Aprende con tus niños a usar mejor todo el tiempo del mundo

Gestionar el tiempo es posible desde el reconocimiento de que no podemos hacerlo todo en un solo momento y mucho menos si no hemos planificado las actividades. Al usar el tiempo a favor de nuestros hijos también estaremos reduciendo su ansiedad y niveles de estrés.

Aprende con tus niños a usar mejor todo el tiempo del mundo

¿Has notado que solemos hablar mal del tiempo? Expresiones como: Es que el tiempo no me alcanza, el tiempo pasa muy rápido o el muy común ¡No tengo tiempo! Son frases que usamos cuando sentimos que las 24 horas del día no son suficientes para cumplir con aquello que nos hemos propuesto. Convertimos así al tiempo en el villano no solo de nuestra historia, sino de la de nuestros hijos.

Vivimos sumergidos en esa cultura de la productividad y de la hiperactividad en donde parece haberse prohibido el no hacer nada, pero ¿estamos realmente haciendo algo cada vez que tomamos el teléfono solo para revisar las redes sociales, o pasamos horas metidos en internet?

En esta carrera a la que arrastramos a nuestros hijos queriendo que “aprovechen” ese recurso no renovable, existen estrategias que nos permiten realmente usar el tiempo a nuestro favor.

Un activo no renovable

“Podemos usar el tiempo a nuestro favor, consideremos siempre que el tiempo no es lo mismo para todos y es sobre todo una herramienta de vida”, explicó en entrevista para En Progresivo Glayanet Hernández. Ella es mercadólogo de profesión, coach vibracional y especialista en gerencia del tiempo.

Las afirmaciones de esta especialista, nos llenan de optimismo.

Al consultarle si es posible gerenciar el tiempo a nuestro favor nos asegura que sí es posible “siempre que, ante todo, hayamos aceptado el hecho de que no podemos hacerlo todo y dejemos de actuar como tal, una vez aceptado esto habremos dado un paso muy importante hacia una efectiva administración de nuestro tiempo, en medio de tantas demandas”.

El tiempo no se rinde, se organiza

Cuántas veces te has escuchado decirle a tus hijos es que tú no aprovechas el tiempo y por eso no te rinde. Venimos con esa idea incorporada de que no hay tiempo para perder. Hernández explica que es correcto pensar que debemos hacer rendir el tiempo pero lo realmente adecuado es organizarlo.

“El tiempo no se rinde, la administración del tiempo es una ilusión, porque nadie puede realmente administrar el tiempo. El tiempo es una constante que además no puede ahorrarse, ni acumularse, ni prestarse”, señala.

“Aquél que prepara las cosas que tiene que hacer durante el día, y luego se atiene a ese plan, lleva consigo el hilo que le guiará a través del laberinto de una vida ocupada. Pero allí donde no se traza plan alguno, donde la disposición del tiempo se deja exclusivamente en manos del azar, no tarda en reinar el caos”, está frase de Víctor Hugo engloba la propuesta que Glayanet Hernández promueve en sus talleres.

Menos ansiedad

Hernández dicta el taller Usa el tiempo a tu favor, dirigido principalmente a niños y jóvenes. Con ellos se propone empoderar de manera sencilla, divertida y práctica a los jóvenes al compartir una de las herramientas más valiosas para su vida: la Gerencia del tiempo. Así los ayuda además a bajar el nivel de ansiedad que les produce el hecho de cumplir con sus múltiples asignaciones y obligaciones.

“El tiempo es una paradoja, porque decimos que no tenemos tiempo y sin embargo, tenemos todo el tiempo que hay. La percepción de no tener tiempo se debe a una mala elección o distribución de las acciones o tareas a realizar. Administrar el tiempo significa administrarnos a nosotros mismos, de tal manera que podamos optimizarlo”, comentó.

Agenda en mano

Este secreto no es el más guardado de la historia de la humanidad. El uso de la agenda es una recomendación que ha corrido de generación en generación pero su uso efectivo es otro tema. “La herramienta fundamental es el uso de una agenda. Esta agenda puede ser física o electrónica según las preferencias de la persona”.

En el caso de los niños cuyo escenario actual ha cambiado con el traslado de la escuela a casa, es necesario que aprendan a gestionar el tiempo disponible.

Para ello Hernández recomienda considerar dos variables: la primera está referida al soporte emocional que le brindamos a nuestros niños y la segunda tienen que ver con invertir en herramientas que le permitan aprender de una manera fácil y divertida a autogestionar sus tareas y actividades escolares y extracurriculares.

