7 claves para cocinar una buena pasta

En este Día Mundial de la pasta, compartimos 7 claves para garantizar una cocción perfecta y derribar algunos mitos comunes

7 claves para cocinar una buena pasta

La pasta es de fácil comer, y es un plato que une familias. Y, aunque es sencilla de preparar, existen algunas claves para hacerla como los italianos, que son los que más saben de pasta en el mundo.

Así que consultamos a una italiana de pura cepa, Antonieta Venuti que creció elaborando, cocinando y mangiando la pasta, para que comparta claves para prepararla a la perfección. Y ahora prepara y comercializa la misma pasta con la que creció a través de su marca Venuti’s Gourmet.  Sus tips también hablan de errores que se suelen cometer.

buena pasta

Foto Klaus Nielsen / Pexels

1. ¿Aceite? Mejor no

Solo si la pasta es de muy mala calidad, se pone aceite en el agua. Pero si es una buena pasta, jamás debe añadirse aceite. ¿Por qué? Pues porque la pasta se engrasa y no habrá manera que la salsa se unte bien. Así que ahórreselo.

2. ¿Y sal? Sí, y abundante

Al contrario que con el aceite, siempre debe agregarse sal al agua de cocción. Dice Antonieta que el agua ya debe estar salada cuando empiece a hervir. Esto es porque, si el agua está muy caliente al agregarla, la sal se evaporará y no le dará sabor. «La dosis perfecta son 7 gramos de sal por 100 gramos de pasta», dice.

3. Bastante agua

Algunos tratan de ahorrar tiempo haciéndola en poca agua. Puede ser que acorten unos minutos la cocción pero lo cierto es que tendrán una pasta mal hecha. La pasta, sea corta o larga, debe «regodearse» en el agua. También debe removerse apenas entra en el agua para que no se pegue.

Foto Klaus Nielsen / Pexels

El cálculo, dice Antonieta, es de 1 litro de agua por cada 100 gramos de pasta.

4. El tipo de olla

Tiene que ser una olla grande. Y en el caso de las pastas largas, debe ser cilíndrica para que garantice una cocción uniforme.

5. Jamás debe enjuagarse

Si la pasta se mete bajo el agua después de escurrida, perderá su almidón y su sabor. Es un error común pasarla por agua fría para que deje de cocinarse. En ese caso es mejor sacarla un poquito antes para que se termine de cocinar bien sea con su propio calor o dentro de la salsa.

6. Sin temor a probarla

Antonieta dice que las instrucciones de cocción son importantes pero que no sustituyen que quien cocina la pruebe. Es importante sacar una mientras se cocina y morderla para evitar que quede cruda o que se cocine demasiado.

Antonieta apunta que debe probarse incluso la pasta que se supone que flota cuando está lista, como los ravioli y los ñoquis. «Algunos tipos de harina los hacen flotar y aún están crudos», comenta.

Venuti's Gourmet

Foto Antonieta Venuti

«La pasta sigue cocinándose incluso cuando está ya servida en los platos. Por eso hay que evitar que se pase. Se pondría pegajosa», dice.

7. Al terminar la cocción

La pasta siempre debe escurrirse en un colador de mano y con cuidado porque tiende a romperse, sobre todo si son pastas rellenas, como los ravioli. Apenas se escurre debe condimentarse porque solo así se impregnará bien de la salsa o del aliño que se prefiera.

buena pasta

Foto Klaus Nielsen / Pexels

Coordenadas

Instagram. @venutisgourmet