<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Astronautas, sobreviviente del Holocausto y niños con cáncer dan lecciones para la cuarentena

A través de las experiencias de estas personas se busca envíar un mensaje al mundo sobre cómo pasarla bien y aprovechar estos días de aislamiento para evitar el avance de Covid-19.

Astronautas, sobreviviente del Holocausto y niños con cáncer dan lecciones para la cuarentena

Una víctima del holocausto que pasó dos años escondida en un pozo con poca comida, unos astronautas que realizan misiones de años y años en el espacio, submarinistas que resisten bajo el agua durante meses en espacios cerrados y niños expertos en quedarse en casa o en hospitales por condiciones de salud que lo exigen, envían un mensaje al mundo para pasarlo bien y aprovechar estos días de cuarentena para evitar el avance de la pandemia de Covid-19.

La Asociación Infantil Oncológica de Madrid (Asion) fue de las primeras instituciones en lanzar la campaña #ExpertosEnQuedarseEnCasa, cuyo mensaje se ha hecho viral en redes sociales. Los niños y sus familias comparten a través de diversos vídeos sus experiencias sobre cómo han aprendido a vivir el aislamiento para superar y enfrentar el cáncer. 

“Estar juntos es un regalo. Aprovéchalo”, es el mensaje de Alma, Mario, Oli, Carla, Héctor, Ibai y Cris, niños que han pasado por la experiencia de un cáncer infantil, y que por eso saben muy bien cómo quedarse en casa. Olivia y Alma, con dos inmensas sonrisas, preguntan a todos: “¿Estáis aburridos?”. Nos ofrecen un tour por casa para ver todas las actividades que podemos hacer como jugar a juegos o incluso hacer yoga. 

Héctor y Luis también son #ExpertosEnQuedarseEnCasa. “Hemos tenido que quedarnos en casa durante muchos años” ya que Héctor a tenido un sistema inmune muy débil durante mucho tiempo. Padre e hijo aseguran en su mensaje que tener buen ánimo es una clave fundamental, no solo para mejorar el sistema inmune y vencer el cancer, sino para facilitar el aislamiento en ocasiones como la actual cuarentena.

Otro vídeo compartido a través de redes sociales y que llegó desde Argentina a muchos rincones del mundo fue el de una abuela judía argentina, de 96 años, quien da un mensaje cargado de civismo al pedir a todo el mundo que respete la cuarentena estando en casa para evitar que Covid-19 continúe avanzando. 

 «Yo estuve tres años escondida en un pozo bajo tierra para que no me mataran (durante el Holocausto) y estuve dos años en el gueto. Sin bañarme y casi sin comer», ha explicado en una conversación grabada por su nieta, Connie Ansaldi. «¿La gente no puede aguantar dos semanas en su casa?», se pregunta sorprendida.

Otros casos que nos aportan ideas y, en momentos, consuelo ante la cuarentena son los consejos de los astronautas y submarinistas que saben muy bien lo que es vivir encerrados durante semanas e incluso meses y años. A esta iniciativa se ha unido la Agencia Espacial Europea, que ha realizado el evento online #SpaceConnectsUS, en el que astronautas, artistas y científicos dieron ideas sobre cómo pasar el confinamiento. El vídeo dura más de cinco horas, pero está lleno de lecciones. 

Para el astronauta estadounidense Scott Kelly, lo importante es «no tener demasiadas expectativas», «porque no sabemos cuándo va a terminar», ha explicado a la AFP desde Houston, en Estados Unidos. «Cuando estaba en la Estación Espacial Internacional (ISS), era por un año (…) Me esforcé en pensar que vivía allí, que formaba parte de este entorno, que era mi nuevo hogar». Kelly sugiere hacer «como si» se viviera en el espacio durante un año: «Tengo que tener un programa, levantarme a una hora normal, acostarme a una hora normal, ocuparme de mi trabajo si puedo hacerlo a distancia». Pero también hacer ejercicio y tomar el aire, incluso «sacando la cabeza por la ventana» como «rutina diaria». 

La sensación de estar en una «misión» es primordial, aconseja Vincent Larnaudie-Eiffel, excomandante de un submarino nuclear. Como en un submarino, «confinados en nuestros apartamentos, compartimos una misión que es la de proteger a los otros, protegernos, proteger al personal médico y tener éxito en esta dura prueba», ha señalado.  Pero «la dificultad es que el tiempo no tiene la misma duración. La víspera se parece al día siguiente, por lo que es importante es dar ritmo a nuestros días. Es necesario también que cada uno tenga su espacio. En un submarino, es una estrecha cama. En un departamento pequeño, es lo mismo».

Isabelle Autissier, la primera navegadora en dar la vuelta al mundo durante una competición, expresa con su mensaje que  nunca sintió «la soledad como una carga». «Porque yo lo elegí». Pero aquellos que están solos en casa por obligación, pueden quizás «aprovechar este momento para probar cosas nuevas: leer, escuchar música diferente, escribir su diario, hacer fotos, pintar o dibujar», ha recomendado. 

Artículo originalmente publicado en The Objective. 

La nocturnidad caraqueña perdió su rastro

La fogosa nocturnidad caraqueña, esa sucesión de acontecimientos donde se entremezclan poder, dinero, política y pasiones, siempre aderezada con la ingesta de licores de todas las categorías, llega a su segundo capítulo.