<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Asamblea Nacional denuncia "epidemia" de difteria en Bolívar

Asamblea Nacional denuncia "epidemia" de difteria en Bolívar

El diputado por Bolívar, Américo de Grazia, expresó que no hay jornadas vacunación en los centros de salud, ni para malaria ni difteria, sino donde reparten las bolsas los Comités Locales de Abastecimiento y Distribución (CLAP).

El diputado de la Unidad por el estado Vargas José Manuel Olivares denunció una » epidemia» de difteria en el estado Bolívar.

El presidente de la Subcomisión de Salud de la Comisión de Desarrollo Social, informó desde el Palacio Federal Legislativo, que hay 17 fallecidos en el estado Bolívar, específicamente, 12 en el municipio Sifontes y 5 en Caroní debido a la difteria.

El parlamentario argumentó que se trata de una «epidemia» debido a que cuando una enfermedad erradicada reaparece -así como una que no existía se presenta- y hay un caso, se trata de un brote. «Pero cuando hay 17 muertos, es una epidemia».

Alertó al país y al Gobierno que la enfermedad, erradicada hace 24 años, ha vuelto a emerger y que no hay antibióticos para atenderla.

«Los jóvenes médicos no habíamos visto esta enfermedad por las exitosas campañas de vacunación que antes se hacían, pero hoy no hay ni los antibióticos necesarios para enfrentar la enfermedad».

Acotó que estos son la eritromicina y la penincilina, así como el componente toxoide. Olivares confirmó las denuncias hechas por los médicos de que las vacunas que provienen de Cuba no cuentan con los permisos sanitarios correspondientes.

Antes los tratamientos provenían de Estados Unidos y Francia. «Gastamos una millonada en una fábrica de vacunas de Cuba. No puedo decir que son buenas o malas pero no cuentan con los avales de los organismos correspondientes», indicó.

Denuncian discriminación política

Por su parte, el diputado por Bolívar Américo de Grazia expresó que no hay jornadas «vacunación (ni para malaria, ni difteria) en los centros de salud sino donde reparten las bolsas los Comités Locales de Abastecimiento y Distribución (CLAP)». Aseguró que hay discriminación política.

Olivares, por su parte, manifestó que la difteria tiene 50% de mortalidad si no es tratada, y si es tratada, 10%.

Acotó que la última epidemia de difteria se dio en Rusia entre los años 1990 y 1993. En esa ocasión hubo 140 mil casos y 5 mil fallecidos.

«La difteria se transmite persona a persona a través de los fluidos y la población vulnerable son los niños y los adultos, a partir de los 60 años».

Exigió que se active la alerta epidemiológica en Bolívar y sostuvo que se sospecha que la enfermedad también está presente en otros estados.

Por su parte, De Grazia durante el debate de un Proyecto de Acuerdo sobre la epidemia de Malaria en Venezuela llevado a cabo este jueves en la plenaria, indicó que ese padecimiento continúa aumentando en Bolívar. «Somos los primeros palúdicos, seguidos de Haití».

Estimó que para fin de año en Bolívar, si no se controla el brote de paludismo, podrían llegar a sumarse unos 350 mil casos en las zonas mineras de Bolívar, en el llamado Arco Minero.