<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Asdrúbal Oliveros define la crisis como una "recesión estructural"

Durante el Foro de la ONG Embajadores Comunitarios, el economista y director de la firma Ecoanalítica, señaló que la decisión del Gobierno de mantener el control de cambio es exclusivamente política, pues esta le brinda mayor poder al Estado.

Asdrúbal Oliveros define la crisis como una "recesión estructural"

Ante un foro conformado por embajadores y trabajadores comunitarios, periodistas y curiosos del tema, Asdrúbal Oliveros hizo un breve recorrido por la situación económica actual, una presentación que decidió llamar: ¿Dónde Estamos?: La implosión del modelo.

El economista destacó que quizás Venezuela se encuentra en la peor crisis económica de los últimos 25 años, presentando una «recesión estructural». Una situación que, según explica, es consecuencia de decisiones políticas más que por errores en la visión o gerencia económica del Gobierno actual.

También explicó que se puede definir la situación actual como un periodo de estanflación: un concepto que se ha hecho popular últimamente y que se refiere a una “combinación de inflación con estancamiento”.

«Yo creo que es más grave que eso [una estanflación], los economistas hablamos de una recesión estructural: una economía que se viene reduciendo de forma importante. Las perspectivas de salir de allí no se avizoran ni en el corto, ni en el mediano plazo. Venezuela tiene desde el 2012 un proceso achicamiento, de destrucción de cadenas de las estructuras industriales». 

Esto se traduce en lo que hemos venido palpando, un decrecimiento de la oferta de bienes y servicios.

Al pensar hacia el futuro, Oliveros indica que es necesario un plan de ajustes con medidas de corto y mediano plazo. Sin embargo, expone que salir del estado de “recesión estructural” nos puede llevar mucho tiempo, incluso si esas medidas se tomaran hoy mismo. Pero esos planes están ausentes y no se vislumbran esas intenciones por parte del Gobierno.

Según expuso el director de Ecoanalítica, la merma de los ingresos de Venezuela por la caída de los precios del petróleo plantea otro debate, el del manejo de la renta. Señala que al tener el Estado el control de las divisas, este debe plantearse un ajuste o devaluación “para que las cuentas cuadren”. Para salir de un déficit fiscal de casi 17 puntos de PIB.

«Aunque usted cree que siente una devaluación el Gobierno no ha tomado esta medida. Lo que usted siente es un grave problema de inflación. Además, este problema está aderezado por escasez y desabastecimiento». 

 

 

“Las colas llegaron para quedarse”

Las importaciones están cayendo y este año se prevé que en total se reduzcan en un 40%. Según los datos expuestos, en 2003 el Estado importaba solo 15% del total y hoy ese porcentaje asciende a 45%. Lo que denota una política de control.

Otro indicador que manifiesta las mismas intenciones, es la asignación de divisas hacia el sector privado. Oliveros presentó que en marzo 2014 las empresas privadas recibían diariamente $ 104 millones y que ahora en 2015 están recibiendo $ 40 millones. Una merma del 61% en la asignación de dólares.

«Por eso no hay divisas, hay paralización de plantas. Es lógico que caiga porque el petróleo está cayendo. Pero la caída de la asignación de dólares cayó mucho antes de que cayera el precio del petróleo. Porque esto responde a una lógica del control».

Entonces, ¿Por qué el aumento de importaciones del sector público en detrimento de la asignación de divisas a la empresa privada? ¿Por qué esta repartición de la renta? ¿Por qué el control cambiario? Porque “la lógica no es económica, sino política”, sugiere Oliveros. Porque “ser eficiente en la economía es perder el poder político”.

«El Gobierno se sostiene sobre grupos de poder y no va a entrar en conflicto con ellos quitándoles el acceso a la renta, léase los dólares baratos. En la lógica del gobierno reconocer el mercado. Es decir,  desmontar controles,  flexibilizase con la empresa privada —que es lo que se debe hacer— se interpreta como un mecanismo de pérdida de poder de control político.»

En ese sentido, Oliveros predice que va a existir una profundización de la “caotización”. Corremos el riesgo que la situación se siga deteriorando, puede haber más desabastecimiento y la inflación puede incrementar. Advierte, también, que esta crisis perdurar. Sin embargo, finalizó su ponencia declarando que Venezuela sí puede salir de esta crisis, pero que no sabemos cuando irá a ocurrir.

Si le interesa saber más del tema, puede leer la reseña del foro que en días recientes mantuvo Asdrúbal Oliveros con los periodistas de nuestra diario económico El Interés.

Y la democracia prevaleció

La articulista Carolina Jaimes Branger escribe estas líneas justo después de ver la ceremonia de entrada a la Casa Blanca de la pareja Biden-Harris: un acto democrático que conduce a pensar en lo que se ha perdido en casa