<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Polar exige cese de la "arbitraria medida" y advierte que no puede mover ni un kilo de productos

A través de un extenso comunicado, Lorenzo Mendoza, presidente de Empresas Polar, afirma que la "arbitraria medida" provocará desabastecimiento en todo el país. Asegura que ni siquiera se realizó la inspección obligatoria y que el funcionario no quiso cumplir con las medidas de protección contra Covid-19 que se exige a todo el que entra a la planta

Con un contundente comunicado, Alimentos Polar exige cese la intervención a sus ventas, anunciada ayer 24 de abril por el gobierno de Nicolás Maduro.
En el documento, el presidente ejecutivo del consorcio empresarial, Lorenzo Mendoza, detalla numerosas irregularidades en el procedimiento.
Alimentos Polar es la división alimentaria de Empresas Polar, el consorcio más grande de Venezuela.
Elabora los productos más buscados por los ciudadanos, como harina P.A.N. para elaborar arepas, aceites, arroces, margarina, vinagres, pastas de trigo y alimentos para niños, entre muchos otros. Esta mercancía llega a todo el país a través de más de 90.000 puntos de venta.
La arepa es la comida más consumida de Venezuela. Se hace sola o rellena y funciona para cualquiera de las tres comidas. Y la harina de Polar es la más vendida para hacerlas.
HARINA PAN
En el comunicado, Alimentos Polar exige dejar sin efecto la «medida arbitraria» de fiscalizar y decidir sobre las ventas de sus productos.
Mendoza deja claro que la decisión se tomó sin cumplir con los protocolos legales venezolanos, incluyendo la falta de inspección, paso previo inexorable para una medida de tal calibre. Apuntó que el inspector amenazó con prisión al personal de planta e incumplió las medidas básicas de protección y seguridad, incluyendo las impuestas para prevenir el contagio del coronavirus.
Contraria a la actitud del supervisor, se expone el apoyo del sector militar, que coopera en la seguridad y en el suministro de la escasa gasolina para los camiones de distribución de la empresa de alimentos.
Por último. advierte de un muy posible desabastecimiento pues el gobierno les bloqueó los códigos y. sin ellos, no pueden mover «ni un kilo» de nada.
Basado en todos esos puntos, Alimentos Polar exige el levantamiento de la medida que afecta a toda la población.

Una medida sin inspección

A continuación, el comunicado de prensa enviado por la empresa, que incluye declaraciones de su presidente ejecutivo, Lorenzo Mendoza:
Polar, a través del presidente ejecutivo de Empresas Polar, Lorenzo Mendoza, rechaza de manera contundente las medidas arbitrarias en contra de la compañía y el bloqueo de códigos Sica, lo que afecta gravemente todos los esfuerzos que está haciendo la compañía para garantizar el abastecimiento de alimentos en este momento tan crítico para el país. Así, Alimentos Polar exige el levantamiento de la medida.
El día 24 de abril, la planta productora de harina precocida de maíz, ubicada en Turmero, estado Aragua, recibió una nueva fiscalización por parte de funcionarios de Sundde, Sunagro y Sencamer.
Polar exige levantar la medida de intervencion
Cuando apenas estaba comenzando dicha inspección, fue anunciada de manera sorpresiva y por televisión la supuesta medida de venta supervisada de todos los productos de Alimentos Polar,. No medió procedimiento administrativo alguno, ni existió justificación para esta medida.
“No hay ninguna razón ni justificación para esta medida arbitraria. A pesar de toda la situación económica que enfrentamos, sumada a los problemas en el suministro de combustible y energía eléctrica, entre otros, seguimos produciendo y distribuyendo alimentos de calidad a precios ajustados a la realidad económica y cumpliendo con el país, conforme a las leyes venezolanas”, asegura Mendoza.

Una acción de angustia y zozobra

Mendoza precisa que esta acción es totalmente contraria a lo que la población espera en este momento. No solo atenta contra el abastecimiento de toda la red comercial privada y pública que atiende la empresa, sino que lejos de ayudar a la tranquilidad del país, genera angustia y zozobra.
En este momento Alimentos Polar es la única empresa que puede llegar a tantos venezolanos y brindarle la posibilidad de tener los productos más cerca de sus casas, a través de más de 35.000 puntos de venta atendidos de forma directa y más de 55.000 mediante la Red de Franquicias de Distribución Polar.
“Durante los últimos años, se han desmontado muchos sistemas de distribución y ventas masivas en el país por su alto costo. Nosotros hemos mantenido una distribución que en la actualidad nos permite llegar a más de 90.000 puntos de venta semanalmente en todo el territorio nacional, a pesar del impacto financiero asociado”.
Polar exige

