Análisis: ¿Cómo se preparan los precandidatos a la gobernación de Carabobo?

Del lado opositor son numerosos los aspirantes que dejan ver su interés en este cargo, pero aún no han definido si efectivamente concurrirán a las elecciones del 21-N, tampoco si elegirán por consenso o en primarias a sus candidatos. En el PSUV, la pelea es feroz entre los dos principales bandos que han mostrado sus diferencias: el del actual gobernador Rafael Lacava y el de José Vielma Mora, exgobernador de Táchira

Análisis: ¿Cómo se preparan los precandidatos a la gobernación de Carabobo?

Frente a las elecciones convocadas para el 21 de noviembre próximo, las aspiraciones de distintos dirigentes para hacerse con la gobernación de Carabobo se ha hecho más clara en los últimos días.

Carabobo, definido por el exmandatario regional Henrique Salas Römer, como el territorio de lo posible, muestra un interesante panorama para el análisis.

Los factores de oposición han dejado colar diferentes nombres desde la plataforma que integra el llamado G-4 (Acción Democrática, Primero Justicia, Voluntad Popular y Un Nuevo Tiempo). Entre los posibles candidatos, se escucha el nombre de Julio Castillo, Ylidio Abreu o Mariela Domínguez, aunque nada de ello se ha hecho oficial.

Estos son los candidatos oficiales

Algunos de los que ya presentaron su candidatura son Rubén Pérez Silva, por la coalición Lápiz-Puente y factores de la sociedad civil; y Roberto Vernet, quien antes militaba en Copei y ahora aspira como independiente con el apoyo de Fuerza Vecinal.

Se suman además los nombres del dirigente Armando Amengual, apoyado por Unión Progreso; y Javier Bertucci, muy conocido por haber liderado una iglesia cristiana cuya base fuerte de seguidores se estableció precisamente en el estado Carabobo.

Hay que recordar que Bertucci acudió a las elecciones parlamentarias de diciembre de 2020 y fue el más votado de ese grupo opositor, minúsculo a decir de analistas políticos, en la céntrica entidad federal.

Los posibles candidatos

A pesar de que el G-4 no ha oficializado su participación en la contienda de noviembre próximo, ya en redes sociales se dejan ver precandidatos como Julio Castillo, exalcalde de Naguanagua y exparlamentario, en reuniones con comunidades.

También está Ylidio Abreu, exdiputado y exconcejal por Puerto Cabello y máxima autoridad de UNT, quien sostiene reuniones, pero no ha anunciado su candidatura.

Por su parte, el exalcalde del municipio San Diego, Vicenzo “Enzo” Scarano, ha asomado su deseo de regresar a Venezuela desde Miami para ser el candidato de la oposición en Carabobo. Scarano fue preso político del régimen chavista por hechos que le atribuyeron durante las protestas en 2014.

En encuestas de medios de comunicación regionales, su nombre aparece bien posicionado, pero su ausencia por cerca de tres años en el estado posiblemente juegue en su contra.

Pérez Silva

Quizás Pérez Silva, reconocido abogado de Valencia, profesor universitario y presidente de una organización denominada TREN (Talleres de Reconstrucción Nacional), ha sido uno de los más frontales en sus declaraciones a la prensa.

Este abogado ha insistido en que no aceptará el secuestro de candidaturas de la unidad opositora por el G-4. Considera que los candidatos a la gobernación, alcaldías de los 14 municipios carabobeños, diputados regionales y concejales, deben ser elegidos con la participación de los que integran la plataforma unitaria en el estado. Esta última es una estructura que cuenta con 47 partidos y representantes de la sociedad civil.

Pérez Silva ha expresado que convendría elegir a los candidatos por consenso. También ha recordado que, en 2015, cuando fue el secretario de la Mesa de la Unidad Democrática, se obtuvo el mayor triunfo para la oposición en las parlamentarias.

Enzo Scarano

Aún no queda claro si Scarano regresará a Venezuela para colocar su nombre a la orden de la unidad opositora a la gobernación. Su nombre suena con insistencia porque se le recuerda como un alcalde “pusher” en San Diego, Carabobo, es decir un ejecutor y gerente.

Su historia además incluye un año de prisión, en la cárcel de Ramo Verde en Los Teques, por acusaciones durante las protestas en 2014. Sin embargo, su esposa, Rosa Brandonisio de Scarano, se postuló a la Alcaldía de San Diego, cuando él estaba preso, y ganó con amplio respaldo de los electores.

Posteriormente, a Enzo Scarano le acusaron por un supuesto ataque al centinela (en un centro electoral) durante las elecciones presidenciales en las que competía Henrique Capriles como abanderado de la oposición y se le abrió un juicio militar.

Carabobo elecciones gobernación

“El 24 de diciembre de 2014, cuando ya estaba preso en Ramo Verde, recibí esa notificación, pero ese juicio no avanzó, se encuentra en la Fiscalía Militar de Vargas”, dijo Scarano a El Estímulo, vía telefónica.

