AD y PJ luchan por subsistir como opción política en primer día de validación

Con menos personas que hace un año, cuando ambas toldas transitaron este camino, los dos principales partidos políticos de oposición salieron para validar su nómina y poder participar en las elecciones presidenciales. En este primer día los números no fueron suficientes. Tal parece que este domingo saldrán en "operación remate" para lograr el 0,5 % del Registro Electoral en 12 estados del país como exige el CNE.  

AD y PJ luchan por subsistir como opción política en primer día de validación

La oposición salió nuevamente a las calles este sábado. No para marchar pero sí como una forma de protesta, como señalan muchos, contra el gobierno. En esta ocasión, los opositores salieron para validar las nóminas partidistas de Primero Justicia (PJ) y Acción Democrática (AD), tras el decreto de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) que los condicionó a este paso para poder participar en unas elecciones presidenciales que aun no tiene fecha ni cronograma.

Sin embargo, los meses de protestas y toda el agua que ha corrido desde febrero y marzo de 2017 cuando los partidos de la Unidad se validaron, deja mella un año después.

En el primer día, de dos, la participación ciudadana no fue tan nutrida. La realidad social privó más que la política aunque lo primero depende inexorablemente de lo segundo.

Las largas colas se apreciaban en supermercados y panaderías, con pan, cercanas a los puntos o incluso, en operativos de entrega de cajas de los comités locales de abastecimiento y producción (Clap).
el llamado a elecciones antes del 30 de abril hecho por la ANC, la inhabilitación de la tarjeta de la Mesa de la Unidad (MUD), la más votada, y la “autocancelación” por parte del Consejo Nacional Electoral (CNE) de partidos como Voluntad Popular (VP), fueron elementos claves para esta jornada.

Bajo el histórico lema “adeco es adeco hasta que se muere”, la militancia de la tolda blanca salió a validar su partido. Esa fue la linea desde el principio cuando se conoció la decisión de la ANC.

La parroquia San Pedro, en el municipio Libertador, fue el lugar escogido por el secretario general de AD, Henry Ramos Allup y su familia para colocar el dedo pulgar e índice a favor del partido. Un candidato “a todas voces” aunque aún no lo ha formalizado.

Ramos Allup tardó alrededor de diez minutos en validar ya que, al principio, sus datos no se registraban y luego, la máquina captahuella no funcionaba.

Ese punto contaba con solo una máquina por lo que había personas que tenían cerca de dos horas en cola para expresar su voluntad.

La dinámica usada en esta oportunidad por el CNE fue desplegar 421 máquinas a nivel nacional para que los dos principales partidos políticos de la oposición se renovaran.

En los municipios eminentemente opositores solo se dispuso una máquina mientras que en municipios o parroquias con menos personas participantes, habían hasta tres máquinas.

El resultado fue un proceso técnicamente sencillo y rápido, ralentizado sin necesidad.

En los cinco municipios del área metropolitana, el proceso inició pasadas las 9:00am. Máquinas que no llegaban, que no funcionaban o que no tenían la opción de la tarjeta de PJ sino solo la de AD y la de MUD, fueron algunas de las razones.

Una sola fila de personas fue el mecanismo que decidió el personal del CNE para esta jornada. Una vez que  la persona llegaba a la máquina, enseñaba su cédula, decía su dirección y luego ponía su huella en el captahuella.

Aunque era un proceso fácil, las personas tardaban hasta tres minutos en realizarlo.

En Baruta, Chacao, El Hatillo, Libertador y Sucre se observaba en su mayoría personas de la tercera edad acudiendo al llamado partidista.

La decisión “a última hora” de PJ se percibía. Hay que recordar que este partido señaló que validaría por la tarjeta de la Unidad y que este viernes, el plan cambió cuando el Tribunal Supremo de Justicia emitió una sentencia que anulaba dicha tarjeta.

PJ pidió a su militancia salir entonces a validar su tarjeta “en nombre de la Unidad”, ya que el partido había solicitado formalmente ante el CNE, validarse y nunca se retiró. Quizás, ¿previendo?

Lo cierto es que, a diferencia del año pasado, la alta dirigencia de PJ no fue vista en los puntos. La decisión es que saldrían a validar este domingo en la segunda y última jornada para que los dos partidos, PJ y AD, logren el 0,5 % del Registro Electoral en 12 estados.

Quien sí se dejó ver, fue un ya candidato, Claudio Fermín quien acudió a validar por AD.

-Queremos partidos-

Una de las razones más esgrimidas de los puntos, es que las personas señalan que quieren partidos políticos por ellos son la base de la democracia.

