<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Ángel Oropeza: El Frente Amplio es una plataforma común para la salida de la crisis

“El frente Amplio es una esperanza activa, que implica esto que hay que hacer las cosas que yo quiero que pasen. es un motivador pero solo funciona si nos activamos", afirmó, Ángel Oropeza, miembro del secretariado del Frente Amplio

Ángel Oropeza: El Frente Amplio es una plataforma común para la salida de la crisis

«El frente funciona por la conjunción del elemento común la salida de la crisis, a pesar de las diferencias”,el psicólogo social dijo a Carlos Croes en su programa Diálogo Con.

Durante la entrevista el experto manifestó que el Frente Amplio es una plataforma y punto de encuentro común para los venezolanos. “No es una organización, es el punto común para salir de la crisis y para eso es necesario salir del gobierno. Hay organizarse, cada quien tiene su efectividad y campo, lo que hay es coordinar acciones para ejercer las acciones cívicas, ese es el frente amplio”.

El miembro del secretariado del Frente Amplio destacó la experiencia de las 24 asambleas regionales donde hubo un diálogo social, entre políticos, sindicalistas, estudiantes, sociedad civil en la que se hicieron más de 2000 propuestas.

Afirmó que el encuentro del lunes pasado en la UCV fue el cierre de la actividad que se llevó a cabo en todo el territorio nacional las dos semanas previas y en la cita en el Aula Magna se informó al país las principales conclusiones de los trabajos hechos previamente.

Consultado sobre la conformación del Frente Amplio y las personas que lo integran dijo: “Aún nos falta gente, pero si hay algo claro es que los que estamos tenemos como punto de encuentro que queremos trabajar juntos. Aún nos falta porque el país es más grande que el frente, pero esos que no están no son antifrente”.

Oropeza agregó que el frente tiene claves para su funcionamiento entre las que están el respeto y el entendimiento de que cada persona aporta y suma a la lucha desde su espacio, y remató : “Salir de la tragedia es tarea de todos”.

El psicólogo social indicó cuales son los pasos a seguir con miras al 10 de enero fecha en la que Nicolás Maduro jurará su segundo periodo y según la oposición pierde legitimidad. “El 10 de enero Nicolás Maduro pierde la legitimidad, no tenemos presidente. Desde el 12 de diciembre los delegados regionales, más los diputados, y otros miembros estudiaremos propuestas concretas para determinar cómo nos movilizaremos todos como sociedad”.

Oropeza recordó que el Frente Amplio es un esfuerzo de hacer política de abajo hacia arriba. “Nosotros recogemos lo que hace la gente su sentir y lo viabilizamos, esto no es la política de arriba de los dirigentes”.

Respecto a la participación de partidos políticos el dirigente señaló el carácter inclusivo de la plataforma. “Hay partidos que no están formalmente en el frente pero participan, gente de Avanzada Progresista, de Vente, e incluso gente del gobierno frustrada y engañada que asistieron a nuestros encuentros. Ellos no se cambiaron la camisa pero han entendido que queremos lo mismo en la lucha por el país posible. Si estamos desagregados y dispersos no somos amenaza para el gobierno, la cosa es la alianza y la unión, no hay amenaza más grande para el gobierno que la unidad. El frente es una búsqueda de unidad superior de todos los venezolanos”.

Oropeza añadió que no es preocupante la diferencia de ideas y desorientación política.

“Se habla de la división de la oposición, el país completo está en crisis, en todo caso el concepto de unidad no es un guión único, no es esperar que las cosas ocurran, es empezar actuar para lograr el cambio. El objetivo requiere que nos unamos, para acabar con prejuicios y resquemores,” manifestó.

Y abundó que el frente tiene apenas seis meses. “Es normal que haya confusión en las dictaduras, pero no hay resignación ni gente abúlica. Las personas en las filas, no están resignados ni felices, están indignadísimos por hacer la cola pero saben que si no la hacen no pueden comer”.

Añadió que el movimiento es muy horizontal y agrupa principalmente gente de clase media y popular, con un único sujeto activo, la gente organizada en sus sectores.

Por último expresó que existen riesgos pero que nadie ha tirado la toalla. “Hay terreno para que la dirigencia política y social asuma su rol y busque movilizar a las personas. Si no vamos a esa movilización nada de lo que queremos ocurrirá. No es necesario que sepamos el cómo, pero si no articulamos, no habrá como. Me preocupa más quedarme sin país”.