Así se vivió la segunda edición de la TEDx Altamira Women

"¿Ahora qué?" fue el planteamiento de la II edición de la TEDx Altamira Women, la respuesta la dieron siete mujeres líderes de Venezuela con sus experiencias de vida y el objetivo de guiar a otras en la búsqueda de un futuro con más posibilidades, igualdad, inclusión y equidad de género

Así se vivió la segunda edición de la TEDx Altamira Women

El pasado martes 7 de diciembre se realizó la segunda edición del evento TEDx Altamira Women, un espacio que sirvió para que mujeres líderes de Venezuela respondieran, a través de sus propias historias, al cuestionamiento: ¿Ahora qué?

Fueron dos horas en las que todas ellas, Susana Reina, directora de Feminismo INC; Graciela Beltrán Carías, periodista y locutora; Rodriga Flores, Especialista en proyectos sociales y Presidente y Directora General de la Fundación Amigos del Adolescente (FUNDAMAD); Gabriela Alfonzo, comunicadora social, bailaora y asesora en temas de Identidad, liderazgo y comunicación; Mari Montes, comunicadora social y especialista en béisbol;  Marianella Villena, Gerente nacional de recursos humanos en PepsiCo Venezuela; y Claudia Lepage, productora ejecutiva de películas como: “Érase una vez en Venezuela, Congo Mirador” y “La distancia más larga”; relataron sus experiencias y motivaciones para salir adelante en lo personal, laboral y social durante la pandemia.

Un espacio para la sororidad

La ronda de charlas inició con Susana Reina, quien tituló la suya Más mujeres en puestos de poder, y sirvió para contextualizar cómo se desarrolla el proceso de la inclusión de mujeres en temas decisorios y su importancia organizacional y social.

«El poder tiene género, el masculino», fue una de las sentencias de Reina antes de contar cómo fue su primer día como miembro de una junta directiva. A través de esa experiencia, invitó a las asistentes y audiencia online a trabajar en tres aspectos: la preparación, la confianza y la autoapreaciación.

 tedx altamira women

Susana Reina. Foto: Daniel Hernández.

Entre otras cosas destacó que ninguna mujer con una responsabilidad gerencial está sola, sino que su poder abre la oportunidad a que otras chicas de su entorno tengan la misma posibilidad en un futuro cercano.

Responder con acciones

Graciela Beltrán Carias, por su parte resaltó que «los cambios vienen con reinvención». La locutora relató cómo la pandemia transformó sus expectativas, dinámicas y estados de ánimo. Habló de la soledad, del trabajo y cómo la voluntad a veces se debe manejar como si se tratara de un deber académico.

 tedx altamira women

Graciela Beltrán. Foto: Daniel Hernández.

Su palabra clave fue «resolver» porque eso significa que si bien adaptarse es una opción, continuar adelante también. Para ella, el ahora qué, más bien se trata del ahora ya porque solo así cree posible dejar atrás los miedos y las dudas.

Soñar desde la infancia

Los 20 minutos de Rodriga Flores fueron suficientes para entender que soñar también significa educarse. Su relato empezó así: «Nací pobre, mujer y negra». Es decir, nació con las características que estudios de brecha y movilidad social relacionan directamente como una desventaja. Sin embargo, la educadora remató que si bien eso la describía, no la condicionaba.

Flores llevó a la audiencia por caminos de análisis, risas y amor propio para invitar a las oyentes a pensar en grande, ya que solo así ve posible transformar realidades.

 tedx altamira women

Rodriga Flores. Foto: Daniel Hernández.

A través de metáforas, la presidenta de FUNDAMAD explicó que el talento hay que saber apreciarlo y estimularlo para que deje frutos. De ahí que su motivación principal sea la educación como motor para generar nuevas realidades.

«Los niños, niñas y adolescentes que están en situaciones vulnerables hay que verlos con todas las capacidades y potencialidades que tienen. Decirle que tienen oportunidades. La filosofía para ver al otro es la de la flor de loto, una flor que nace en el pantano, pero nunca se contamina y es hermosísima. Tiene muchos matices. ¿Por qué? Porque la educación puede hacer que la flor de loto esté allí, pero sin que se contamine», detalló.

