Amnistía Internacional exige liberación de sindicalista Rubén González

El secretario general del Sindicato de Trabajadores de Ferrominera, Rubén González, sufre de hipertensión e insuficiencia renal. Sus familiares tienen prohibido enviarle medicinas por lo que Amnistía Internacional exige su libertad inmediata

Amnistía Internacional exige liberación de sindicalista Rubén González

A través de un comunicado Amnistía Internacional (AI) declaró a Rubén González, secretario general del Sindicato de Trabajadores de Ferrominera (Sintrafeominera), como un preso de conciencia y exigió la liberación inmediata por considerar que su vida está en peligro.

Desde su detención el 29 de noviembre de 2018, Rubén González ha sufrido una crisis de salud sin recibir atención adecuada.

El 19 de enero de 2020 empezó a experimentar un grave pico de hipertensión que pone en riesgo su vida a menos que reciba cuidado médico.

En la carta que esperan sea replicada hasta llegar al mandatario Nicolás Maduro, AI acota que a González se le ha negado la atención médica adecuada.

“Ahora padece una enfermedad grave que requiere tratamiento urgente”, reza el escrito.

Para AI, González no debería estar encarcelado: “para empezar, ya que su trabajo como líder sindical está reconocido por la Constitución de Venezuela, y todo el proceso judicial contra él fue injusto”.

El arresto del sindicalista se produjo en noviembre de 2018 por la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim). Según AI, ha sido sometido a juicios que han sido injustos en varias ocasiones.

“(Es) acusado de haber atacado a un militar que trataba de arrestarlo violentamente. Aunque ha sido condenado, el juicio se celebró ante un tribunal militar que le negó su derecho al debido proceso”, dice AI.

También agrega que no hay pruebas fidedignas de la responsabilidad penal del sindicalista. “Su detención y su juicio son injustos, por lo que debe ser puesto en libertad de inmediato”.

Alertan por el estado de salud de González

Rubén González es paciente con insuficiencia renal e hipertensión desde hace más de 10 años. Sus familiares denuncian que tienen prohibido enviarle medicamentos.

“Sus abogados han pedido reiteradamente a los tribunales que le proporcionen atención médica, pero sólo en una ocasión lo trasladaron para proporcionársela. Las autoridades no permiten que su familia envíe medicación a menos que González sufra fuertes dolores”, dice Amnistía Internacional.

El 24 de noviembre de 2019, su familia denunció que Rubén González había tenido fiebre durante más de 72 horas sin recibir atención médica.

En esa oportunidad se logró el traslado de González a un Centro de Diagnóstico Integral (CDI), pero lo devolvieron a la prisión poco después.

El 19 de enero, empezó a sufrir una crisis de hipertensión, lo cual requiere atención urgente. Tras esto, AI exige su liberación inmediata.

 

 

 

Cómo romper la adicción de nuestros niños a videojuegos y pantallas

Educar al aire libre a través de la comprensión y no de la obediencia, sería el camino ideal para motivar a nuestros niños y jóvenes a realizar actividades no vinculadas con dispositivos electrónicos. Suena fácil y puede resultarlo si trazamos una hoja de ruta en la que se sientan integrados, escuchados y apoyados.