Arepale, un nuevo estilo de cerveza con reminiscencias de arepa

La Cervecería Norte del Sur, en El Hatillo, creó la Caballero Arepale, que entre sus componentes lleva harina precocida de maíz y que, además, representa una propuesta para todo el sector para crear un estilo netamente venezolano

Arepale, un nuevo estilo de cerveza con reminiscencias de arepa

La fábrica de cervezas artesanales Norte del Sur, anuncia el lanzamiento de una nueva cerveza que, además, representa un nuevo estilo: el arepale, un juego de palabras entre arepa y ale, que es un tipo de fermentación.

Según explicó Alexander Jiménez, director y maestro cervecero de Norte del Sur, el arepale es, además, una propuesta para la comunidad cervecera venezolana para crear un estilo que sea reconocido como venezolano.

A su cerveza con harina de maíz precocida la bautizaron Caballero Arepale, para reconocer el apellido de Luis Caballero Mejías, el primero en patentar la fórmula de la harina precocida.

La nueva cerveza es de baja graduación alcohólica, de brillante color amarillo pajizo, con aromas a flores, cereal de malta, leve maíz y un amargo de medio a bajo. Apuntan como consumo ideal una parrilla, la playa o el campo. La consideran refrescante y fácil de tomar.

Estilos locales

Jiménez comenta que muchos de los estilos reconocidos mundialmente comenzaron con alguna característica local, ya sea por algunos de sus ingredientes o prácticas de elaboración. Eso pasó en Argentina donde usaron lúpulos locales que dieron origen a la Dorada Pampeana. También en Brasil por las técnicas de acidificación e insumos locales que dieron origen a la Catharina Sour.

“En Venezuela, queremos que ese ingrediente especial sea la harina de maíz precocida. Esa es la harina de nuestra arepa moderna, que también se puede conseguir en cualquier parte del mundo. Este nuevo estilo lo llamamos arepale, y puede ser de fermentación ale o lager”, indica Jiménez.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de El Estímulo (@elestimulo)

El maíz se da su puesto

El maíz en cervecería artesanal fue visto por mucho tiempo como un adjunto para rellenar y abaratar costos. Era usado solo por las macrocervecerías. Pero esto está cambiando y ahora muchas cervecerías artesanales incorporan maíz en sus recetas porque consideran que este ingrediente tiene su lugar.

“En Bélgica usan azúcar de caña, remolacha, de caramelo y maíz y nadie los critica. Yo uso ingredientes por razones particulares, y nada está fuera de la mesa para mí”, dice.

Incorporar la harina de maíz precocida en la que prácticamente se elimina el germen (la parte oleaginosa) es desafiante, afirma Jiménez. “Produce una sensación limpia y sabor ligero que cualquier señal de imperfección sale a relucir”, asegura.

 

 

 

El maíz es originario de Mesoamérica y hay registros arqueológicos que lo fechan hace más de 7000 años. “Nuestra propuesta de incorporar harina de maíz permite honrar su origen latinoamericano y al creador que patentó en 1954 el procedimiento industrial de elaboración de la harina de maíz precocida, el ingeniero venezolano Luis Caballero Mejías” comenta Iliana Chávez, directora de Norte del Sur.

Para probar la Caballero Arepale

Cervezas Norte del Sur es una empresa familiar 100% venezolana e independiente. Está radicada en El Hatillo desde 2016 y, hasta ahora, produce cervezas en más de 30 estilos.

Probar la Caballero Arepale será posible este sábado 14 de mayo en el brewhouse, en la calle Comercio de El Hatillo. En la presentación, que será en pequeño formato, se harán armonías con arepas reina pepiada (con pollo, aguacate y mayonesa); pelúa (carne  mechada y queso amarillo) y dominó (caraotas negras y queso blanco).

Para más información se puede revisar su cuenta @venortedelsur en Instagram.

La arepa, una indiscutible sobreviviente en las mesas venezolanas

Hablar de los hogares venezolanos es hablar de arepa, ese alimento tradicional que impregna las casas con un aroma particular a budare humeante, ahí se cocina la historia de un país que vive su peor momento, pero que sigue en pie y así como el país resiste, la arepa sobrevive a la crisis económica más sombría de su historia.