta Arévalo

«El 22 de junio de 2019, la esposa del Capitán Rafael Acosta Arévalo, Waleska Pérez, publicó un vídeo en los medios sociales expresando su preocupación por no haber sabido nada de su marido desde las 14.00 horas del día anterior. En ese momento, el Capitán se dirigía a una “reunión personal” en Guatire, estado de Miranda, con oficiales militares activos y retirados. Durante varios días, su familia no supo su paradero…», así comienza, en el informe de la ONU, el caso del capitán Rafael Acosta Arévalo quien, finalmente, también murió en custodia de la DGCIM.

acosta arevalo ONU

En El Estímulo: Muerto y enterrado: la impunidad que esconde el caso Acosta Arévalo

Hasta el 28 de junio no logran contacto con él, cuando lo presentaron a un tribunal militar. Al día siguiente, Jorge Rodríguez lo acusó, según el informe, de participar con otras personas en una conspiración para un golpe. Eso fue refrendado unos días después por el fiscal general Tarek William Saab y por Diosdado Cabello, en su programa de televisión.

El informe detalla la detención de Acosta Arévalo en una parada de autobús, la desaparición forzada por unos días y todo lo que se le hizo hasta su muerte, que incluso lo obligó a ir a las audiencias en silla de ruedas sin poder articular palabras ni mover articulaciones. Solo pudo decir con la cabeza que había sido torturado. Esa misma noche lo trasladaron al hospital donde llegó sin latidos cardíacos.

Los detalles de la muerte según la ONU:

«El informe de la CICPC menciona el depósito de cadáveres del hospital como su lugar de muerte. Sin embargo, las personas son generalmente llevadas allá una vez que ya han fallecido, lo que plantea dudas sobre la hora y el lugar exacto de la muerte.

Entre el 28 y el 29 de junio de 2019, oficiales de la DGCIM no permitieron el acceso al hospital a nadie, ni a la familia del capitán ni a sus representantes legales.

En El Estímulo: Filtran autopsia que confirma torturas a Acosta Arévalo

La muerte del Capitán Acosta Arévalo no fue anunciada oficialmente hasta el 29 de junio de 2019. Ese día, la FANB, a través del Ministerio de Defensa, emitió un comunicado de prensa que decía: “El viernes 28 de junio de 2019, [el Capitán Acosta Arévalo] fue presentado ante el Juez Penal Militar […] y antes de comenzar, se desmayó”.

Según un informe forense realizado en las puertas del hospital, tenía 38 heridas, 30 en la parte delantera y ocho en la parte trasera del cuerpo. El capitán Acosta Arévalo tenía el tabique nasal roto, abrasiones en el hombro, los codos y las rodillas, y moretones en varias partes del cuerpo, incluyendo el muslo, los glúteos y la espalda. El cuerpo del Capitán Acosta Arévalo también mostraba una fractura en un pie y signos de quemaduras en su pie y en su muñeca.

Entrega del cuerpo

La autopsia de la morgue reveló como causa de la muerte un edema cerebral grave por insuficiencia respiratoria aguda, debido a la rabdomiólisis (descomposición muscular) causada por un politraumatismo generalizado (al haber sido objeto de múltiples lesiones traumáticas).

La familia no pudo acceder al cadáver para hacer una autopsia independiente y tuvo un entierro controlado según obligó una sentencia de la jueza Norelys León.

En El Estímulo: CIDH anuncia medidas de protección para familiares del capitán Acosta Arévalo

El 30 de junio de 2019, el Ministerio Público acusó a dos oficiales de la DGCIM, el Teniente Ascanio Antonio Tarascio Mejía y el Sargento Segundo Estiben José Zárate Soto, de 23 y 22 años respectivamente, del asesinato del Capitán Acosta Arévalo. Ambos eran oficiales de bajo rango de la DGCIM. Fueron los únicos arrestados en relación con el caso. Fueron acusados de homicidio preintencional, lo que significa que querían herir pero no matar. Los fiscales no mencionaron la palabra «tortura».

Fueron hallados culpables y sentenciados a 6 años y 8 meses de prisión. La Misión de la ONU no pudo hallar dónde están cumpliendo condena».

En El Estímulo: Condenan a dos militares por muerte de capitán Acosta Arévalo

La conclusión:

«La Misión tiene motivos razonables para creer que se cometió arresto y detención arbitraria, así como desaparición forzada de corto plazo contra el capitán Acosta Arévalo. La Misión también tiene motivos razonables para creer que se cometieron torturas y otros tratos crueles, inhumanos y degradantes contra el Capitán Acosta Arévalo, hasta el punto de causarle la muerte.Oficiales de la Dirección Especial de Investigaciones Penales y Criminalísticas de la DGCIM y la unidad de Asuntos Especiales habrian participado en estas violaciones».

Bassil Da Costa

En 2014, en la serie de manifestaciones que enmarcaron lo que se llamó La Salida, fueron asesinadas 40 personas, según recuerda el informe. Uno de ellos, y el primer manifestante en morir, fue Bassil Da Costa.

ONU

«Alrededor de las 3.30 horas (del 12 de febrero de 2014), dos personas fallecieron como resultado de disparos: Bassil Da Costa, un estudiante de 23 años, y Juan Montoya, coordinador del Secretariado Revolucionario de Venezuela, que agrupaba a varios “colectivos” de Caracas.  (…) Un miembro del colectivo, entrevistado por el Ministerio Público, explicó que los colectivos habían sido movilizado ese día para evitar un posible golpe de Estado-

Las imágenes de los eventos que aparecen en dos vídeos publicados por El Estímulo y Noticias del Mundo, que la Misión geolocalizó y verificó, muestran a una decena de funcionarios de las fuerzas de seguridad, algunos de ellos vestidos de civil, varios de los cuales son filmados disparando sus armas contra los/as manifestantes.

El manifestante Bassil Da Costa, de 23 años, murió por un disparo de arma de fuego, en la esquita Tracabordo, como lo muestran varios videos. (…).

ONU

El cuarto de Bassil. Foto: Andrea Hernández

En El Estímulo: A un año de su muerte, el cuarto de Bassil Da Costa sigue intacto

El 27 de junio de 2019, el funcionario del SEBIN José Ramón Perdomo Camacho fue condenado por homicidio premeditado agravado intencional y por el uso indebido de un arma de servicio. Fue condenado a 29 años y seis meses de prisión por el asesinato. Un funcionario de la PNB, Andry Yoswua Jaspe Lopez, fue declarado culpable de uso indebido de un arma de servicio y condenado a seis años de prisión.