Al borde del plazo de la CIJ: Venezuela y El Esequibo

El Consejo Venezolano de Relaciones Internacionales destacó en una declaración que el Estado venezolano debe exponer sus argumentos sobre la falta de competencia sobre de la Corte Internacional de Justicia respecto a la demanda unilateral intentada por el Gobierno de la República Cooperativa de Guyana en el diferendo territorial sobre el Esequibo. El plazo vence este jueves 18 de abril, y el centro de análisis y pensamiento de temas internacionales insiste en que Guyana debe renunciar a su demanda unilateral y cumplir lo establecido en el Acuerdo de Ginebra.

Al borde del plazo de la CIJ: Venezuela y El Esequibo

En junio de 2018 Nicolás Maduro aseguró que Venezuela no participará en la convocatoria realizada por la Corte Internacional de Justicia.

De la misma forma el presidente encargado, Juan Guaidó, presidente interino del país desde el 23 de enero y reconocido por más de 50 países, aseguró vía Twitter que en la sesión consultiva de la Asamblea Nacional celebrada este martes 16 de abril se aprobó el acuerdo en rechazo a la demanda de la República Cooperativa de Guyana de elevar en la Corte Internacional de Justicia el reclamo sobre el territorio Esequibo.

En el acto el diputado William Dávila presidente de la Comisión Mixta para la Defensa del Esequibo y la Fachada Atlántica, presentó el acuerdo de rechazo y recordó el vencimiento del plazo de la demanda impulsada por Guyana sobre Venezuela.

Dávila exhortó a Guaido a tomar acciones diplomáticas con el objetivo de hacerle llegar el acuerdo a Antonio Guerres, secretario de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Diez puntos para una solución

En su declaración el Consejo Venezolano de Relaciones Internacionales (Covri) expuso diez puntos posibles que los internacionalistas plantean al Estado venezolano para mediar la situación de la controversia.

  • Señalan la ratificación y cumplimiento del Acuerdo de Ginebra.
  • Exhortan a la República Cooperativa de Guyana a desistir de la demanda ante la Corte Internacional de Justicia e insertar al gobierno del Reino Unido que también es parte del acuerdo a motivar a Guyana a renunciar a la demanda amparado en el artículo 89 de la corte y apegándose al Acuerdo de Ginebra.
  • Invitan a reiterar que la Corte Internacional de Justicia carece de jurisdicción para conocer la demanda unilateral promovida por Guyana ya que Venezuela no consiente la jurisdicción de manera formal y el Acuerdo tampoco lo contempla en ninguna de sus disposiciones.
  • Reafirman el consentimiento de Venezuela como Estado soberano a la jurisdicción de la Corte Internacional de Justicia y expresan que este no puede ser suplido por el Secretario General de la Organización de Naciones Unidas, António Guterres, quien sólo puede procurar la solución de la controversia bajo el objetivo del Acuerdo de Ginebra, respondiendo a los mecanismos de solución de controversias establecidos en el artículo 33 de la carta de la ONU.
  • Resaltan que en este conflicto no se aplicaron todos los mecanismos de solución pacífica de la controversia. Señalan que Guyana se negó a negociaciones que catalogan de buena fe e invita a Guterres a que haga público el resultado de las gestiones de los oficiantes designados por la secretaria general del organismo a lo largo del proceso.
  • Solicitan manifestar que el gobierno de Nicolás Maduro es negligente ante los intentos de reclamación del territorio, haciendo caso omiso de los reclamos ciudadanos y de otras instituciones como la Asamblea Nacional, expresan que tomó una actitud pasiva al decidir el 18 de junio de 2018 que Venezuela no participaría en el proceso promulgado por la CIJ.
  • Invitan a reconocer la tarea realizada por la Asamblea Nacional en la defensa del territorio, bajo el marco de las competencias que le competen al parlamento.
  • Mencionan que desde el pasado 10 de enero, Nicolás Maduro usurpa la presidencia, afirmación que se respaldó en la resolución CP/RES. 1117/19 de la Organización de Estados Americanos (OEA) por la cual Guyana votó favorablemente, por lo que exigen que la representación corresponda a Juan Guaidó.
  • Solicitan a la CIJ que ante la imposibilidad material de que el Estado venezolano ejerza su defensa por la situación de usurpación del poder ejecutivo y la falta de competencia de la corte para conocer la demanda de Guyana, se remueva con urgencia el laudo arbitral de 1899 de su lista de pendientes.
  • Llaman a informar a la opinión pública que Covri publicará un libro con argumentos sobre el conflicto que harán llegar a la manos de Guaidó,a la Comisión Mixta para la Defensa del Esequibo y su Fachada Atlántica y a la Corte Internacional de Justicia.

En caso de que las partes no comparezcan o se abstengan de defender su caso, siempre que se reconozca la jurisdicción, la Corte establece un artículo en el cual señala que tiene las competencias para atender el caso, también que la demanda esté bien fundamentada en cuanto a hechos y derechos.

El organismo hizo saber que cuando una de las partes no comparece al proceso envían cartas y documentos bajo las reglas establecidas, según señala el comunicado enviado por el Covri.