<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Antonio Díaz: "Mi papá fue mi primer sensei"

Sin “karategi”, en zapatos deportivos y chemise. Así nos recibió, en la casa de sus padres, el mayor exponente del karate venezolano. El dos veces monarca mundial y multi-campeón panamericano se revela amante de la naturaleza, los viajes y –aunque el combate no es su favorito- nos demuestra que con su sonrisa puede desarmarnos hasta fuera del tatami.Familia, perseverancia y honestidad. Así define Antonio Díaz los pilares de su vida. No es de extrañarse que nos haya citado en la casa de sus padres para conversar largo y tendido sobre su carrera, proyectos, la inclusión del karate en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y sus pasiones fuera del dojo. Nos recibe accesible, cordial y con una abundante y sincera sencillez. Se disculpa por unos cojines “desordenados”, que pasan a un segundo plano cuando nos sonríe; sin duda, su mejor defensa.

"Los refugios para los venezolanos que retornan son como un campo nazi"

El migrante Carlos Pérez decidió regresar a Venezuela. Admite haber vivido cosas duras pero nada como lo que está sufriendo en el refugio tachirense donde debe pasar la cuarentena. "La comida es como para animales. No hay camas, solo colchonetas sucias en el piso. El baño se puede usar 3 minutos al día", describe. Ya cumplió el tiempo de confinamiento pero no lo dejan salir porque no hay pruebas PCR para el despistaje de coronavirus