Una de las plantas de Polar- Foto: Archivo

Con inversión propia

Mendoza agrega que se han utilizado recursos propios para importar directamente las materias primas a costos internacionales y a las tasas de cambio con las cuales trabaja la industria privada, con pleno conocimiento de las autoridades.
“También hemos venido haciendo un gran esfuerzo para incrementar en más de 50% nuestros volúmenes de producción. Esto quiere decir que los consumidores venezolanos están aumentando el consumo de nuestros productos. Somos los únicos que estamos presentes en los anaqueles y hogares de toda Venezuela, con nuestras marcas preferidas por los consumidores. ¿Qué otra empresa o actor que participe en la producción de los mismos rubros tiene esa presencia? En este momento, la producción nacional debe ser la prioridad de las políticas económicas”, sentencia.
Mendoza reitera que sus trabajadores de producción, distribución y ventas también viven momentos complejos y cada día ponen en riesgo su vida y su salud para producir y cumplir con los venezolanos.
lorenzo mendoza

Lorenzo Mendoza en foto de archivo. Crédito: Andrea Hernández

Apoyo de la Fuerza Armada

Mendoza dice que la empresa también está haciendo un esfuerzo extraordinario junto a las autoridades del Ceofanb, Redi y Zodi, quienes apoyan en el suministro de combustible para continuar operando, a pesar de las serias limitaciones. De igual manera, prestan su valiosa colaboración en materia de seguridad para custodiar las instalaciones y distribuir los alimentos, en una situación muy compleja que vive el país.
“No podemos permitir que todos estos esfuerzos conjuntos se vean entorpecidos por acciones arbitrarias e irregulares que atentan contra el abastecimiento de nuestros productos”, enfatizó.

No pueden mover ni un kilo

Al inicio de la fiscalización liderada por el Superintendente de Sunagro y director de Despacho de Sundde, General de División Menry Fernández, en compañía de 26 funcionarios de la Sundde, Sunagro y Sencamer, la empresa solicitó el cumplimiento de los protocolos internos, como se los exige a todos, y la respuesta fue la amenaza de bloquear los códigos Sica:
“Esto de hecho ocurrió. La medida de bloqueo nos impide distribuir y cumplir con nuestros clientes y consumidores. Sin los códigos Sica no podemos mover ni un solo kilo de producto”.

Actitud hostil y sin protección contra el Covid-19

Durante el procedimiento, el superintendente mantuvo una actitud hostil, irrespetuosa, de poco entendimiento y colaboración, amenazando al personal de la instalación y evadiendo en todo momento el cumplimiento de los protocolos de seguridad interno que exige la empresa, incluyendo el establecido por las autoridades ante el Covid-19, poniendo en riesgo la salud de los trabajadores.
“Nuestro gerente de APC Planta Turmero, José Francisco Bolívar, quien estaba realizando con absoluta responsabilidad su trabajo y con quien estuve en constante comunicación, fue amenazado con ser llevado preso. Estoy muy agradecido con él y con todos los trabajadores de planta por seguir cumpliendo su compromiso con el país, siempre apegados a nuestros principios y valores”, manifestó el presidente ejecutivo de Empresas Polar.
“Como empresa responsable productora de alimentos, nuestras plantas cuentan con rigurosas medidas de seguridad e higiene en las áreas productivas y logísticas, que deben ser acatadas de manera estricta, para garantizar la inocuidad de los productos. Cualquier incumplimiento puede poner en riesgo a nuestra gente y nuestra producción”, dijo.

Llamado al entendimiento

Alimentos Polar reitera su rechazo a cualquier acción o medida que interfiera en los esfuerzos extraordinarios que está haciendo junto a sus trabajadores, franquiciados y transportistas para producir y distribuir los alimentos destinados a la población venezolana, en medio de una situación económica crítica que ya enfrentaba el país y que se complicó aún más con la presencia de la pandemia.
“Hacemos un llamado al entendimiento para unir esfuerzos que nos permitan aumentar la producción de alimentos y continuar garantizando la seguridad alimentaria de los venezolanos”, exhorta.
Para finalizar, Mendoza agradece el esfuerzo de todos sus trabajadores en todas las áreas de la compañía, a todos los actores importantes en la cadena de producción, distribución y ventas, a los accionistas y a la junta directiva, por su entrega y compromiso con la empresa y el país.
En este comunicado, Alimentos Polar exige, y deja claro por qué, el levantamiento de la medida de intervención de sus ventas, por afectar, sobre todo, a la población de todo el país.
La medida del gobierno perjudica de la misma manera a Plumrose, fabricante de embutidos. Además se decretó la intervención general  de Coposa, que elabora aceites y margarinas.