Explicar el cómo

“No basta con decirle que debe cumplir con sus asignaciones, hay que desarrollar en ellos la capacidad de cómo hacerlo y hacerlos sentir emocionalmente seguros y empoderados”, destacó la especialista.

Hernández insiste en señalar que es fundamental actuar con el ejemplo.

“Para guiar a nuestros hijos en el uso adecuado del tiempo, primero debemos aprender nosotros cómo hacerlo y darles el regalo de que ellos aprendan a hacerlo. Se trata de darles recursos para fomentar su independencia y capacidad de autogestión, liberando responsablemente la dependencia y abriendo espacio para el disfrute en familia”, dice.

Al usar el tiempo a favor de nuestros niños disminuyen los niveles de estrés y ansiedad, mejora su capacidad de concentración, se crea el hábito de la planificación.

Ladrones del tiempo

Además se les fortalece el valor del compromiso y la responsabilidad, les genera seguridad, aprenden a identificar los agentes desperdiciadores del tiempo o ladrones de tiempo, aprenden a ser independientes y disciplinados.

También desarrollan la capacidad de análisis para establecer prioridades adecuadamente, realizan sus tareas y actividades más relajados y calmados y aprenden a eliminar el retrabajo o la repetición por errores.

“Tras estudios realizados hace mas de 15 años, he notado que mucha gente dice darle importancia a ser productivo pero invierte muy poco tiempo en organizarse y buscar maneras de ser más enfocado y eficiente”, señaló Hernández.

La fórmula

Seguimos con las buenas noticias en esta entrevista y es que existe fórmula que nos ayudará a gerenciar el tiempo.

Planificación sistemática del tiempo + Acción positiva contra los desperdiciadores del tiempo = Uso efectivo del tiempo

Para obtener el resultado deseado de un Uso efectivo del tiempo, es necesario revisar las siguientes variables en nuestros hijos:

*Duerme bien, mínimo 8 horas.

*Sabe cuál es su biorritmo, es decir en qué momento del día le resulta más productivo estudiar.

*Tiene un programa con el tiempo diario que dedicara a estudiar.

*Hace las tareas el mismo día que son asignadas, a excepción de los trabajos, largos, maquetas y otros.

*Entre cada sesión de estudios, incluye recesos para despejar la mente y relajarse.

*No deja todo para el último momento.

*Distribuya el tiempo de estudio en varias sesiones, el no hacerlo provoca fatiga.

*Estudia en un espacio limpio, tranquilo y sin interrupciones.

*Afronta el estudio con una actitud positiva y entusiasmo.

*Reúne todo el material que necesita antes de iniciar.

*Hace primero las tareas más complejas.

*Tiene tiempo para jugar y divertirse.

Estas variables nos permiten conocer el escenario en el que nos estamos moviendo en esa gerencia efectiva del tiempo de nuestros hijos. Para el logro de objetivo la experta recomienda :

*Uso de una agenda, para anotar las tareas y actividades a realizar.

*Hacer una lista de las tareas y actividades a realizar.

*Establecer tiempos límites para cada una de las actividades o tareas a realizar.

*Establecer prioridades en base a “urgente” o “importante”, entendiendo que urgente significa que debe ser realizado de inmediato y lo importante es fundamental para el logro del objetivo planteado.

*Planea tu día la noche anterior:

*Alerta con la postergación, es decir dejar para después.

*Revisar al final del día logros alcanzados en relación a lo planeado, así como sus fallas con la finalidad de reprogramar.

*Planea momentos ininterrumpidos de trabajo.

Nicolas Maslowski: “Si controlas la energía durante el tiempo de indecisión, puedes aceptar la realidad y vivir en el futuro”

Estas son algunas de las palabras más sabias dichas sobre la crisis que atraviesa el mundo actualmente, sabiduría que Nicolas Maslowski adquirió a través de su carrera en constante cambio y crecimiento. En este episodio de “Learn from Leaders” Ricardo De La Blanca se sienta con Nicholas Maslowski; vicepresidente sénior de estrategia de PriceSmart, director de ingresos de Areopost.com y ex director de marketing de Santa Teresa. Nicholas tiene una gran percepción de los mercados y de dónde puede haber una oportunidad, fue a través de su vida aventurera y de su esfuerzo por aprender que perfeccionó esos valiosos talentos. www.ricardodelablaca.com