<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

5 razones para preocuparse por la Ley Contra El Odio

A la censura informativa que toma a Venezuela le llegó un nuevo aliado: La "Ley contra el Odio". Un instrumento aprobado en la víspera por la Asamblea Constituyente chavista que castiga con penas hasta de 20 años de cárcel y amenaza con el cierre a medios y la ilegalización a partidos políticos que promuevan "el fascismo".

Paradójicamente, este instrumento es catalogado como un mecanismo para perseguir y condenar a quienes piensan distinto y dejar en mínimo a la libertad de expresión. Los medios de comunicación, las redes sociales y los partidos de oposición están en la mira con esta normativa, advierten organizaciones y políticos de la disidencia al gobierno. Aquí explicamos cinco razones para preocuparse por el carácter del instrumento:
1.- Sirve para perseguir a quienes piensen distinto
 
La ley tiene la capacidad de cerrar medios de comunicación e ilegalizar a los partidos políticos que, en opinión a las autoridades, inciten «al odio». Tomás Guanipa, diputado de oposición, afirmó este jueves que el chavismo «está utilizando las instituciones para perseguir al que piensa distinto”. En efecto, abogados y activistas de derechos humanos advierten el carácter punitivo del artículo 20 que establece penas de 10 a 20 años de cárcel contra “quien públicamente, o mediante cualquier medio apto para su difusión pública, fomente, promueva o incite al odio, la discriminación o la violencia contra una persona o conjunto de personas». La norma, además, puede impactar en el ámbito electoral, toda vez que se contempla “los partidos políticos que promuevan el fascismo, la intolerancia o el odio no podrán ser inscritos ante el Consejo Nacional Electoral, y se revocarán las inscripciones a aquellos que incumplan la presente disposición”.
2.- Promueve la censura y la autocensura
 
El Colegio Nacional de Periodistas (CNP) ha sido una de las primeras entidades en pronunciarse sobre esta ley que «solo legitimará la censura y criminalizará la opinión», escribió en Twitter. Para el gremio, la «Ley contra el Odio» representa «un atentado directo contra la libertad de expresión». Laura Louza, directora de la organización Una Ventana por la Libertad aseguró que ley viola los artículos 57 y 58 de la Constitución sobre el derecho a expresar libremente sus pensamientos y de tener una información oportuna y sin censura. Por su parte, Espacio Público, advirtió que el carácter represivo del articulado promoverá la autocensura en los sectores disidentes: “La paz a partir del discurso debe construirse, no se decreta. Una ley no puede sustituir el juicio de la sociedad fomentando la censura», dijo la ONG.
3.- Más mordaza para la radio y la TV
 
La «Ley del Odio» supone nuevas amenazas para los medios tradicionales en Venezuela que ahora deberán cuidar sus mensajes para que no sean interpretados como contenidos que expresen el odio y la guerra. El artículo 22 advierte que los medios de radio y televisión se les retirará la concesión si difunden este tipo de mensajes. Además de la mordaza, el instrumento legal obliga a las televisoras y radios emitir mensajes a favor de la paz por un tiempo de 30 minutos semanales. Quien incumpla esa orden, el medio será sancionado con multas desde el 3% hasta el 4% de los ingresos brutos anuales.
4.- Es ambigua
 
La ley ordena medidas para expulsar partidos políticos y activistas políticos del sistema electoral que promuevan el fascismo, el odio nacional y “cualquier otra naturaleza que constituya incitación a la discriminación y la violencia». Pero esta normativa es ambigua y discrecional a la hora de determinar qué tipo de violencia y odio se fomenta, aseguró Louza, quien aseveró que “fascismo es igual a oposición”. La Constituyente chavista incluye dos disposiciones transitarias que derogan cualquier otra regulación existente que contradiga a la «Ley contra el Odio» y crea una «Comisión para la Promoción y Garantía de la Convivencia Pacífica» que vigilará la aplicación de la norma. La instancia está conformada íntegramente por funcionarios del chavismo.
5.- Busca regular las redes sociales
 
La regulación de las redes sociales ha sido una vieja ansia de los dirigentes del chavismo. Con la «Ley del Odio», se contemplan multas contra las empresas responsables de estas plataformas y de los medios electrónicos que no retiren en un plazo de seis horas mensajes «de odio» deberán responder con el pago de multas de al menos 15 millones de bolívares. El Instituto Prensa y Sociedad (Ipys) advirtió en Twitter que la norma “pone en riesgo los principios de pluralidad» en Venezuela. “Abogamos porque el marco regulatorio no imponga censura y avance en el desarrollo de garantías y protección de las libertades ciudadanas en Internet”, escribió la organización.]]>