Abogado del "monstruo de Aragua" niega acusaciones

Mathías Salazar, señalado por la prensa como el "monstruo de Aragua", mantuvo secuestrada a una mujer durante 31 años en un apartamento en la ciudad de Maracay

Abogado del "monstruo de Aragua" niega acusaciones

El abogado de un hombre denunciado por secuestro y abuso sexual contra varias mujeres durante décadas en el estado Aragua en Venezuela (norte) negó este pasado lunes las acusaciones, asegurando que convivían con él por «voluntad propia».

«Él tiene tres señoras, convivía con las tres (…), cada una tiene su casa, su (teléfono) celular, su vehículo, entonces no se puede hablar de secuestro», declaró a la prensa José Briceño, apoderado de Salazar.

«¿En qué ley aparece que un hombre no puede tener tres mujeres?», agregó.

El caso se reveló la semana pasada por medios locales que citan a familiares de una de las presuntas víctimas. Según esa versión, Mathías Salazar, señalado por la prensa como el «monstruo de Aragua», la mantuvo secuestrada durante 31 años en un apartamento en la ciudad de Maracay.

El portal de noticias Crónica Uno indica que estuvo cautiva bajo amenaza de muerte, forzada a relaciones sexuales a cambio de agua y comida. Pudo escapar, según el relato, el pasado 24 de enero y denunció al hombre, arrestado tres días después.

Dos mujeres más habrían sido raptadas una durante 32 años y otra por 23, respectivamente, según confirmó el portal de noticias. Con esta última, Salazar tuvo una hija.

El domingo, el fiscal general Tarek William Saab prometió «máxima justicia en caso de comprobarse la comisión de los hechos».

Saab informó que la investigación está en «fase preliminar», en la que fiscales en materia de protección a la mujer han entrevistado a denunciantes, familiares y testigos.

La pandemia, los niños y tú: consejos para no perder la cabeza

Sin previo aviso, los niños han tenido que quedarse en casa y más aun en los países de América Latina donde el proceso de vacunación contra la covid-19 es incipiente. Los cambios siguen siendo muchos, el miedo, el estrés y la ansiedad han pasado de ser una respuesta natural del cuerpo a representar un verdadero problema de salud para niños y jóvenes