Altuve y Bregman se disculparon por el robo de señas en 2017

La directiva de los Astros de Houston generó polémica cuando su presidente, Jim Crane, aseguró que el robo de señas no tuvo impacto alguno en que su equipo consiguiera la Serie Mundial de 2017, cuando incurrieron en la falta. Las Grandes Ligas multaron al equipo de Texas por 5 millones de dólares, máxima penalización

Altuve y Bregman se disculparon por el robo de señales en la temporada que los Astros de Houston se coronaron campeones de la Serie Mundial. Sin entrar en detalles específicos, ambos jugadores se lamentaron este jueves.

Jim Crane, propietario de los Astros, y el nuevo mánager Dusty Baker también hablaron en una conferencia de prensa desde los cuarteles de pretemporada.

El objetivo explícito de la rueda de prensa era decir lo lamentamos y confiar en seguir adelante. Sin embargo, Crane provocó una reacción de perplejidad al manifestar lo siguiente: «Nuestra opinión es que esto no impactó el juego. Teníamos un buen equipo. Ganamos la Serie Mundial. Lo voy a dejar ahí».

Al consultársele después sobre su afirmación sobre el efecto en los resultados, Crane trató de dar marcha atrás.

«Es complicado determinar cómo impactó el juego, si es que impactó el juego», dijo.

MLB no castigó a jugador alguno y Crane dijo que tampoco lo hará el club. «No vamos a tomar medidas contra los jugadores».

El venezolano Altuve dijo que el miércoles hubo una reunión de todo el equipo para hablar de lo sucedido.

«Realmente lo siento mucho», dijo Bregman.

Rob Manfred, comisionado de las mayores, intervino después de comprobar que el equipo apeló a la tecnología para robar señales durante la campaña de 2017. Los Astros ganaron la Serie Mundial en ese año, y nuevamente en 2018.

A los Astros los multaron por 5 millones de dólares, pena máxima según la organización. Además, les quitaron las dos primeras selecciones de los próximos dos drafts de amateurs.

La investigación concluyó que los Astros emplazaron una cámara detrás del jardín central para descifrar las señales de los receptores a los pitchers. Luego, los peloteros daban un número específico de golpes a un cesto de basura, avisando a su compañero próximo al bate qué lanzamiento venía.

Crane aseguró que el ardid se empleó en 2017 y durante parte de 2018, pero dejaron de hacerlo durante esa temporada.

También dijo que no había fundamento la sospecha de que los bateadores de los Astros usaban zumbadores para recibir información sobre los lanzamientos.

«Realmente estoy convencido que no se usaron zumbadores, nunca», sostuvo Crane.