Apagones, caballos y políticos: los Juegos Panamericanos en 7 datos y anécdotas

El foco deportivo se concentra desde este viernes en territorio peruano, donde se llevara a cabo la décimo octava edición de los Juegos Panamericanos, cita que bajará su telón el domingo 11 de agosto.

Con los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 como gran meta, la instancia permitirá a miles de atletas de la región luchas por el ansiado boleto al evento más grande del olimpismo. Venezuela no es la excepción y con una delegación de 287 participantes se suma a la justa de Lima.

Con 39 disciplinas y 41 países, los Juegos Panamericanos reúnen historias curiosas y datos que no pasan desapercibidos.

Debutantes

Tres deportes, el surf, el físicoculturismo y el baloncesto 3×3, debutarán en los Juegos, al igual que modalidades de pruebas ya existentes, como el ciclismo BMX estilo libre. También puede haber otros estrenos, como el de Aruba e Islas Vírgenes Británicas en el podio: son los dos únicos países sin medalla en la historia de los Panamericanos y ahora tienen serias opciones de ganar un metal.

Líder absoluto

23 es el número de medallas ganadas por el máximo medallista de la historia de los Juegos, el nadador brasileño Thiago Pereira.

Diferencia marcada

4167 es la cantidad extra de atletas que competirán en Lima en comparación la primera cita, la celebrada en el año 1951 en Buenos Aires. Para aquella edición, 2.513 deportistas vieron acción, mucho menos que los 6.680 que esperan competir en la capital peruana.

Larga espera

¿Qué tienen en común Aruba y las Islas Vírgenes Británicas? Estos dos países caribeños son los únicos que no han ganado ninguna medalla en la historia de los Juegos Panamericanos.

Apagón

Por primera y única vez en los Juegos Panamericanos, el torneo de fútbol contó en la edición de México’75 con dos campeones, cada uno con su medalla de oro. Un apagón fue el responsable. México y Brasil llegaron a la final, que se fue con 1-1 a la prórroga. Durante el tiempo añadido se marchó la luz en el estadio y el partido se suspendió. No había tiempo de disputar los minutos restantes antes de la Ceremonia de Clausura, así que los organizadores decidieron conceder una medalla de oro a cada equipo. El bronce fue para Argentina.

Por el oro… y la presidencia

Robert Eugene Richards fue en 1984 candidato a la presidencia de Estados Unidos por un partido recién creado, el Partido Populista. Solo obtuvo 66.324 votos en aquellos comicios ganados por Ronald Reagan. Fue mucho peor político que deportista: a sus tres medallas olímpicas en salto con pértiga (bronce en 1948, oro en 1952 y 1956) sumó dos medallas panamericanas (oro en 1951 y 1955) en esa especialidad y una plata en 1955 en decatlón. Todo ellos después de ordenarse sacerdote de la Iglesia de los Hermanos, lo que le valió el sobrenombre de ‘el vicario saltador’.

Un caballo, cuatro medallas y dos países

El caballo ‘Jet Run’ figura entre los más grandes campeones panamericanos de la historia gracias a sus cuatro medallas de oro para dos países distintos. En México’75 ganó para el equipo local los títulos individual y por equipos, montado por Fernando Senderos. Tras un cambio de propietario, en la siguiente edición compitió para Estados Unidos y repitió los dos títulos, con el jinete Michael Matz, poseedor de ocho medallas panamericanas.

Con información de EFE