Nereida Lares, salió este sábado temprano. Aprovecho un mercadito de verduras que se instala cerca de su casa en la avenida Victoria y desde allí camino hasta Los Simbolos para validar y “ver a mi Henry”. Ella es jubilada. Su pensión no le alcanza para mucho, denuncia, por lo que, después de 40 años como profesional, tiene que depender de sus dos hijos que viven afuera.

La historia de Nereida se repite, casi al calco, en las colas de los puntos de validación. Ella insiste en que estar allí no es convalidar a la ANC. Muchos de los participantes tampoco lo creen.

Tiene fe en que la oposición logre un candidato único que pueda enfrentar al gobierno.

Luisa Márquez, no tiene los años de vida de Nereida. De hecho, puede ser su nieta. Ella salió este sábado porque considera que “es preferible que el gobierno te los tenga que anular (los partidos) para que se quite la careta de dictadura”.

Para ella, el haber anulado la tarjeta de la Unidad hizo que saliera “con más ganas porque demuestra que el gobierno tienen miedo”.

Por su parte, Roberto Rangel, desde Petare, considera que “los partidos son importantes. Esto fue un atropello y por eso, nuevamente voy a validarlos”.

La mayoría coincide en asistir a las elecciones si hay condiciones electorales “justas”. Roberto agrega, “me han asaltado y no he dejado de salir a la calle. Iremos a votar y a exigir condiciones”.

Christian Vásquez, decidió validar en la plaza Madariaga en El Paraíso. Aunque dudó en ir y en ir a ese lugar porque “podía ser peligroso”, decidió “arriesgarse”.

La plaza no tenía mucha gente y además, era uno de los pocos puntos que contaba con tres máquinas. Para él, “tenemos que seguir luchando y esa lucha es por medio del voto. Hemos dejado demasiado espacio al gobierno. Quizás, si hubiésemos participado en las elecciones de la ANC y hubiésemos dicho que no, esto no estuviese pasando. Hay que recuperar espacios”, sentencia.

Muchos de los que salieron a validar se decantan por el método de primarias para elegir al candidato de la oposición. No ven con mucha emoción que sea elegido por consenso.

Sobre el candidato también se manifiestan con cautela. Muchos esperan que sea Henry Ramos Allup, otros esperan la respuesta del empresario Lorenzo Mendoza.

Lo cierto es que la gente espera que la dirigencia opositora este a la altura de lo que viene. Aunque son criticados, parece que la oposición todavía tiene una oportunidad con sus seguidores.

-Validación en números-

Entre 400 y 500 personas validaron en los cincos municipios del área metropolitana este sábado.

Aunque AD tiene un monitoreo en tiempo real del movimiento a nivel nacional, ha sido muy parco en cuanto a dar números en este primer día.

Sin embargo, la información extraoficial es que ninguna de las dos toldas habría llegado a la meta total en este primer día por lo que se espera que este domingo salgan a la famosa “operación remate” típica de procesos de consulta y elecciones.

Por ejemplo, en el municipio Chaco, hasta las 2:00 de la tarde, cerca de 300 personas habían pasado. El hecho de que solo había una máquina influyó en el número pues este punto era uno de los que más gente tenía.

Situación distinta la vivida en El Paraíso, donde como ya relatamos, había tres máquinas. Para las 3:00 de la tarde, el número era similar. Casi 400 personas. Muchas provenían de Montalbán que eran trasladadas para “agilizar” el proceso ya que el punto de esa zona, ubicado en La Villa, solo tenía una máquina.

En este punto, el proceso estuvo más lento de lo normal pues solo habían validad poco más de 200 personas a pocas horas del cierre de la jornada.

El escenario de poca gente se repitió en La Candelaria. La imagen del año pasado era diametralmente opuesta.

En la plaza de Petare, la única máquina habilitada registraba poco más de 400 personas.

De quedar validados, las tarjetas de AD y PJ se sumarían a las de Un Nuevo Tiempo y Avanzada Progresista como opciones para las presidenciales. Si es que la decisión de la alianza opositora, que aún no tiene un candidato único ni método para escogerlo, es la de acudir a las elecciones.

La segunda página de Hetty Green (“Papeles póstumos de un petroestado”)

Hetty Green, la “bruja de Wall Street”, como llegaron a llamarla los tabloides de la época, se contó entre los grandes practicantes del capitalismo financiero que jamás hayan vivido. Todos los historiadores económicos que se han ocupado del advenimiento de la llamada civilización petrolera señalan la antecesión del llamado “ciclo ballenero”, del que Green, "la mujer más rica de América", fue una notable protagonista.