Honrar la grandeza interior

Por otro lado, Gabriela Alfonzo puntualizó tres aspectos para dejar atrás la parálisis y las dudas, y encontrar aquello que aún resuena con las expectativas y metas de vida. Para ella la pregunta no se trata solo de ahora qué, sino de «dudo, pero ¿a qué costo?».

 tedx altamira women

Gabriela Alfonzo. Foto: Daniel Hernández.

Para buscar esa valía, la estratega de Liderazgo y Comunicación señaló que lo primero que hay que hacer es abrazar lo que se es: «Reconocerse no es ser vanidoso, es ser sinceros. Las dudas son el camino a nuestras certezas». También explicó que para avanzar se debe recorrer un largo camino, pero que en esos consiste entregarse. Igualmente, consideró que para asumir el talento hay que poner pausa a la información y actuar.

Sortear los problemas y obstáculos

La charla TED continuó con la periodista especialista en beisbol Mari Montes y Marianella Villena, gerente de recursos humanos de Pepsico, quienes detallaron cómo en un inicio pasaron por diversas dificultades hasta que se les reconoció como agentes de cambio y un referente. Entre las cosas que Villana rescató se encuentra el hecho de que hay momentos de la vida que son inesperados, que no se pueden controlar, pero han de asumirse con determinación y las ganas de aprender.

 tedx altamira women

Marianella Villena. Foto: Daniel Hernández.

Un ejemplo de ello lo dio Montes, quien contó cómo la primera vez que narró un partido beisbol en el estadio universitario de Caracas recibió abucheos, pero al día siguiente, y por siete temporadas más, regresó a demostrar que ella sí merecía estar en ese lugar.

Su recordatorio especial, y motivo para hacer frente a esa realidad, fue una frase que le dijo Gonzalo López Silvero, comentarista: «Ten presente que esto es un deporte dominado por hombres. Si yo me equivoco es un error, si tú te equivocas es porque eres mujer».

Mari Montes. Foto: Daniel Hernández.

Para terminar, destacó: «Siempre hay que intentarlo. Si te van a ponchar, que sea haciendo swing. Hoy agradezco ese abucheo del primer día».

Preservar lo que uno es

La ronda TED terminó con la cineasta Claudia Lepage, cuyas palabras se resumieron en identidad y cultura. La productora habló de sus motivaciones para emprender un proceso migratorio, su desempeño y vuelta a casa tras hundirse en una añoranza que pasó por momentos buenos y malos, pero que siempre la llevaban a donde pertenecía.

Claudia Lepage. Foto: Daniel Hernández.

Claudia Lepage destacó que se puede crecer en cualquier espacio, pero que es necesario estar donde tu cuerpo, mente y corazón se sienten a gusto. Por eso ella dejó en el cine una parte de sí misma que siempre la hizo pisar tierra: «Quería hacer cine basado en mi identidad. Hice La distancia más larga. Visité la Gran Sábana. Me sorprendió el verde de Caracas. Descubrí cosas que antes no veía del país».

La productora de Érase una vez en Venezuela, película que caminó hacia los premios Oscar, señala que si bien siempre amó su profesión, fue en y con Venezuela donde encontró el sentido completo a su labor: «Me emociona el sentido de responsabilidad de contarle el país a las nuevas generaciones»

El arte también dice presente

El evento culminó con una experiencia artística terapéutica que estuvo a cargo de Ivana Garrido, psicólogo, artesana en @anaviweb y coach integral. Con la actividad, se ofreció a los asistentes una experiencia de cierre llena de arte. El objetivo era pintar sus emociones y conectar de una forma profunda con los mensajes recibidos en las charlas.

El propósito de la obra será digitalizarla para hacer libretas artesanales y un porcentaje de las ventas obtenidas será donado a una fundación que contribuya con la defensa de los derechos de las mujeres y otro porcentaje para recaudar fondos para la edición número tres de TEDx Altamira Women.