Su regreso a Venezuela dependerá de que en los acuerdos que se alcancen en el país se den garantías, “que el gobierno se comprometa a dejar la persecución”, aseveró.

Del lado de los psuvistas

En el bando del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) de Carabobo las cosas pintan de color rojo intenso, pues hay 10 precandidatos a la gobernación.

Entre ellos destacan el actual gobernador Rafael Lacava y su principal contendor, el exgobernador de Táchira, José Vielma Mora. Este último estuvo en campaña en el estado Carabobo durante los días previos a la escogencia de los parlamentarios a la Asamblea Nacional, donde fue electo en diciembre de 2020.

Carabobo elecciones gobernación

La disputa muestra que otros intereses nacionales estarían detrás de las candidaturas. A Lacava se le reconoce como el preferido de Nicolás Maduro, ya que juntos cumplieron funciones cuando el líder chavista era canciller y Lacava embajador, durante el gobierno de Hugo Chávez.

En tanto que Vielma Mora representa la corriente del exgobernador Francisco Ameliach y Diosdado Cabello. El exgobernador del Táchira ha criticado en redes sociales a Lacava por haber sustituido los ojos de Hugo Chávez en paredes que ahora muestra el símbolo del murciélago que distingue al actual gobernador de Carabobo.

Carabobo elecciones gobernación

¿Es posible la reelección de Lacava?

La verdad es que es importante destacar que Lacava tiene como su verdadero oponente a Francisco Ameliach, pues este sigilosamente se mueve tras bastidores para derrotarle. Además, hay que sumar que desde Caracas, Diosdado Cabello atiza la pugnacidad con declaraciones que son mensajes bastantes directos hacia él.

Vielma Mora, que antes de diciembre de 2020 no había hecho política en Carabobo, continúa tratando de desmarcarse públicamente de la dupla Ameliach-Cabello, pero no lo logra. Todos lo reconocen como el hombre de ese bando del PSUV. Es más, lo acompañan en sus giras de candidatos a alcaldes.

Lea también: Táchira: Frente Amplio no aceptará candidatos vinculados al chavismo para las elecciones

La única certeza es que el próximo domingo 8 de agosto se sabrá quién será el candidato a la gobernación de Carabobo por el PSUV.

Cuatro grandes bloques

El politólogo y profesor de la Universidad de Carabobo, Yván Serra, considera que existen en Carabobo cuatro grandes bloques que incluye a chavistas y opositores.

“El primer bloque estaría conformado por el PSUV y el Gran Polo Patriótico, donde figuran sobre todo el gobernador actual, Rafael Lacava y Vielma Mora. El segundo bloque es el conformado por los partidos de lo que fue la Mesa de la Unidad Democrática y que derivó en el Frente Amplio Venezuela Libre, la llamada plataforma democrática, que ronda alrededor del liderazgo de Juan Guaidó”, explicó Serra.

“Tenemos un tercer bloque que sería la derivación de la oposición, de partidos que se incorporaron a la Mesa de Diálogo Nacional, que ahora se llama la Alianza Democrática, que integran Avanzada Progresista de Henri Falcón, el partido de Javier Bertucci, entre otros. Y hay un cuarto grupo en Carabobo que son las pequeñas candidaturas como la de Armando Amengual y Roberto Vernet”, añadió el politólogo.

Carabobo elecciones gobernación

Asimismo, consideró que en el segundo bloque, el de los partidos que formaban parte de la MUD, sí hay ciertas posibilidades de unificación en torno a una candidatura, bien sea Julio Castillo, Rubén Pérez Silva o Enzo Scarano. Pero no observa con claridad si en ese bloque irían a participar el 21 noviembre.

“Creo que entre ellos tres perfectamente pueden acordar una candidatura, lo que no sabemos es si va a contar con el respaldo de Juan Guaidó o del Frente Amplio Venezuela Unida, o como quieran llamarse, porque ellos aún deshojan la margarita sobre si participarán o no (…) Lo que si veo más complicado es que Bertucci decline a favor de alguno de ellos, yo creo que él va a llegar hasta el final”, dijo Serra.

Pragmatismo rojo

Consultado sobre lo que sucede en el PSUV, indicó que observa que hay un enorme pragmatismo político que busca el poder por el poder mismo.

“Lo que vemos es una lucha interna en el poder. Quizás hay una visión más militarista en ciertos casos y en otras es más civilista, hay algunos más ideológicos. Lo que sí es que utilizan al expresidente Hugo Chávez como elemento propagandístico para tratar de proyectarse. La unión del PSUV, más que una unidad ideológica, lo que los une es la necesidad de aferrarse al poder y la garantía de que siendo gobierno tienen mayor facilidad de administrar premios y castigos. Es decir, las deserciones en el PSUV se pueden pagar muy caras”, destacó.