Aerolíneas suspenden vuelos entre Venezuela, Miami y Madrid

Las más importantes aerolíneas que todavía vuelan a Venezuela desde Miami y Madrid mantienen suspendidas temporalmente sus frecuencias a este país sudamericano por razones de seguridad, en medio del clima de crispación política y militar que se ha agudizado en las últimas horas, dijeron fuentes del sector y frustrados pasajeros.

En la mañana de este miércoles las propias aerolíneas cancelaron los vuelos previstos para la tarde, entre ellas la venezolana Avior, que debía salir a Miami, Estados Unidos, a las 2:00 de la tarde, hora local. Los frustrados pasajeros que habían bajado al aeropuerto se regresaron a Caracas, donde a esta hora comenzaban a tomar cuerpo grandes manifestaciones en las calles de opositores al gobierno de Nicolás Maduro.

«Suspendidos todos los  vuelos a Estados Unidos, todas las aerolíneas», constató un pasajero tras regresarse del aeropuerto de Maiquetía, que sirve a Caracas.

La suspensión de los vuelos a Estados Unidos se debe más bien a una orden expresa del gobierno de Estados Unidos, a través de  Agencia Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) que prohibió de manera indefinida a operadores aéreos estadounidenses volar a menos de 26.000 pies (unos 8 kilómetros) sobre el espacio aéreo de Venezuela.

La información, replicada por la agencia Reuters, incluye aviones comerciales y privados. La FAA también ordenó a los operadores aéreos de EEUU que estén en Venezuela salir dentro de las siguientes 48 horas, debido a la «creciente inestabilidad política y tensiones» en el  país suramericano.

Según se pudo constatar en los sistemas de  información del aeropuerto de Maiquetía, las aerolíneas Avior, Swift Air y World Atlantic cancelaron sus despegues y llegadas.

Las operaciones a otros destinos de aerolíneas venezolanas, como Panamá, Medellín, La Habana y Santo Domingo, seguían programadas cerca del mediodía de este miércoles.

Ya desde del martes, cuando tuvo lugar un levantamiento civil y de un grupo de soldados, encabezado por el presidente del Parlamento, Juan Guaidó, reconocido como presidente  interino por unas 60 naciones, las aerolíneas españolas dejaron de volar a Venezuela.

Inclusive la francesa Air France devolvió en el aire su vuelo París-Caracas y canceló sus viajes hasta nuevo aviso.

A través de las redes sociales, las aerolíneas Iberia y Air Europa anunciaron que suspenden sus vuelos desde el aeropuerto de Maiquetía este 1 de mayo, cuando hay manifestaciones de calle convocadas por la oposición y el chavismo.

Air Europa, que en mayo (otros meses pueden cambiar la agenda) vuela miércoles, sábados y domingo, notificó en su página de Facebook que “debido a los últimos acontecimientos en Venezuela, comunicamos que nuestros vuelos origen/destino Caracas del día 1 de mayo han sido cancelados; asimismo los vuelos entre los días 2 y 10 de mayo podrían verse afectados”.
“Por este motivo, si ha comprado su billete hasta el día 30 de abril (inclusive), le ofrecemos las siguientes alternativas:
– Cambios de fecha para volar hasta el día 31 de mayo de 2019.
– Cambios de ruta a/desde Bogotá, Guayaquil o Quito.
– Reembolso*”.

*Si ha comprado su billete a través de una Agencia de Viajes, deberá ponerse en contacto con ella.

Asimismo, ofrecen a los pasajeros ponerse ponerse en contacto con Air Europa a través de Facebook y Twitter, y del teléfono +34 911 401 501 (España).

En los últimos años varias aerolíneas internacionales han dejado de volar a Venezuela, principalmente por razones económicas e imposibilidad de repatriar dividendos por sus operaciones locales.

Hasta ahora solo quedan Iberia, Air Europa y Plus Ultra, la turca Turkish Airlines, Air France, Tap Air, Copa y Caribbean Airlines.

Designaciones de Parra no tienen validez para la Asamblea Nacional

El diputado Juan Pablo Guanipa aclaró al finalizar la sesión de la AN —realizada este martes en una plaza al este de la capital por la imposibilidad de acceder al Palacio Federal Legislativo— que nada de lo que designe esta fracción aislada del Parlamento tiene credibilidad ni respaldo de la institución